Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Pablo Abbatángelo, dirigente con larga historia vinculada al Templo xeneize y que coordinó tiempo atrás el relevamiento inmobiliario, aporta su mirada sobre el proyecto de Ameal y la compra de las propiedades vecinas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
28 de marzo de 2021
ole.com.ar

La reforma y ampliación de la Bombonera siempre es un tema candente en el Mundo Boca.

Pero este viernes estalló cuando Olé reveló el lazo entre el club y el gobierno de China para avanzar con la financiación de las obras para construir la cuarta tribuna y llevar el estadio a 80.000 espectadores. "Tremenda la repercusión que tuvo la nota, creo que tiene que ver primero con una necesidad y segundo con una ambición", le dice el dirigente Pablo Abbatángelo a Olé, no bien comienza la charla.

Abbatángelo es arquitecto, integra el colegio inmobiliario que en 2018 realizó el relevamiento de las dos medias manzanas linderas al estadio y por sobre todas las cosas preside la agrupación política La Bombonera, una de las que acompañó a Ameal en las pasadas elecciones y que justamente debe su nombre a la lucha que comenzó en la década del 60 por no construir un estadio en otro lugar.

"La agrupación nació en 1969 con ese objetivo que hoy se generalizó", cuenta Abbatángelo. "Fue cuando Alberto Armando pretendió hacer un nuevo estadio en la Ciudad Deportiva (en Costanera Sur) y las fuerzas vivas del barrio reaccionaron en ese sentido, profesionales, comerciantes e hinchas decidieron conformar agrupación política para denostar la idea porque entendieron que el feedback gente, club y barrio era primordial", agrega.

-¿Sienten que hoy en día existe una necesidad y ambición muy grande por la ampliación?

-En el día a día es uno de los requerimientos. Como la vacuna al pueblo argentino. Para el pueblo boquense es el estadio. Y realmente nos llena de orgullo que ese eslogan "de la Bombonera no nos vamos" que nació en los 60 haya calado tan hondo en el hincha y pretenda mantenerla tradición, historia y épica, algo que es único e irrepetible en el mundo.

-Siempre te mostrás muy optimista con la posibilidad de ampliar...

-Sí, me dicen que soy optimista y cómo no voy a ser... Si hicimos eso en los años 30 y a mediados de los 80 tuvimos el estadio clausurado sin un mango. y logramos repararlo. Yo fui la cara visible de esa reparación. Hay que rescatar el espíritu de cuerpo y dejar de lado el individualismo.

Justamente fue su papá llamado también Pablo Abbatángelo el que propuso el nombre de la agrupación, ya que el leimotiv era no dejar el Templo xeneize. Y su abuelo Camilo Cichero, que fue presidente del club, fue el que puso la piedra fundamental en los años 30.

"Mi abuelo hipotecó su casa, donde vivió mi madre hasta 2019 que falleció. Estuvo hipotecada como la casa de todos. Eso es convicción. Y su familia, esposas e hijos estaban conscientes y lo tomaron como algo natural. Mi vieja tenia 8 años en ese entonces y hablaba de la construcción del estadio como cualquier persona que está edificando su casa. Y ese espíritu es el que hay que rescatar, más allá de grupos económicos", explica el directivo de la agrupación.

-¿Qué lugar tenés actualmente en este proyecto de reforma?

-La institución toda, con esta pandemia, no está funcionando como todos quisiéramos. Quiero entender que es por la pandemia... Me tocó en el periodo anterior, estando en las antípodas del pensamiento de Angelici, coordinar la labor de los profesionales que hicieron el relevamiento. El trabajo está hecho y a disposición del club. Entiendo que la anterior gestión no tuvo voluntad política, tuvimos infinidad de reuniones, nos escucharon, pero la idea de ellos era otra, y respeto ideas en contrario. Ahora estamos en sintonía con la actual condición y solo es cuestión de empezar. Están dadas las condiciones para hacerlo. Esta pandemia hizo que el mercado tuviera una retracción, por lo que estimo que valores de 2018 están en un 15 o 20 abajo en dólares. La situación es la ideal.

-Hay vecinos que avisaron que quieren el triple de lo tasado.

-Lo que hemos sondeado, hay un 63% que tiene los huevos al piso de vivir frente a cancha, un 22% que tiene problemas de papeles pero no graves y un 15% que está más firme y más duro, y es el que se hace escuchar, son 19 unidades funcionales de 129. No es dramático. Y adoptaron una postura especulativa, lo respeto, pero si vos comprás, demolés todo lo comprable y demolible, no va a quedar otra alternativa que terminen vendiendo. Venden a Boca o no venden a nadie. Y no hablo de expropiación, porque nací en el barrio y conozco bien a los vecinos.

Riquelme en YouTube
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?