Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Aunque una victoria ante Patronato lo acercaría a los de arriba, el Mellizo utilizará el partido del sábado para examinar a Tevez, Cardona y Zárate.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
17 de noviembre de 2018
clarin.com

¿El premio? Reemplazar a Pavón ante River.

La búsqueda del tricampeonato local es uno de los objetivos de Boca. Pero con la obsesión de la Copa Libertadores fijada en la sien, la Superliga se transformó desde hace fechas en el gran banco de pruebas para Guillermo Barros Schelotto. Y también lo será el juego ante Patronato, más allá de que un triunfo puede acercarlo a la parte de alta de la tabla.

En la mente del DT no hay otra cosa que esa final contra River. Piensa esquemas, dibuja tácticas, analiza estrategias y pone y saca apellidos entre las opciones. El mazo es grande, pero muchas cartas ya están en las manos del entrenador, quien preservó a buena parte de los que saltarán en el Monumental para ir por la séptima Copa.

Pero en Brandsen 805 habrá pruebas. Una oficial, por los puntos, y no en esos entrenamientos en los que esos de pechera de un color corren más que los otros para ganarse un lugar entre los titulares. Guillermo busca al reemplazante de Pavón y por eso puso los ojos en tres apellidos.

Carlos Tevez creció en la consideración popular por un buen ingreso ante River, por su arenga y porque muchos creen que su lugar entre los titulares puede absorber presiones que a otros les pueden pesar. En lo futbolístico cuesta encontrar buenos partidos en este semestre. Incluso en juegos en los que se le dio el protagonismo en la Superliga lució apagado. Pero ante Tigre, con dos goles y con su rebeldía en La Boca, volvió a mostrar los dientes. Y un buen partido contra Patronato lo puede posicionar con ventaja para la revancha con River.



Claro que también habrá una libreta para anotar la tarea de Esteban Andrada, la participación de Julio Buffarini (¿jugará por Jara en el lateral derecho o aparecerá como volante?) y la de Fernando Gago, a quien el cuerpo técnico considera una opción si Pablo Pérez vuelve a tener una semana con entrenamiento diferenciado por su molestia en el talón derecho. Pero Guillermo busca otra cosa: quiere saber a quién usará para lastimar.

Con el doble nueve en jaque por un tema físico (el DT cree que desgastar a Ábila y Benedetto puede condicionarlo para el desenlace de un juego que puede tener alargue), las alternativas tienen al Apache como apellido de peso pero a otros dos hombres que pueden estar desde el inicio.

Uno es Edwin Cardona (44 partidos y 10 goles en Boca), quien perdió lugar en el último tiempo pero que puede volver en el momento indicado. Su último partido por la Copa fue en la vuelta ante Cruzeiro, en Belo Horizonte. Jugó apenas 10 minutos. No es titular por la Libertadores desde el juego de ida ante Libertad, por los octavos de final e incluso se quedó afuera del banco en la serie contra Palmeiras.

¿Por qué podría reaparecer el colombiano? Adaptado a lo que es jugar por las bandas, sus bajos rendimientos en los partidos de la Superliga se debieron a la falta de confianza y no a una merma en su nivel. Volvió con gol ante Tigre y estuvo entre los citados para la primera final. Capaz de resolver un partido desde una pelota detenida (¿también para los eventuales penales?) o con la media distancia, su jerarquía individual puede aportarle al equipo.

A Mauro Zárate lo espera un partido decisivo. El más importante de su corta estadía en el club y que puede marcar el futuro inmediato. Con ascendencia en el equipo con su arribo (3 goles en los primeros 3 partidos de Libertadores) pero diluido hasta quedarse en el banco en la primera final y no ingresar, su participación en la Superfinal de Núñez puede ir desde la titularidad hasta una pieza de recambio. 'A Tevez no le iba a costar entrar y meterse rápido en el partido', fue la explicación de Guillermo después del 2 a 2 en La Boca. Sabe que la conexión de Zárate con el pulso del equipo es discontinuo por sus búsquedas individuales. Eso que puede ser una virtud para incluirlo, también es el defecto que puede dejarlo afuera.

Patronato no será un sparring. Luchará y complicará a Boca en cada sector. Pero solo por esta vez, al bicampeón argentino le importarán poco los puntos que se lleve al vestuario. El DT quiere ver a los suplentes. De ellos depende transformarse en titulares.

Riquelme en YouTube
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?