Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El peruano que se recupera de una fractura contó la intimidad del encuentro de su madre con Román y el particular mangazo que le hizo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
10 de abril de 2020
ole.com.ar

Conocé acá la historia completa...¿Qué le pidió la mamá de Zambrano a Riquelme?

Marilini Ochandarte de Zambrano es la madre de Carlos. Y como para Román, lo que diga y haga es palabra sagrada para el peruano que fue el segundo refuerzo de Miguel Angel Russo. Sin embargo, el marcador central que se recupera de una fractura en las costillas reveló un secreto que tenía bien guardado porque le daba calor contarlo... 'Cuando llegamos a la Bombonera para firmar mi contrato con Boca, mi mamá no dijo ni hola y lo primero que hizo fue ¡pedirle una foto a Riquelme!', reconoció.


Hincha de Boca de chico (y de Alianza Lima en su país) porque le gustaron 'los colores y que sea un equipo del pueblo', y admirador de Norberto Solano, Pereda y sobre todo de Julio Meléndez, referente xeneize que jugó a fines de los 60' y principios de los 70 y de quien le habló su papá, Zambrano contó que el sentimiento azul y oro es de toda su familia. 'Mi mamá sabe mucho de fútbol y obviamente lo vio jugar a Román y sabía de él. Por eso le pidió la foto enseguida. Estábamos el presidente (Jorge Amor Ameal), Riquelme y nosotros. Me dio un poco de vergüenza', cuenta el central de 30 años que debió ser operado después de sufrir las fracturas de la séptima y octava costilla (más neumotórax secundario a contusión pulmonar) en el partido consagratorio ante Gimnasia LP.







Sin embargo, eso no fue sólo lo único que dijo de Riquelme. 'Román no es de hablar mucho, las pocas veces que viene al entrenamiento lo hace para cosas puntuales, a motivar a los chicos, aunque la mayoría cuando le ven se siente nervioso, saben que es un ídolo muy grande. El, junto a Bermúdez, el Chelo (Delgado) y Cascini dejaron la vara muy alta del club, estuvieron en la época dorada. Hoy nosotros queremos ir logrando eso poco a poco', contó el Kaiser, como lo apodaron en Alemania y también recordó el día que jugando Eliminatorias en 2010 con su selección debió marcar al Topo Gigio (¡y a Messi!) en un Argentina-Perú... 'No tocamos ese tema porque ese día a ellos les fue bastante mal, jaja. Era muy difícil marcarlo, es un jugador que siempre cubrió bien la pelota. Casi nadie se le sacaba a roman. Lo mismo que Messi, al que también enfrenté: en el uno contra uno, de diez veces te va a pasar 11. Le tenés que jugar con pierna fuerte porque no le gusta que le toquen'.

Además de reconocer que Riquelme le confesó que Ricardo Gareca ('Si está enfocado el Flaco (por Zambrano) te va a dar muchas satisfacciones'), DT de Perú, le dijo que podía confiar en él y que por eso Boca le daba toda su confianza, y en su diálogo con ESPN, el defensor peruano también se refirió al otro ídolo que hoy está dentro del club. 'Carlitos es un 10 como persona, es la voz de mando que tenemos en el vestuario, siempre está a la orden de todos nosotros, dando consejos. Es un experimentado, la imagen a seguir', contó.





Zambrano ya entró en la etapa final de la post operación y avisó que en estos días ya está para comenzar con los primeros movimientos. 'Me siento mucho mejor, ya pasaron prácticamente cuatro semanas, me siento en condiciones de comenzar a hacer algunos trabajos, pero sin el okey del doctor aún es complicado', dijo. Y agregó: 'Ahora tengo unos últimos controles y chequeos, y espero que me den positivos para empezar a hacer algo en casa como todos mis compañeros. Yo creo que ya puedo tener movimientos. Me quiero poner ne forma nuevamente, necesitaré unos diez o 14 días'.

Por otro lado, Zambrano contó que 'el profe Miguel (Russo) me llama una vez por semana más o menos porque todos quedaron preocupados por la lesión', que 'también están pendiente de mí los asistentes, los profes y hasta me llamaron el Chelo (Delgado) y el hermano de Riquelme (Cristian)' y también confesó que se quedó con ganas de festejar el campeonato... 'Fue triste no poder festejar en ese último partido. En el pitazo final salté de emoción y me dolió todo por la fractura, después quise dar la vuelta olímpica y no pude, me quede con mi familia en la mitad del campo. Encima... ¡Me tocó el control antidoping! y me perdí la foto del vestuario', dijo. La que no se quedó sin foto, por lo visto, fue su mamá.








Riquelme en YouTube
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?