Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

La AFA, su relación con Messi, Sampaoli, Icardi, la Selección y la Superliga. No se calló nada.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
29 de mayo de 2017
fenix951.com.ar
Mientras se prepara para el debut de ShowMatch, mañana a las 22.30 por El Trece, Marcelo habló sin filtro de su otra pasión: el fútbol. Y no se calló nada

Hace sólo cuarenta días, cuando todavía estaba en la AFA, Marcelo Tinelli no se veía tan relajado como en esta tarde lluviosa en un salón del Palacio Duhau, donde convida macarrones y café con leche y habla con Infobae de su regreso a la tevé.

Surge el tema de la frustrada participación de Rocío Oliva en el Bailando, el supuesto enojo de Maradona ('hablé dos veces con él, pero sólo de la Selección, está todo bien y nunca me dijo nada de su novia'), y de la mano de Diego -de quién si no- llegamos al fútbol.

Sus últimos años en la interna de la AFA -desde el 38/38 en la votación de 2015 hasta la elección del 'Chiqui' Tapia como presidente- lo habían agotado: 'Estaba muy estresado, los triglicéridos se me habían disparado, los estudios me daban mal, no dormía…', confiesa.

Por eso, el lunes 17 de abril a las 14.26, antes de escribir el breve comunicado de 14 líneas en su Facebook en el que anunciaba su renuncia a la AFA -como vicepresidente de Selecciones Nacionales, Coordinador de Estatutos y Convenio de colaboración y pedía una licencia de 18 meses como vice de San Lorenzo-, Marcelo había mantenido una profunda charla con su psicólogo.

-Mi analista me dijo: 'No podés hacer todo, flaco. Tenés que elegir lo que te haga bien. Así no podés seguir'.

-¿Y por qué elegiste dejar el fútbol y no otra cosa?

-Mirá las fotos mías de hace un mes, un mes y medio, fijate la cara que tengo. Ahí tenés la respuesta.

-Estabas gris y demacrado.

-Gris y redondo. Bajé 4 kilos, de 89,5 estoy en 84. Hoy como normal, duermo bien. Es como que no me daba el tiempo, no paraba, no paraba…

-La primera alarma fue en esa reunión con 'El Patón' Bauza y Claudio Tapia donde casi te desmayaste.

-Yo estaba en esa charla con Tapia y Bauza en la AFA y había ido al baño, estaba medio descompuesto. Me senté en el almuerzo, ahí los tres, a charlar de fútbol y en un momento me puse del color de la taza. Y me sentí que estaba medio blanco y pálido…

-¿Qué sentías físicamente?

-Empecé a sentir que no me llegaba agua al tanque, como que no irrigaba sangre. Era como: '¿De qué hablan? ¿Qué dicen?'. Quedé sin reacción. Y Chiqui me dice: '¿Estás bien vos? No, estás mal, estás blanco, te vas a morir… ¿Qué pasa?'. Y yo: 'No, no me siento mal'. No podía ni comer. Entonces, el Patón se preocupa: 'Pero Marcelo, pará, no estás bien'. Y yo insistía: 'No, no sé'. En ese momento me hubiera tirado en el piso, me hubiera tirado en un sillón, no podía más.

-¿Te asustaste?

-Fue una cosa muy fuerte. Nunca antes en mi vida había tenido un problema físico. Y dije: 'Me voy a ir a hacer ver'. Y fui directo al médico. Estaba con la presión baja, pero aparte con los triglicéridos arriba, todo mal. Ahí pensé: 'Esto no va más'.

-Estresazo.

-Y… era un estrés galopante. Estaba pasado, pasado. Me costaba mucho dormir, estaba tapado de trabajo, tapado de reuniones, 72 mensajes, se me acumulaban las cosas.

-¿La AFA te había fusilado?

-No era sólo eso, era que no paraba. Pero me veía en todas las fotos en la AFA y no lo estaba disfrutando, más allá de que yo pensaba que sí. Y no es enojo con nadie, cero, al contrario… pero las miraba y decía 'éste no soy yo'. Me costaba reconocerme. Eso no me estaba haciendo feliz.

-¿Fue sólo un tema de salud o hay mucha mugre en el fútbol y no tenías ganas de embarrarte?

-Yo no siento que sea una mugre ni que el fútbol sea sucio. Creo que durante muchos años hubo una manera de manejar el fútbol que con más cercanía al poder podías lograr adelantos de dinero que otros clubes no tenían, por ejemplo. Y, además, tenías que estar cerca porque sino después te lo reclamaban desde tu propio club: 'Te falta peso en AFA'. Eran formas.

Hasta la política es más fácil que el fútbol

-Formas que vos querías cambiar. Por eso proponías una renovación.

-Mirá, el fútbol está muy bueno y es muy lindo desde desde el amor por tu club, por San Lorenzo, que a mí me encanta, más allá de que ahora no estoy cerca por la licencia que me tomé. Pero la política en el fútbol nacional es otra cosa, es mucho más complicada. El mismo Mauricio (Macri), que estuvo diez años en Boca, dice esto: hasta la política es más fácil que el fútbol. Yo no sé tanto de política, pero sí de fútbol, y es muy difícil.

-¿Por qué es tan difícil?

-Primero tenemos que entender que en la AFA votan 75 dirigentes, no vota el socio común como vota en San Lorenzo y en todos los clubes. Y algunos de esos dirigentes me apoyaron y otros no. No es ni más ni menos que eso. No me tengo que ofender: uno tiene que saber ganar y perder. Como me ha pasado en la tele me pasó en la AFA.

-¿Sentís que perdiste por goleada? ¿O ya sabías que tenías un partido muy complicado después del 38/38?

-La verdad, siento que acá no gané ni perdí. En la AFA yo intenté hacer un cambio y fue 38 a 38 sobre 75. Raro, pero no hago elucubraciones raras: no se dio, se piantó un voto.

-Y en la última elección, donde ganó la lista de Tapia-Angelici, no te presentaste.

-Yo seguí trabajando para ver si podía, pero también empecé a trabajar en otras cosas mientras que otra gente siguió metida de lleno en el mundo AFA. Y fue una elección en la que nosotros no llegamos a completar una lista, entonces ganó otra. Pero tengo que saber que yo no perdí, porque la lista mía ni llegó a presentarse.

-¿Por qué aceptaste trabajar con Tapia y Angelici a quienes habías enfrentado?

-Me invitaron a participar y entendí que lo mejor -para el bien del fútbol-era quebrar con esta cosa de la grieta, de un lado y del otro. Y dije: 'Voy a trabajar desde adentro'.

-Te criticaron mucho por eso.

-Sí, tuve críticas de alguno de mi sector: 'Che, pero ¿cómo vas a trabajar ahí?'. Traté de encabezar el proyecto de la Superliga y manejar la Selección como vicepresidente de Selecciones Nacionales. Le puse mucho amor. En el medio, seguí trabajando con San Lorenzo en todo lo que es el fútbol profesional e infantil, que es lo que a mí más me gusta… los juveniles, el basquetbol…

-Pero estabas en Selecciones Nacionales y vos querías al Patón Bauza y ya habían decidido sacarlo. Supongo que ahí te diste cuenta que te habían invitado a trabajar, pero que las decisiones las tomaban otros.

-Perfecto, eso totalmente. Pero cuando empiezo a trabajar a mí me trataron muy bien, contra todo lo que estaban diciendo los medios. Tuve una excelente relación tanto con Tapia como con Angelici, como no tuve nunca en mi vida, de hecho hoy nos seguimos escribiendo y charlando. Siempre muy buena onda, pero hay decisiones que correspondía que las tomara el presidente, no yo. Yo no era el presidente, era un colaborador. Y bueno, si yo no puedo tomar decisiones, me cuesta estar.

-El alejamiento de Bauza te hizo ver que no tenías la última palabra.

-Yo no podía tomar decisiones. Evidentemente las cosas que me pasaron en cuanto a la salud tenían que ver con no poder tomarlas, como querer activar algo y no lograrlo. Yo soy una persona de activar: 'Bueno, hagamos esto o lo otro, fijate esto, planeemos…'. Ahí me costaba más. Entonces me pareció que estaba bueno dar un paso al costado y hoy estoy contento.

-¿Realmente estás contento? Cuesta creerlo…

-Sí, porque di un paso al costado de verdad: del fútbol me corrí. Me corrí y me siento muy cómodo, muy tranquilo, con buena relación con la gente del fútbol. No es que quedé mal ni enojado con nadie. Y nadie se quedó enojado conmigo, porque lo expliqué y fue un tema de salud. Yo no quería que me pasara algo por culpa de estar metido en tantas cosas. Necesitaba correrme. Y la verdad estoy contento. Es una enseñanza, me fue bien. No es que vi algo raro… Simplemente no podía hacer todo.

-¿Por qué dejar el fútbol, al que le dedicaste tiempo, pasión y dinero, y no la tele?

-Yo ya había firmado un contrato con Ideas del Sur para estar un año más y lo quiero hacer, es mi laburo, labura un montón de gente, es lo que me gusta.

-¿Te ayudo tu analista en la decisión final?

-Hablé con mi analista y entendí que lo mejor era dejar el fútbol y postergar ese viaje que íbamos a hacer a España para hablar con Leo Messi y todo eso. En un momento yo también tenía la idea de ir a Zúrich…

Mi relación con Leo Messi es excelente

-En ese momento circuló un rumor de que tu relación con Messi estaba mal, que hubo una discusión, que él pidió que no viajaras…

-No es verdad. Mi relación con Leo es excelente. Es más, se apenó mucho de que me bajara de la AFA. Lo amo a él, a su familia, gracias a Dios tengo una muy buena relación con todos. Jamás hubo una discusión. Aparte, Leo fue una persona que me apoyó mucho en todo lo que fue el proceso de la Selección.

-¿Crees que a Messi le daba tranquilidad que vos estuvieras en la Selección?

-A él le daba tranquilidad y a mí me daba tranquilidad que él estuviera. Tengo muy buena relación con Leo y con varios jugadores de la Selección con los que me sigo escribiendo. Y el poco trabajo que llegué a hacer en la Selección -estuve un mes al frente-, independientemente de los resultados, creo que fue profesional, bueno, serio. Pero bueno, quedará para el que sigue.

-¿Sampaoli te gusta?

-Me parece un muy buen técnico. De hecho yo lo quise traer a San Lorenzo después de la ida de Pizzi en el 2013. El Patón también me encantaba, porque imaginate que a nosotros nos dio la Copa Libertadores. Es una persona muy cercana.

-¿Llegaste a hablar con Sampaoli?

-Con Jorge hablé poco, pero me gusta el estilo que tiene. Ya de por sí viene de la escuela de Marcelo Bielsa, y es una escuela que me parece muy buena. Creo que es un técnico absolutamente capacitado para dirigir la Selección Argentina: estuvo en la consideración del Barcelona, dirigió la selección de Chile campeona de América, campeona de la Copa América, estuvo en el Sevilla, estuvo en Europa. Es un tipo de alto nivel.

-¿Los jugadores lo apoyan?

-Yo creo que lo respetan mucho. No hablé con los jugadores con respecto a eso, no les pregunté por Sampaoli, pero me parece que lo respetan.

-Mauro Icardi, finalmente, está en la nueva lista, ¿te gusta?

-Me encanta. A mí Icardi me parece un jugadorazo.

-Con esta convocatoria, ¿dónde queda el supuesto rechazo del plantel para convocar a Icardi? Siempre se dijo que el factor Wanda Nara conspiraba para que el 9 de Inter llegara a la Selección.

-Yo hablé con Bauza del tema y él nunca lo había pensado así ni había lo considerado de esta manera. Él lo evaluaba como un gran delantero y punto.

Icardi es un jugadorazo que tiene que estar

-Bauza había sugerido que lo iba a llamar.

-Lo iba a llamar en la próxima convocatoria, según lo que me había dicho. Yo tenía la lista que iba ahora en junio a Australia hecha por Bauza. O sea, nadie sabía que yo tenía la lista y que sabía que Icardi estaba en el plantel. No lo llamó porque yo estuve un mes nada más. Y no sé cómo fue antes, pero en el proceso mío lo iba a llamar a Icardi. Es un jugadorazo que tiene que estar.

-Si va Icardi, ¿qué hacemos con Higuaín?

-Por supuesto que Higuaín es un genio, pero pienso que Icardi suma y mucho en la Selección. Creo que Icardi es un jugador para pelear el puesto.

-¿Hay algún jugador que se quedó afuera de la lista de Sampaoli y que te gustaría en la Selección?

-No, los jugadores que están son bárbaros. Además, yo no me meto mucho en las listas, así como no me metí en San Lorenzo. El tema fútbol para mí es como una empresa: elijo un gerente general y me gusta que él maneje todo y después me diga 'mirá, vamos por este lado'.

-¿Nunca pediste un jugador?

-No me gusta y no soy de 'pone a éste jugador, saca a éste'. Cuando el Patón me decía 'estos son los jugadores', me parecía perfecto.

-Pero supongo que opinabas del rendimiento de la Selección…

-Mirá, si me preguntaba qué pensaba del equipo le decía cómo lo analizaba, qué veía con respecto al funcionamiento en un partido, si íbamos a jugar a Bolivia… Teníamos charlas futbolísticas, como puedo tener con el técnico de San Lorenzo. Pero no soy de decir 'che, éste fijate, andá a buscar a éste, tráeme'. Son ellos los que saben.

-Hoy, sin Julio Grondona, ¿crees que tiene que seguir funcionado el sistema de poder que se manejaba desde la AFA o hay que cambiarlo?

-Hoy creo que el sistema tiene que cambiar. La Superliga, de hecho, lo va a hacer: está el sorteo, que todos los árbitros entran en un bolillero, que no se eligen… Que los clubes no reciban adelantos de dinero. Que los clubes tengan la cuota y reciban esa cuota, y si gastas más 'flaco, vas a tener sanciones'.

-Mayor transparencia en lo financiero y en lo deportivo.

-Sí, como un fair play financiero y deportivo como se hace en todo el mundo. A partir de agosto, con la Superliga se va a implementar otro sistema que, si Dios quiere, va a conducir una persona que yo conozco y quiero mucho que es Mariano Elizondo. Ojalá lo pueda hacer.

-Hablaste del financiamiento, ¿cómo revertir la historia de clubes fundidos en un deporte que genera millones?

-Nosotros tuvimos el ejemplo: yo dije cómo lo hicimos en San Lorenzo. Primero levantamos muchísimo los ingresos, valorizamos la marca, hicimos un gran trabajo de marketing junto a Matías Lammens para mejorar el nombre de San Lorenzo a nivel mundial, lo que ha sido el Papa y todo lo que es la presencia nuestra ganando una Copa Libertadores, jugando un Mundial de Clubes. Así valorizamos el plantel, invertimos en buenos jugadores, en inferiores, en infraestructura, en un montón de cosas. Generamos una masa societaria de 28 mil socios a casi 80 mil.

-Dejaron de depender de la cuota de AFA.

-En el ingreso del club la cuota de AFA, que antes era lo más importante, pasó a ser algo no tan fundamental. Hoy lo más importante es la cuota societaria que vos la cobras prácticamente toda con débito automático. Ahí tenés un ingreso muy diferente. Cuando vos triplicás, cuadruplicás los ingresos en un club hay un cambio muy grande. A partir de ahí podes seguir pagándole bien a los jugadores y si bien es un club de fútbol -una asociación civil sin fines de lucro-, pero podés invertir en otras áreas. Nosotros en San Lorenzo entendimos que no es solamente fútbol el club y desarrollamos el básquetbol, el futsal, el vóley, vamos por el hockey… No es un gasto, son inversiones para conseguir nuevos socios.

-La mayoría de los clubes gastan más de lo que tienen, y ahí vienen las enormes deudas…

-Eso puede cambiar, pero tiene que haber un trabajo dirigencial serio, transparente, honesto en cada uno de los clubes y tiene que haber controles como hay en cualquier lugar. Vos tenés esto para gastar, no podés gastar de más.

-¿Con la Superliga van a controlar los gastos de los clubes?

-Con la Superliga y con las medidas de fair play financiero -como tiene la liga española, como tiene la Premier League o como tiene la Bundesliga- ahora van a haber castigos. Si vos no cumplís los balances, si no te aprueban los balances, vas a tener un castigo.

-¿Cómo van a castigar a los clubes que no cumplan con sus balances?

-Podrá ser pérdida de puntos, podrá ser descenso de categoría, podrá ser suspensión. Me parece que se va a trabajar diferente.

-¿Y la televisación? Desde agosto vamos a tener que empezar a pagar. Se terminó el Fútbol para todos.

-Hoy el fútbol -para esos contratos que se pagan, para ese dinero que se mueve-, es pago en todo el mundo. Cualquier espectáculo es pago. Si no hagamos teatro para todos, cine para todos, medios digitales para todos, tele para todos, ropa para todos… ¡Nadie paga!

-Y el fútbol es un negocio millonario.

-Esa cosa de que 'al fútbol tenés que acceder', me parece perfecto pero todos tienen que acceder al cine, todos tienen que acceder a los shows, a los espectáculos culturales… Pará, pará flaco: es una industria, sino ¿cómo les das de comer? Sí, quizás en el arranque, cuando comenzó el sistema de FPT, fue una mejora para el fútbol. Pero después se transformó en una herramienta política donde perdió el sustento y donde al fútbol cada vez le entraba menos dinero.

-Vos trabajaste mucho en la licitación para la nueva televisación del fútbol. ¿Quedaste conforme con Fox y Turner?

-Está buena la licitación. Una de las cosas de las que me siento orgulloso de este final mío en el fútbol es haberle dejado al fútbol 4.200 millones de pesos de ingresos por año cuando el último ingreso de FPT creo que fue 1.560. Haber dejado un contrato con dos empresas, haber hecho una licitación muy transparente. Haber armado tres áreas muy importantes -legal, financiera y técnica- para una licitación que la AFA nunca había hecho antes, una licitación así de transparente. Que se hayan presentado cuatro empresas, dos juntas. Que hayan ganado Fox y Turner, que tengan la pantalla del fútbol a partir de agosto, y haberle dejado la Superliga armada.

-En definitiva, aunque quedó truncado, te fuiste contento con tu trabajo en el fútbol.

-Sí, me voy contento. Por lo menos colaboré en algo para que los clubes puedan mejorar el día de mañana. Ojalá lo hagan. Van a tener mejores ingresos, va a haber mayores controles. Está todo dado para que pueda mejorar el fútbol. Y eso va a redundar en mejores espectáculos.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?