Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El brote de Covid, que tantos líos le causó, ahora le juega a favor: el equipo de Russo tiene gran parte de su plantel inmunizado por al menos tres meses y son pocas las chances de volver a contraer el virus

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
21 de septiembre de 2020
ole.com.ar
Lo peor ya pasó. Boca llegó entero al reestreno en la Copa y, lejos de dar ventajas, jugó un partidazo en Paraguay para ubicarse primero en el Grupo H y empezar a pensar más allá de la primera fase de la Libertadores.

Ahora en Ezeiza todo es tranquilidad. Los testeos de esta mañana determinarán qué porcentaje del plantel se encuentra habilitado para viajar este martes a Colombia. Lisandro López ya se sumó al grupo y los últimos jugadores que contrajeron el virus ya cumplieron el aislamiento y se entrenan con normalidad bajo las órdenes de Miguel Angel Russo.

Así, el Xeneize corre con una importante ventaja de cara a lo que resta de la competencia. A diferencia de los otros equipos, la mayoría de los jugadores ya crearon anticuerpos en sus organismos y eso les garantizaría no volver a enfermarse por un lapso no menor a los tres meses. Es decir, hasta fines de noviembre, cuando ya se esté disputando la llave octavos de final.

Los científicos todavía no lograron determinar por cuál es el tiempo promedio de inmunidad en personas recuperadas. Según estudios, el plazo estimado es de entre 90 y 120 días, aunque no todos los sistemas inmunológicos responden de la misma manera. "No es lo habitual, pero ha habido pacientes que se enfermaron en dos oportunidades, aunque siempre a la distancia en el tiempo y con varios meses de diferencia. Esas personas, incluso, pueden llegar a presentar síntomas y contagiar, aunque por ahora son muy pocos los casos. De todos modos, se recomienda no abandonar las medidas de higiene y distanciamiento", explica el infectólogo Diego Mirra, consultado por Olé.

Luego de los testeos de hoy, Russo tendrá un panorama más claro acerca de los jugadores que podrán jugar en Medellín. De los últimos contagiados, Obando, Avila y el pibe Zeballos (el otro era Weigandt, que pasó a Gimnasia) ya están para jugar pero hay que ver si siguen dando positivo o no y si se les permite viajar. Y de los arqueros es casi un hecho que tanto Rossi como Javi García podrían subirse al avión. El riesgo, ahora, lo corren aquellos jugadores que dieron siempre negativo, ya que son los más expuestos al contagio: Zambrano, Mas, Campuzano (todos titulares en Paraguay), Capaldo, Cardona, Maroni, Villa (no es tenido en cuenta) y los juveniles Roldán, Varela, Medina y Molinas. ¿El cuerpo técnico? El único inmunizado es Leandro Somoza, quien reemplazó a Russo contra Libertad.

Boca es el equipo de la Copa que más infectados tuvo durante la pandemia. Contando a Carlos Tevez y Agustín Almendra, contagiados antes de entrar a la burbuja, son 24 los futbolistas que Russo puede contar con seguridad de acá hasta el final de la fase de grupos. Andrada, Rossi, Javi García, Roffo, Buffarini, Jara, López, Izquierdoz, Avila, Mas, Fabra, Marcone, Almendra, Salvio, Pol, Obando, Zeballos, Carlitos, Soldano, Abila, Zárate, Bou, Retegui y Gerzel.

"Lo ideal hubiera sido que nadie se contagiara. Pero si tocaba, era preferible dejar atrás esta situación ahora y no en el transcurso de la Copa. Igual, seguimos respetando los protocolos porque no queremos tener más casos y menos estando Miguel de por medio", le dijo a Olé una fuente dirigencial, preocupada por la salud del entrenador que es doble agente de riesgo por su edad (64 años) y por haber enfrentado una grave enfermedad en 2018.

Reanudada la competencia, quienes tienen todo para perder son los demás equipos, posiblemente los que más recaudos hayan tomado y mejor hayan hecho las cosas durante la cuarentena. River, por ejemplo, tuvo un solo jugador infectado: Casco, que se perdió el partido en San Pablo y tampoco estará el martes frente a Binacional. Y el resto de los conjuntos argentinos atraviesa una situación similar: en Racing se contagiaron el pibe Cáceres, Soto, Banega; en Defensa, Duarte y Gallardo; y en Tigre, Cardozo, Cachete Morales, Bolaño y Leizza. De los candidatos a ganar la Copa, Flamengo tuvo 13 casos positivos a principios de julio; Inter tuvo cuatro y Gremio sólo debió aislar a su delantero Diego Souza, ya recuperado.

Boca, ahora, corre con ventaja. Ni el virus pudo sacarle el invicto a Miguel...

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?