Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

"Es muy duro todo esto".

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
16 de noviembre de 2020
paparazzi.com
Carlitos Tévez la está pasando mal: su padre del corazón, Segundo Tévez, atraviesa un serio problema de salud y permanece internado hace ya un tiempo.

El capitán de Boca y último ídolo en actividad del pueblo Xeneize, que recuperó un gran nivel futbolístico al punto de que algunos lo imaginaron con chances de ser convocado otra vez para el seleccionado nacional, se quebró al hablar tras la derrota con Talleres 1-0 en la Bombonera.



El partido, que como todos los de la Copa de la Liga Profesional se jugó sin público, mostró en una de sus cabeceras, la que da a Casa Amrilla, una bandera que decía "Muchas fuerzas Carlitos Tevez y familia, de corazón" y estaba firmada por "El jugador número 12". Esa circunstancia, y un par más (fue amonestado a los 3 segundos de juego por un "planchazo" que para muchos mereció tarjeta roja, y haber perdido el invicto en lo que va de 2020) hicieron que el encuentro se volviera especial para él.

Quizás por eso la explosión del final, cuando en una entrevista que le hicieron el y , encargados de la transmisión del partido por el Canal Fox Sports, se desahogó y contó el calvario que está sufriendo. "Es muy duro todo esto. Al punto de que me cuesta explicarlo. Por momentos estoy bien, concentrado en el juego. Pero a veces en el entretiempo me pongo a llorar. Son sensaciones encontradas, es un momento difícil" contó el Apache, visiblemente emocionado.

Al entrar al campo de juego, Tévez giró la cabeza y vio "el trapo" que le habían colgado. "Ver esa bandera me infló el pecho" se enorgulleció, para luego sacar fuerzas de adentro y asegurar que "esto sigue, yo estoy de pie al igual que mi familia". Según el delantero, "Me sostiene la gente de Boca, mis compañeros y mi familia. Todos ellos hacen que no me derrumbe y que siga luchando. Cuando entro a la cancha, siento que me están viendo y no les puedo fallar".

"Esto no es nada fácil. Los viernes o los sábados voy a visitar a mi viejo y tengo que salir de ahí entero para jugar al fútbol. Uno saca fuerzas no se de dónde. Estoy fuerte gracias a la gente, a mi familia. Si no estuviera disfrutando, estaría en mi casa" remató Tévez con los ojos vidriosos.

Desde la redacción de Paparazzi le enviamos un fuerte abrazo a Carlos y a su familia, y el más fervoroso deseo de restablecimiento para su papá del corazón.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?