Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Carlitos, que no atraviesa un buen momento anímico debido al grave estado de salud de su papá, retribuyó el apoyo recibido ante Talleres.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
17 de noviembre de 2020
ole.com.ar
“Se me infló el pecho cuando entré a la cancha y vi la bandera”, escribió.

Carlos Tevez no pasa su mejor momento anímico. Su papá, Segundo, atraviesa un delicado estado de de salud y eso se ve reflejado en el rostro del ídolo de Boca. De hecho, el propio Apache lo reconoció después de la derrota contra Talleres, en el que se lo notó desenchufado, fuera de partido, hasta mereciendo una roja por un planchazo a los 3" de juego. Pero si algo reconfortó a Carlitos y su familia fue el trapo que apareció colgada en el alambrado de la popular que da a Casa Amarilla. "Muchas fuerzas Carlitos y familia Tevez, de corazón", rezaba la bandera. Y ahora, el delantero salió devolver el gesto...



"Ustedes también me ayudan a seguir de pie. Se me infló el pecho cuando entré a la cancha y vi la bandera. Gracias a todos por el aguante", escribió en sus redes sociales la figura que tiene el equipo de Miguel Angel Russo, muy por el trapo que el "Jugador Nº12" le colgó en la desolada popular local.

Pese al apoyo de la hinchada, el ídolo de 36 años no tuvo su mejor noche frente a la T. No la rompió como lo venía haciendo en los últimos partidos, y luego, según contó, lloró en el vestuario durante el entretiempo por la difícil situación de salud que vive su papá. Sin dudas, son los días más difíciles en la vida del 10.

El propio Tevez expuso con palabras el difícil momento que está atravesando emocionalmente. "Es muy duro. Tengo sensaciones muy complicadas. Por un tiempo estoy bien, pero por ejemplo en el entretiempo uno se larga a llorar", reconoció tras el partido el goleador de Boca. Y agregó: "Son momentos difíciles. No lo puedo explicar".

De todos modos, también fue Carlitos quien contó que jugar es de las cosas que más le sirven para despejar la mente. "Esto sigue, yo estoy de pie al igual que mi familia. Hay que seguir. Me sostiene la gente de Boca, mis compañeros, mi familia. Hacen que no me derrumbe y que siga luchando", comentó. Y finalizó: "Cuando entro a la cancha, siento que me están viendo y no les puedo fallar. Lo tengo presente. Se extraña mucho a la gente. Es difícil así. Sabemos que nos están mirando y alentando". ¡Fuerza, Carlitos!



Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?