RIQUELME

La historia detrás del Topo Gigio de Riquelme que desenmascaró la pelea con Mauricio Macri en Boca

La historia detrás del Topo Gigio de Riquelme que desenmascaró la pelea con Mauricio Macri en Boca
tycsports.com
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Hace ya más de 22 años, un gesto desafiante del Diez quebró su relación con el ingeniero y aceleró su salida del Xeneize. Ahora, en medio del fuego cruzado de ambos lados, vuelven a enfrentarse cara a cara por la presidencia del club.

Juan Román Riquelme vs. Mauricio Macri, otra vez cara a cara. El fuego cruzado no para entre las dos caras más importantes de las fórmulas que chocarán en las elecciones de Boca el 2 de diciembre. Será una lucha a mano en las urnas en pleno 2024, pero cuya pica tiene su origen muchos años atrás. La picante relación entre el ídolo xeneize y el exmandatario de la Argentina data de sus días como jugador-dirigente, allí por fines de la década del 90, pero el punto más candente que desenmascaró esta interna que sigue más vigente que nunca hasta hoy yace en el recordado "Topo Gigio".

¿Qué pasó en aquel Superclásico en el que "explotó" todo? Todo salió a la luz el 8 de abril de 2001, ni más ni menos que en pleno partido contra River. Riquelme convirtió el segundo tanto del triunfo por 3-0 en el Clausura de aquel año y lo festejó de cara a la platea haciendo la celebración que patentaría en señal de queja hacia el ingeniero.

El clásico y la contundente victoria azul y oro casi pasó, increíblemente, a un segundo plano con el transcurrir del tiempo. Los reflectores de La Bombonera se quedaron con el N°10, manos en las orejas y ojos clavados en una de las tribunas. El ídolo de Don Torcuato, fiel a su estilo, pensó y planificó cada paso de ese festejo. Corrió hasta la mitad de la cancha, detuvo furiosamente su marcha, puso sus dos manos detrás de sus orejas y se mantuvo inmóvil en esa posición escuchando el alarido de la multitud. Su mirada desafiante apuntaba a un sector estratégico: el palco oficial, donde a excepción de Macri, presidente del club en ese momento, estaba gran parte de la comisión directiva.



En la nota post partido en el campo de juego Román fue consultado por ese tema y esquivó el conflicto, pero ya nada podría ocultar la ruptura. "Por nada en especial, solamente que a mi hija le gusta el Topo Gigio y nada más", había ironizado.

¿Cuál fue la genésis de esa feroz pelea que detonó ese 8 abril? La bronca de Riquelme hacia la dirigencia comenzó tras un pedido del enganche: quería un reconocimiento de dinero importante por los logros obtenidos, algo más de dos millones de pesos o dólares, que en aquel entonces era exactamente lo mismo. Boca venía de alzar tres torneos locales, dos Libertadores y una Intercontinental al ritmo de su diez. Por entonces, su entorno aseguraba que recibía la misma prima que un juvenil del plantel, 240 mil pesos…

Macri, por su parte, argumentó que el contrato firmado y vigente había sido acordado por ambas partes y no ameritaba modificaciones. De hecho, hace unos años el exmandatario de la Nación reveló la intimidad de la pelea con el diez en su libro Pasión y Gestión en el que detalló los 12 años en la Ribera que lo catapultaron a la jefatura de gobierno porteño, primero, y a la presidencia del país tiempo después. "Boca, los problemas de la fama, hoguera de las vanidades. Riquelme, una pieza clave, sí. Pero de pronto empezaron las dificultades. Tema: el sueldo", introducía el ingeniero en la publicación.



"Siempre lo tomé como un gesto simpático, como una forma distinta y ocurrente de festejar y a la vez de protestar, y nunca como un agravio. En todo caso, no le adjudiqué demasiada importancia", dijo en su momento.

En palabras de Macri, el conflicto fue así: "Quería ganar más y Boca (sin discusiones ni tironeos) se lo aumentó al mismo nivel que el resto del equipo. Sin embargo, no sé porque extraña razón dijo públicamente que seguía cobrando el sueldo mínimo [...] El periodismo, cada vez más incisivo y preciso en sus investigaciones, consiguió una fotocopia del recibo de sueldo de Riquelme, que hablaba muy claro: cinco mil cien pesos mensuales y no los mil quinientos que él insistía en declarar. Eso lo fastidió mucho y la situación se tornó muy tensa".

A raíz de eso, hubo una oferta de la dirigencia pero nunca llegaron a buenos términos: "Propusimos duplicarle el contrato. No alcanzaba. Entonces, lo triplicamos. No alcanzaba. Quería ganar más que nadie. Como consideré que no había argumentos futbolísticos ni comerciales para que ganara más que Barros Schelotto o que Palermo, rechacé su pedido. A partir de ese momento dejó de hablar conmigo y ni siquiera me saludaba. Y después de cada gol empezó a hacer el famoso gesto del Topo Gigio".

El adiós de Riquelme de Boca tras el Topo Gigio y la pelea con Macri
Los 26 millones de dólares que el Barcelona pagó por su ficha, récord hasta ese momento para el fútbol argentino, más la decisión de Macri de anunciar un techo salarial inamovible para el plantel, aceleraron la salida del ídolo de Boca. Una partida que a esa altura, pese a tanta gloria conseguida, ya tenía carácter de impostergable.

Riquelme regresaría a la institución a principios de 2007 tras un paso previo por Villarreal, con Macri ya totalmente volcado hacia la política nacional -a fines de ese año comenzaría la gestión en la Ciudad-. Desde entonces, cuando Román decidió meterse en la gestión del club, se han enfrentado constanemente con críticas cruzadas de ambos lados. "Volvimos a ser un club de fútbol, ya no están los que lo usaban para otra cosa", ha repetido insistentemente el Diez sobre el ciclo que finalizó en 2019. Ahora, la disputa suma un nuevo capítulo en las elecciones con viejas heridas que nunca se cerraron.

MÁS NOTICIAS DE RIQUELME
Los mejores saludos en redes a Riquelme por su cumpleaños 46
Los mejores saludos en redes a Riquelme por su cumpleaños 46

Fue campeón de la Eurocopa y le mandó un mensaje a Riquelme: Me gustaría jugar en Boca
En las últimas horas, el futbolista que fue campeón con Italia le mandó un claro mensaje a Riquelme. ¿Lo llamará para Boca?

El golazo maradoniano de Thiago Almada en la MLS que ilusiona a Boca: ¿guiño a Riquelme?
Mientras se habla de la posibilidad de su pase al Xeneize, el jugador de Atlanta United marcó un golazo descomunal y mandó ¿un mensaje a Buenos Aires?