Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El 8 de mayo de 1991, en una goleada 3-0 a Flamengo por la Copa Libertadores, puede tomarse como el nacimiento del mito.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
08 de mayo de 2020
ole.com.ar
¡Mirá el video!

La Bombonera es para los equipos de Brasil uno de esos estadios que quieren conocer pero también el más temido. 'Cuando juega contra los brasileños, siempre pasa Boca​', dijo hace unos días Elber en una entrevista con Olé. Y no por nada, el fanatismo que muestran grandes figuras como Dani Alves y Felipe Melo. Todo tiene una razón y un origen. Si bien el club tuvo duelos históricos en la final de la Libertadores de 1963 contra el Santos y también en la de 1978 frente al Cruzeiro, hubo una serie en la edición de 1991 que quedó en la historia como el día en que el mundo supo que el piso del Templo se movía y amedrentaba rivales.


Fue el 8 de mayo de 1991 ante el Flamengo, en la revancha de los cuartos de final de la Libertadores 91, una noche en la que el equipo del Maestro Tabárez debía revertir una injusta derrota por 2-1 como visitante en el Maracaná. Boca tenía a Navarro Montoya, Giunta, Latorre y Batistuta, pero los brasileños de Luxemburgo tenían al veterano Junior como capitán y una formación repleta de figuras.




La euforia era total, después de haber dejado en el camino a River en la fase de grupos y a Corinthians en los octavos de final, tal es así que se lo recuerda como uno de los partidos en los que el estadio estuvo más lleno. De hecho, las puertas se cerraron mucho antes del inicio del encuentro, porque hasta los pasillos y las escaleras estaban repletos de gente. Y se hizo sentir...


'Tranquilos, tranquilos. Si ustedes juegan todas las semanas en el Maracaná con 200 mil personas, ¿cómo pueden impresionarse ante esto?', les dijo Junior a sus compañeros para intentar calmarlos camino al campo de juego. Pero en ese preciso instante escuchó una respuesta contundente: 'Ocurre que en el Maracaná la tierra no tiembla'.



Si bien Flamengo trató de aplacar a los hinchas xeneizes con una bandera con un mensaje para Maradona, el Templo tembló más que nunca y luego la victoria para Boca fue contundente, con un 3-0 gracias a un doblete de Latorre y otro de Batistuta.


No por nada Boca ganó 16 de 19 cruces contra rivales brasileños desde aquella final de 1963 hasta los octavos de final del 2019, cuando superó a Athletico Paranaense...





¿Cuánto sabes de Riquelme?