Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El Negro Ibarra contó la anécdota que pudo haber cambiado el rumbo de su historia y también la del Xeneize.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
02 de abril de 2020
ole.com.ar
Enterate en esta nota de qué se trata...

Juan Román Riquelme nunca duda cuando le preguntan por el Boca de Carlos Bianchi. Una de las primeras reflexiones que se le viene a la cabeza sobre el éxito de ese equipo son los 'dos monstruos que jugaban por los laterales y que me pasaban todo el tiempo por los costados'. Esos dos monstruos son Hugo Ibarra y Clemente Rodríguez, quienes además también son sus amigos.


'Román es un hermano que me dio la vida y siempre estoy agradecido por sus palabras, es una gran persona y ha sido un jugador formidable para todos los que amamos el fútbol. El solo hace vibrar a todo un estadio, son muy pocos los tocados con una varita y él es un tocado por una varita', contó el Negro, que este miércoles cumplió 46 años'. Y siguió: 'Creo que todos lo hicimos grande a Boca y a Román, no solamente los que corríamos por los costados como él dice, jaja. Nosotros pudimos disfrutar a Riquelme desde adentro de la cancha'.





Sin embargo, y más allá del recuerdo que compartió el santafesino en el Show de Boca, también contó una anécdota que le pudo haber cambiado el rumbo de su historia y también la del Xeneize. 'Antes de llegar al club me acuerdo que había un tire y afloje con River, por más que a muchos les cueste entenderlo hoy, jaja. Pero fue la verdad, River me quería. Sin embargo, el presidente de Boca en ese momento, Mauricio Macri, hizo mucho para que yo pudiera llegar y cumplir mi sueño. El convenció a Bianchi​ en el año 98, él dijo que me veía como un jugador que podía llevar esta camiseta, hizo la compra y mi sueño se hizo realidad', relató Ibarra, que además contó que 'fue un desafío grande para Boca porque River venía de ser campeón el año anterior, pero también lo fue para mí'.

Y la elección, al menos para Boca, no estuvo nada mal. Tampoco para el ex lateral por derecha, claro, ya que en sus dos etapas en el club (2001 jugó en el Porto y en el 2003 en el Monaco y también en el Espanyol) jugó 324 partidos, convirtió 10 goles y cosechó nada menos que ¡15 títulos! Lo curioso, si se quiere, es que Ibarra ganó las cuatro finales de Libertadores que disputó: 2000, 2001, 2003 y 2007, ésta última, justamente, con Miguel Ángel Russo. 'Me quedo con la primera Libertadores que gané, fue muy deseada después de muchos años, después el equipo del 2007 jugó con una diferencia muy grande por sobre el resto, de hecho no hay un equipo que haya ganado una final como la ganó Boca (NdeR.: 3-0 y 2-0 a Gremio). Disfruté muchísimo de cada Copa que me tocó jugar, fue formidable haber ganado las cuatro', dijo.





Además, y si de River se trata, el Negro se dio el lujo de convertirle un golazo el día que Boca ganó 3-0. 'El gol de zurda que le hice a River en la Bombonera va a ser el que siempre se va a recordar y el que más recuerdo yo. Me tocó la hermosa experiencia de abrir el marcador. Lo disfruto más que nada porque es muy difícil hacer un gol en un superclásico. Cualquier jugador de Boca que juegue contra River va a querer hacer un gol, y yo lo hice', contó quien hoy forma parte del cuerpo técnico de Reserva junto a Sebastián Battaglia. Y recordó: 'Encima ganamos ese día. Me acuerdo que estaba el Tolo Gallego en el banco, al que le tengo un gran aprecio, y le gritaba a su jugador para que me marcara, je... Fue inolvidable'.




Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?