Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El Beto vivió el partido con JR y contó algunas perlitas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
10 de febrero de 2020
ole.com.ar
“Estuve con él y Rojitas, dos glorias del club, fue una caricia al alma”, dijo como si no fuese ídolo de Boca.

'Cuando entré al palco y tenía la camiseta con mi nombre fue una emoción tremenda. La verdad, el gesto de Román es una caricia al alma. Es para sacarse el sombrero'. Alberto Márcico es ídolo de Boca. La gente lo frena, le agradece, le pide autógrafos, lo ama. Sin embargo, quizás por un ratito, el Beto pareció estar del otro lado. Y la propuesta de Riquelme para que mirara el palco ante Atlético Tucumán con él, la vivió como si fuera un hincha común y corriente que recibe una invitación inesperada.

'Ni hablar cuando vi a Rojitas. Estar con esas dos glorias... Fue una gran noche', le cuenta a Olé, casi en el mismo tono. Márcico insiste, de alguna manera, en no ponerse a la altura de ellos. 'Yo sé que soy ídolo del club, pero no al nivel de estos dos monstruos. A Rojitas en algún momento llegaron a compararlo con Maradona. Román fue el último campeón de América, el máximo referentes de las últimas décadas. Son otra historia. Por eso para mí fue un honor estar ahí', asegura.

-¿Cómo lo viste a Riquelme ahora desde otro lugar?

-Muy bien. Pero muy bien, eh. Creo que era algo que el club necesitaba. Este cambio. Una persona de fútbol, que tiene respeto por los jugadores, que conoce, que sabe. Antes, con la anterior dirigencia, tenías que ponerte de rodilla para que te dieran una entrada. Ahora hay otra apertura.



-¿Hablaron de fútbol, del partido...?

-De todo, sí. De Boca, del partido. Insisto, a Román lo veo bien. Firme, decidido, natural. Hay un cambio. Y la gente también lo está notando. Hoy ves al socio de otra forma. Es así. Yo creo que ellos, que son hombres de fútbol, le van a dar al club lo que necesita. Pero va a llevar un tiempo acomodar todo, incluso lo futbolístico.

-¿Qué te pareció el equipo?

-Me gustó por momentos. Pero se nota que es un Boca más ofensivo, que tiene otra actitud, sin dudas. Hay un cambio táctico que va a costar trabajo, pero que se va a dar. A mí el juego en el ciclo anterior no me gustaba. Ahora es diferente. Fijate que entra Bebelo y juega por el medio, donde se siente más cómodo. Y no por los costados...



-¿Te gusta Bebelo Reynoso?

-Sí, mucho. Y a Román también. Me dijo que piensa que es uno de los mejores del equipo, le tiene mucha confianza. Yo también, pero creo que tiene que soltarse más, ganar confianza. Cuando logre ese salto, va a ser muy importante para el equipo.

-¿Le falta personalidad?

-Tiene que creérsela más. A veces, en la personalidad también te puede ayudar el DT. Y en este caso, tiene el apoyo de todos. En Boca hay mucha confianza en él. Tiene que dar el salto.

-¿Cómo lo viste a Russo en estos partidos?

-Me gusta. Además, si lo eligió Román y su gente, como el Chelo Delgado y Cascini, que son hombres de fútbol, por algo será. Pero me gusta. Es un tipo inteligente. Además, contemporáneo mío. Tuvimos mil batallas con Ferro y Estudiantes. Le está dando al equipo otro estilo. Le va a llevar tiempo. Pero hizo buenos cambios. Campuzano, Villa, la llegada de Pol Fernández. Es otra cosa.





-¿Ves que Boca puede pelearle el título a River?

-Creo que es el único que se lo puede pelear. Fijate que los demás equipos fueron perdiendo puntos. Y no podés darle esa ventaja a River. Igual, para mí, ellos también van a dejar algo en el camino en estas fechas. Así que Boca tiene que seguir ganando.

-Hablabas de un cambio en el club. ¿Te gustaría trabajar en Boca como le está pasando a otros ex compañeros tuyos?

-Boca dejó de se un club político para volver a ser un club de fútbol. Es así. Y ahora está más abierto para nosotros. Fijate que el Mono (Navarro Montoya), Blas Armando (Giunta) y Pico, que son jugadores de los 90, hoy pudieron volver a trabajar. Incluso Blas Armando estuvo trabajando con Beraldi, como yo, pero le abrieron la puerta igual. A mí me gustaría, claro. Sin dudas. Pero hay que dejar que trabajen ellos, que están haciendo las cosas bien. Verlos ahí me pone muy feliz.



Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?