Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
Gallardo no me cae bien, pero escucho de Riquelme que le ganamos al Mineiro y quiero cabecear el TV
tycsports.com

Gallardo no me cae bien, pero escucho de Riquelme que le ganamos al Mineiro y quiero cabecear el TV

¿Cuánto sabes de Riquelme?

Estudió periodismo deportivo, pero prefirió dedicarse al humor. Hoy es uno de los streamers del momento.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
27 de noviembre de 2021
tycsports.com

Miles de personas siguen sus directos y fue el creador de "Ankara”, el nuevo apodo de Messi.

Este periodista conoció al personaje mucho antes de que se transformara en lo que es en la actualidad. Fue hace unos 10 años atrás y el acercamiento fue a través de un correo. En aquel tiempo el entrevistado todavía no era conocido como Luquitas Rodríguez. Su anhelo era estudiar periodismo y por eso es que estableció contacto para ver dónde y qué le convenía estudiar. Esta anécdota, él se encargó de recordarla.

“Estudié periodismo deportivo en TEA. Ni bien terminé el colegio secundario le mandé mail a muchos periodistas y uno de los pocos que me contestó fuiste vos, por eso al toque te dije que sí a esta nota. Te consulté para ver si estudiaba periodismo deportivo o periodismo general. Me dijiste que estudiara periodismo general, pero decidí anotarme en TEA para la carrera de periodismo deportivo. Igual al año dejé. Me sigue gustando el periodismo, pero en paralelo descubrí el stand up y eso me gustaba más. Y siento que en esta última etapa se unieron los dos caminos, el del humorista y el del periodista. Más que nada por una cuestión organizativa”, recuerda Lucas.

Las categorías nos ayudan a ordenar los pensamientos, a sistematizarlos. A ubicar funciones. A Luquitas se lo podría encuadrar como influencer, comunicador, entretenedor, pero él prefiere que se lo vea como un humorista: “Uno ocupa distintos roles, pero yo me siento un humorista y ojalá en algún momento pueda ser un artista. Puede que sea un entretenedor, influencer, comunicador, pero básicamente lo que soy es un humorista. Hace 11 años que hago comedia. El humor es dar vuelta lo conocido, pero es clave conocer el verso de ese reverso”.

- ¿Y cuándo fue que lograste cierta notoriedad?

- Arranqué primero con Rober Galati, que es mi compañero de videos y eso adquirió cierta popularidad. Y este último año, y el anterior, logré más relevancia por el streaming pero fue todo gradual. De enero para acá empecé a crecer como figura de internet. La realidad es que con los videos de Rodríguez Galati es que me empieza a saludar la gente por la calle.

- ¿Cuándo surge tu explosión en Twitch?

- Empecé a hacer Twitch en la cuarentena porque no sabía que iba a suceder con el teatro, porque pensaba que eso podía ser una vía laboral. Pero desde la cuarentena hasta principio de año no tenía una explosión. Fue una cuestión de aprendizaje. Confío bastante en eso, en la prueba y error constante. Cuando más escucho a mi intuición es cuando sale mi mejor versión. Tuve un camino de adaptación en que no le encontraba la vuelta, no me sentía cómodo en la plataforma. Y finalmente lo fui encontrando y hoy es mi principal trabajo.

- ¿En contraposición con lo serio, no crees que a veces se menosprecia el humor?

- Es cierto, muchas veces se ha menospreciado al género del humor. En la vida es más fácil ser respetado si uno se hace el serio, que si alguien vive la vida con humor o hace reír. Yo intentó siempre sacarle gravedad a las cosas. Me río de mí mismo. Es la herramienta que uno adquirió de chico. Yo siempre valoré que alguien sea gracioso. La vida es una tragedia, las reglas son claras y duras. El humor no es tirar la pelota afuera. Yo me rio y soy consciente de lo malo. El humor sirve para afrontar lo malo.

La explosión de las nuevas tecnologías permitió un fenómeno que antes era impensado. En esta nueva modernidad no se necesita de los medios tradicionales para generar contenidos. Cualquiera puede convertirse en su propio medio para emitir un mensaje. Y en esta posibilidad que se abrió, Luquitas Rodríguez encontró su camino.

"Este último año me di cuenta de que soy mi propio medio. La verdad que de chico quería trabajar en TyC Sports. Yo sentía que eso era llegar. Ir a cubrir un Mundial para el canal para mí era lo máximo. Era decir se terminó el partido, y hoy en día no lo tengo como prioridad. Hoy quiero ir a cubrir el Mundial para mí. Si es cierto que tuve mucha suerte, me tocó este tiempo y estar justo en ese lugar. Más allá de la lectura que hice, a tu generación de periodistas no le tocó este cambio de paradigma”, analiza Lucas.

- Vivís de esto. ¿Cómo es tu cotidianeidad?

- Sí, hoy este es mi trabajo muy estable. Termino esta nota y debo stremear dos horas porque tengo un contrato que establece una cantidad de horas por mes y una cantidad de días. Por eso tan libre no soy. Y a la noche tengo teatro.

- ¿Cómo te cae cierta gente que banaliza el trabajo de ustedes?

- No tengo un encono grande. Creo que viene desde el desconocimiento y de una pizca de envidia a esta situación en donde un grupo de personas con pocas herramientas consiguen relevancia. No creo que Gustavo López esté en su casa diciendo "qué ganas de ser Coscu". Yo sé lo que vale mi trabajo entonces la valorización de un externo no me llega. Por otra parte, creo que es lógico que haya cierta resistencia, no me parece mal, porque esa resistencia también la ejerzo yo. En algún momento voy a tener 45 años y voy a decir "mirá este pendejo de mierda lo que hace" (risas).

- ¿Y cómo interpretas lo que ocurrió entre Ibai Llanos y Gustavo López?

- Lo que sucede es que el futbolista siente que Ibai es un par o alguien que no le va a intentar sacar un título. Igual me parece que indagar es la tarea del periodista. No lo veo mal. En ese sentido corren con desventaja los periodistas porque el protagonista dice "voy con Ibai que la paso bien, me va a tratar de igual a igual, me rio con el chabón y voy a tener una llegada mayor". Es mucho más cómodo para el protagonista. Hay otro registro. Lo que hacemos nosotros no tiene que ver tanto con una tarea periodística, es más una tarea de entretenimiento. Creo que si Ibai le llegará a preguntar algo incómodo por ejemplo al Kun Agüero, rápidamente lo empezarían a ver de costado.

- ¿Te consideras futbolero?

- No soy termo. Me defino muy futbolero para el que no lo es y poco para aquel que es muy futbolero. Soy anfibio, eso me permite entrar y salir. Soy hincha de Boca, pero lo que más me interesa son la Copa Libertadores y el Mundial. Soy hincha de la Selección. En mi infancia fueron muy importante los mundiales.

- Te escuché decir que sos maradoniano.

- Con Diego me pasa algo especial, es como que excede al fútbol. Yo no lo vi jugar, pero ha sido el único famoso que me construyó por una cuestión de mi historia seguramente y por la propia del país. La figura de Diego dentro de la cultura popular generó que tenga una relación muy cercana con el mito, con el personaje, que no es una relación como con un futbolista.

- Y por ser contemporáneo de Messi, ¿sos messista?

- Messi es el mejor jugador que me tocó ver a mí y no creo que pueda ver otro como él. Es una bestia atómica pero no tengo esa relación cómo con Diego. Lo amo como también amo a Riquelme.

- ¿Tenés relación con algunos jugadores?

- Con algunos. Por ejemplo tengo relación con Paredes pero intento no hinchar las bolas.

- ¿Sabés si Messi vio algo de lo qué haces?

- No lo sé. Supongo que con lo de “Ankara” algo le llegó.

- ¿Y cómo surgió lo de Ankara ?

- Hay un relato de gol de Messi al Getafe, que el relator en catalán dice “Ankara Messi”, y yo en streaming empecé a decir boludeando Ankara Messi. Y después Argentina termina saliendo campeón de América con Messi rompiéndola toda y medio como que quedó ese apodo. Y creo que eso le llegó porque estuvo dando vueltas por todos lados, pero no tengo una anécdota virtual con él.

- Necesito un título para terminar la nota.

- Bueno dale. (risas otra vez)

- Sos futbolero, hincha de Boca, con lo cual deduzco que no te cae bien Gallardo

- No me cae bien Gallardo. No tiene el perfil de ídolo rival que uno valora y menos teniendo tan fresca toda su hegemonía. Yo puedo intuir que de acá a diez años seguirá sin caerme bien. Igual me parece un profesional increíble. Lo admiro. Me divierte su manejo.

- Pero aclará, ¿por qué no te cae bien?

- No me cae bien obvio porque le ganó a Boca 70 mil veces. Me gustaría tenerlo de este lado, lo disfrutaría. Así como disfrutaba la soberbia de Bianchi. De todas formas, esto supone un elogio. Igual a mí me encantan ver sus gallardeadas.

- ¿Y cuáles son esas gallardeadas?

- Por ejemplo, cuando le dice a Milito, “no te quiero escuchar más Gaby”. Al que sí amaba era a Ramón Díaz porque era más carismático que Gallardo. A mí la chicana de Ramón diciendo, “que distintos somos a los bosteros” me encantaba, no me enojaba.

- ¿De Boca solo amas a Riquelme?

- A Bianchi también lo amo, a Tevez. A Riquelme lo votaría mañana de vuelta, soy oficialista en Boca, pero me pasa que cuando Román dice que le ganamos al Mineiro me dan ganas de cabecear el televisor, porque no le ganamos. Igual prevalece el amor, Riquelme gana siempre.- Necesito un título para terminar la nota.

- Bueno dale. (risas otra vez)

- Sos futbolero, hincha de Boca, con lo cual deduzco que no te cae bien Gallardo

- No me cae bien Gallardo. No tiene el perfil de ídolo rival que uno valora y menos teniendo tan fresca toda su hegemonía. Yo puedo intuir que de acá a diez años seguirá sin caerme bien. Igual me parece un profesional increíble. Lo admiro. Me divierte su manejo.

- Pero aclará, ¿por qué no te cae bien?

- No me cae bien obvio porque le ganó a Boca 70 mil veces. Me gustaría tenerlo de este lado, lo disfrutaría. Así como disfrutaba la soberbia de Bianchi. De todas formas, esto supone un elogio. Igual a mí me encantan ver sus gallardeadas.

- ¿Y cuáles son esas gallardeadas?

- Por ejemplo, cuando le dice a Milito, “no te quiero escuchar más Gaby”. Al que sí amaba era a Ramón Díaz porque era más carismático que Gallardo. A mí la chicana de Ramón diciendo, “que distintos somos a los bosteros” me encantaba, no me enojaba.

- ¿De Boca solo amas a Riquelme?

- A Bianchi también lo amo, a Tevez. A Riquelme lo votaría mañana de vuelta, soy oficialista en Boca, pero me pasa que cuando Román dice que le ganamos al Mineiro me dan ganas de cabecear el televisor, porque no le ganamos. Igual prevalece el amor, Riquelme gana siempre.

Riquelme en YouTube
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?