Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Acostumbrado a tormentas y contrapuntos en Boca, porque así se forjó como símbolo del club, Carlitos eligió una salida con el sello de Román.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
27 de junio de 2020
ole.com.ar
Que Tevez haya anunciado que decidió darle el sí a la propuesta de Boca es una verdad a medias. Literalmente.

Porque si bien la gran noticia es que acepta condiciones en medio de este contexto social difícil de coronavirus, también está el otro lado de la historia, que su contrapropuesta fue no firmar por un año sino por seis meses, o hasta que termine la Libertadores 2020. Detrás de esta continuidad, hay una certeza: el ídolo está acostumbrado a las tormentas, así creció y se forjó como símbolo de Boca este Apache hecho en el barro que hoy es lo que es y se inclinó por una decisión original y estratégica.





Éste es un capítulo más en su larga carrera en Boca; su continuidad, su regularidad en el juego o su salida fue en los últimos años motivo de polémica. Y ésta no es la excepción, sin determinaciones decisivas como bien podría ser un juego la Copa y me retiro, o palabras que aseguraran un final en el club. Tevez hizo la jugada más riquelmiana de todas. Sí salió a ponerles freno, con altura, a Bermúdez/Cascini, dos ex futbolistas que en en este nuevo rol deberían medir más palabras destinadas a los jugadores, y con cara de poker anunció que su idea es seguir sin tener la confirmación del otro lado. De yapa dijo que donará su salario, todo un gesto bienvenido sea la cifra que sea; justamente porque algo de la propuesta económica que le habían hecho no le cerraba y, en todo caso, deberán volver a sentarse a hablar luego de seis meses, éste no es un tema terminado.




La carrera de Tevez convivió siempre con la exposición y con los contrapuntos, hasta cuando empezaba y Bianchi a veces no lo ponía al no encontrarle posición. Pasó cuando se fue a China, cuando volvió, con Guillermo, cuando para Alfaro era el líder pero lo dejaba afuera y ahora, cuando llegaba Román al poder luego de que Tevez fuera “representante” del angelicisimo. Tan grande es Carlitos que, con sus errores, se puso el equipo al hombro, revivió e hizo e gol del campeonato. Pero algo no lo convence más allá de la banca a Russo. Dijo que con Ameal hay respeto, aunque remarcó textualmente que no comparte casi nada; que al vice Pergolini lo vio sólo cuando dio la vuelta olímpica; que con Riquelme sólo se mensajea, y que a Cascini le dirá que las críticas las haga puertas adentro. Sin gritar, sin protestar, sin exasperarse, dijo que aceptaba la propuesta, aunque en realidad lo que hizo fue adaptarla a su necesidad y con la intención de hablar a futuro de nuevo sobre contratos. Una decisión a lo Riquelme.






¿Cuánto sabes de Riquelme?