Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Sí, el tremendo Boca de Lechuga le gana al inicio del primer ciclo del Virrey en un aspecto clave.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
22 de septiembre de 2019
ole.com.ar
Y además, no está lejos de alcanzarlo en otro. Mirá...

Vaya si será sólido el equipo de Alfaro. Vaya si tiene valor que no le hayan convertido ni un solo gol en las primeras siete fechas de esta Superliga. Vaya si tiene sentido el récord de Andrada. Vaya si hay razones para aplacar las críticas por esos planteos menos ambicioso de los que la cátedra propone. Como fuere, tan firme, tan seguro, tan duro es este Boca de Alfaro, que por ahora tiene menos partidos perdidos que el de Bianchi en el primer ciclo del Virrey.

Sí, Lechuga le gana a uno de sus maestro en un aspecto no menor. En sus primeros 39 partidos, Alfaro sufrió sólo tres derrotas y Bianchi, en la misma cantidad de juegos, ya había perdido cuatro.

Aquí se tiene en cuenta, claro, todos los torneos disputados en esos arranques de cada entrenador. En el caso del actual DT de Boca incluye Superliga, Copa Superliga, Libertadores y Copa Argentina. Y en el Virrey, torneo local (Apertura 98 y Clausura 99) y Copa Mercosur. Por eso, estas cifras también sirven para tomar dimensión de la campaña que está realizando Alfaro en el club.



Porque si hay un paradigma de la solidez, indudablemente, es aquel Boca de Bianchi, que contando sólo el torneo local estuvo 40 partidos invicto. Sin embargo, las cuatro derrotas las sufrió en el mientras tanto, disputando la Copa Mercosur 98 (cayó con Vélez dos veces, Cerro Porteño y Palmeiras), que en aquel entonces tenía un formato que arrancaba con fase de grupos y luego eliminación directa a partir de cuartos de final: el equipo del Virrey, de hecho, se quedó en esa instancia.

Lechuga, en cambio, los tres juegos que perdió fueron en tres torneos distintos. A nivel local cayó ante Atlético Tucumán por la Superliga 18/19 (1-2) y ante Tigre (0-2) por la Copa Superliga. Y en el plano internacional, ante Paranaense (0-3), por la fase de grupos. Después, nunca más pudieron vencerlo.

La comparación, entonces, no es menor. Es cierto, Bianchi tiene un mejor porcentaje de puntos. En sus primeros 39 partidos, sacó el 74,35%, con 26 victorias, 9 empates y 4 derrotas. Alfaro, en tanto, sacó el 70,08%, con 23 triunfos, 13 igualdades y 3 caídas. Es decir, la diferencia entre el primer ciclo del Virrey (el arranque de la era más exitosa del club) y este presente, es de sólo cinco puntos a favor del mejor DT de la historia de Boca (87 a 82).





Por todo, si se tiene en cuenta además el contexto en el que Lechuga asumió, tras la final post Madrid, sin dudas se trata de un campañón. Porque el DT no sólo levantó al equipo de uno de los golpes más duros de la historia, sino que lo reconstruyó, ganó un título (la Supercopa Argentina) y hoy lo tiene puntero del campeonato argentino y entre los cuatro mejores de América. Nada mal para un Falcón de la década del 70...

¿Cuánto sabes de Riquelme?