Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

En el Xeneize sonó la alarma: es el único equipo del Grupo H de la Libertadores que no tiene fecha de regreso a los entrenamientos.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
18 de junio de 2020
ole.com.ar
Ramón Díaz ya trabaja con Libertad y saca una ventaja. Mirá acá los detalles.

Ramón levanta los pulgares, el barbijo apretujado no alcanza para tapar una sonrisa pícara -una de sus marcas- que le ilumina la cara. El Pelado Díaz está en su salsa. Volvió a lo suyo, el fútbol, para entrenar a su equipo, Libertad de Paraguay, próximo rival de Boca en la Copa. Aquí es donde habría que detenerse en el término. Lo de 'próximo' no aplica en este caso como sinónimo de 'cercano', sino como el que el equipo de Miguel Angel Russo​ deberá enfrentar cuando reanude la Libertadores más larga del mundo, como quizá la calificaría el inolvidable Gordo Soriano.


Ramón sonríe porque huele el juego que se viene y ahí se mueve como pocos. La guerra fría de especulaciones en torno a fechas y regresos ya empezó, al menos en los sótanos del fútbol sudamericano. Y mientras algunas federaciones se rompen la cabeza para definir protocolos y en otras hacen la plancha, en Paraguay la actividad post pandemia recomenzó. Ventaja Ramón.




Y acá es donde dentro de Boca se activó la preocupación, latente desde que en la Argentina comenzó el aislamiento preventivo y obligatorio, hace ya 91 días. Miguel Russo y su CT siempre miraron de reojo a Brasil, cuyos equipos tuvieron un parate mucho menor por el coronavirus y comenzaron a entrenarse a principios de mayo. En el Xeneize consideran como los principales rivales en esta Libertadores y no quieren llegar en desventaja competitiva con ellos cuando se reanude el torneo.

Pero la situación empeoró en las últimas horas. Primero, por la declaración de Claudio Tapia, presidente de la AFA, que le puso paños gélidos a un eventual regreso a los entrenamientos. 'El fútbol volverá cuando todo el país esté en fase 4 de la cuarentena', dijo Chiqui, en momentos en el que el AMBA se encuentra en fase 3 con serias chances de retroceder antes que de avanzar.


Entonces, Boca observa que los equipos que son sus rivales del grupo H (además de Libertad, Deportivo Independiente de Medellín y Caracas de Venezuela) están entrenando o ya tienen fecha para hacerlo, mientras que en la Argentina la situación se plantea en meses y no en semanas... Aquí, la situación caso por caso.



Paraguay: el país hizo cuarentena desde el 11 de marzo y tuvo un bajo impacto de casos (1.289 hasta ayer) y fallecidos (12, una sola víctima fatal en el último mes). Inició la fase 3 de la 'cuarentena inteligente' con la apertura parcial de bares y restaurantes. En este marco, la Asociación Paraguaya de Fútbol trabajó con los 12 médicos de los equipos de Primera División. Y se involucró de lleno: aportó 30 test semanales (a un costo de 80 a 100 dólares cada uno) para que cada equipo les haga pruebas a sus jugadores. Hasta la semana que viene, las prácticas son de a grupos pequeños y en diferentes bandas horarias. Ramón los agrupa por posición: arqueros, defensores, mediocampistas y delanteros se van rotando. En Olimpia, por ejemplo, hay grupos que lo hacen en el club y otros vía Zoom. Eso sí, si todo continúa igual, los entrenamientos se normalizarán la semana que viene.

Colombia: se sumó a la lista de países sudamericanos que anunciaron la reanudación del fútbol. Lo confirmó ayer el Ministro del Deporte cafetero, junto con la aprobación del protocolo sanitario que deberán seguir los clubes. La idea es arrancar con los entrenamientos en julio y volver a las canchas en agosto a puertas cerradas, siempre que no se dispare el pico de contagio por coronavirus.

'Serán protocolos estrictos, que este miércoles (por ayer) se entregarán a la Federación. En julio veremos si se pueden hacer los entrenamientos grupales y veremos si en agosto comienza la Liga, como se ha hablado, dependiendo de cómo estén las curvas epidemiológicas’', afirmó el ministro Ernesto Lucena.



El torneo Apertura colombiano fue suspendido a mediados de marzo, cuando el gobierno decretó la emergencia sanitaria. Tres meses más tarde anunciaron la reanudación de las prácticas individuales y ahora los clubes, en conjunto con la Federación local, deben definir el sistema que se adoptará para terminar el torneo y las sedes . Hasta el martes, Colombia registraba 54.931 infecciones y 1.801 víctimas fatales.


Venezuela: el ministro del Deporte, Pedro Infante, publicó la información de cómo trabajará la Federación Venezolana a partir de ahora, con la flexibilización que estableció Nicolás Maduro​ desde este lunes, en la que se incluye el regreso del torneo de fútbol. Los presidentes de los clubes ya elaboraron un protocolo de entrenamientos. Y hacia fin de mes se conocerá el cronograma del torneo, que se suspendió en la fecha 6. Venezuela tiene más de 3.000 casos y 26 muertes.

Mientras Boca​ tiene una certeza: que no tiene certezas de cuándo se sumará a la nueva normalidad.





¿Cuánto sabes de Riquelme?