Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El volante de Boca Juniors fue contundente al referirse a la derrota que sufrió el Xeneize en la final de la Copa Libertadores de América ante River Plate en Madrid.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
27 de enero de 2019
elintransigente.com
Iván Marcone volvió al fútbol argentino tras un paso fugaz por la liga mexicana.

El mediocampista de contención representó al Cruz Azul durante aproximadamente medio año, en donde consiguió levantar el trofeo de la Copa México. Como consecuencia de sus grandes actuaciones dentro de la cancha, muchos clubes se interesaron por él. Pese a que el futbolista reconoció su amor por Independiente de Avellaneda, durante los primeros días de 2019 se hizo oficial su transferencia a Boca Juniors. En una entrevista con el diario Olé, el volante entregó mayores precisiones acerca de su arribo al Xeneize.

En primera instancia, Marcone se mostró muy agradecido con la tarea de los dirigentes que hicieron posible su arribo al cub de La Ribera. 'Me generó mucha alegría y mucha emoción cuando mi nombre sonaba para Boca. Es fuerte que un club tan importante como Boca te quiera, y va más allá del esfuerzo económico por el cual estoy agradecido al presidente Daniel Angelici. Se comunicaron conmigo y me expresaron el interés por lo que puedo aportar en lo grupal. Son cosas que se valoran. Y Boca da mucho prestigio, quiero brindarme al máximo para devolver toda la confianza que me han dado', detalló el mediocampista de 28 años.

No obstante, el protagonista resaltó que las autoridades del Cruz Azul fueron muy importantes para llevar a cabo el traspaso: 'La decisión de ser transferido a Boca no era mía. La elección sí fue mía, desde el momento que me enteré del interés. Uno se ilusiona desde lo que significa un club como Boca, con todos los objetivos y los premios o beneficios que te puede dar. Entendí que era difícil por la situación de Cruz Azul, porque recién había llegado y me querían. Se fue dando todo para que pueda estar acá y por eso estoy contento'.

Ya con la mente puesta en Boca Juniors, el oriundo de Buenos Aires hizo hincapié en que el plantel del Xeneize debe dejar atrás la derrota en la final de la Copa Libertadores de América. 'Después de la final perdida, el desafío no tendría que ser doble. Tal vez, inconscientemente la gente termina yendo para ese lugar. El año pasado ya se terminó, ahora llegó un cuerpo técnico nuevo, hay un recambio grande en el plantel, con muchos jugadores que se han ido y otros que han llegado. Las metas y los objetivos se vuelven a plantear, las ilusiones también. No tenemos que cargarnos con cosas que no debemos, sí hacernos cargo de que estamos en Boca, en un club que te exige demasiado tanto adentro como afuera de la cancha. Trataremos de entrenar día a día para estar a la altura y devolverle al hincha la felicidad que se merece', aseguró.

Iván, quien se presume que será titular frente a Newell's Old Boys en la jornada de hoy, reconoció que no tiene problemas para enfocarse en la antesala a un partido: 'No me cuesta mucho ni motivarme ni concentrarme. En la semana entreno al máximo y empiezo a concentrarme en el rival y en los jugadores que voy a enfrentar. Soy de mirar muchos videos para visualizar los aspectos que tengo que corregir o mejorar. Me gusta analizar al rival y a los jugadores que voy a enfrentar en el partido. Tengo que estar preparado: vivo del fútbol, de jugar domingo a domingo, no me resulta difícil motivarme'.

¿Cuánto sabes de Riquelme?