Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El diario Mundo Deportivo de Barcelona publicó un artículo en el que da detalles del plan que llevaron a cabo sus compañeros para sacarlo del club.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
12 de abril de 2020
ole.com.ar
Habla de una una supuesta “borrada” que no le perdonaron.

Llegó como uno de los cracks mundiales del momento y terminó yéndose en silencio y por la puerta de atrás. El paso de Juan Román Riquelme por el Barcelona fue, quizá, la etapa más floja de su carrera. Le costó adaptarse, su entrenador no lo quería y sus compañeros, según el diario Mundo Deportivo de España, tampoco. El medio catalán publicó un artículo en el que da detalles del plan que llevaron los jugadores del Barsa para sacar a Román del club.


Riquelme había arribado al Barcelona a mediados del 2002, después de conquistar Argentina, América y el mundo (contra el Madrid, dato no menor) con la camiseta de Boca. Era la obsesión del presidente culé Joan Gaspart, quien invirtió 13 millones de dólares en la ficha del volante. La dirigencia buscaba un golpe de efecto para dejar atrás tres años de fracaso y devolver al equipo a los primeros planos. Sin embargo, no todo salió como planeaba.




Es que al DT Louis Van Gaal no le cerraba el estilo de juego de Román y prefería otra clase de jugadores, más dinámicos y verticales. 'Yo no lo pedí', fue lo primero que dijo el holandés tras la llegada del 10. Y luego se lo dijo en la cara al propio Román: 'Usted es el mejor jugador del mundo cuando tiene la pelota; pero cuando no la tiene jugamos con uno menos'. Para el entrenador, Riquelme debía jugar como extremo izquierdo.



En conclusión, Román no la tuvo fácil con Van Gaal. No tuvo continuidad y se le hizo muy difícil ganarse un lugar. La salida del técnico, tras una floja campaña, tampoco mejoró la situación. ¿El motivo? Según Mundo Deportivo, porque los referentes del plantel se la tenían jurada a Riquelme.

Con el cese de Van Gaal y la llegada de Radomir Antic pasó un hecho, en el vestuario, que tuvo no pocos testigos. Con los jugadores sentados ante sus taquillas, Antic les fue saludando uno por uno ante la presencia de Gaspart. Al llegar a Riquelme, Antic le dijo que iba a ser clave en la recuperación del equipo', comienza describiendo el periodista Xavier Bosch.




Y luego aporta más precisiones: Por unas horas, al argentino se le abrió el cielo… hasta que algunos de los capitanes del equipo hablaron con el nuevo míster. Le contaron que tras la crisis del 0-3 en casa ante el Sevilla, Riquelme se había borrado de viajar a Mallorca. Allí, sin él, habían ganado 4-0. Ojito, pues, con hacerle jugar. En los primeros cuatro partidos de Liga, Riquelme se quedó en el banquillo. Antic había entendido el mensaje de un vestuario que, entonces, mandaba lo suyo. Las normas claras desde el minuto 1'.

A fin de ese semestre, en el que Román tampoco tuvo demasiado rodaje, el ídolo xeneize fue cedido a préstamo al Villarreal, donde condujo hasta las semifinales de la Champions 2006 y se recibió se ídolo. El resto de la historia es conocida: en 2007 regresó a Boca y, con Russo en el banco, volvió a sacarlo campeón de la Libertadores.


En Catalunya, todavía, muchos se preguntan qué pasó con Riquelme.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?