Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El centrocampista del Sevilla aporta la dosis de clase en la zona ancha del equipo de Unai Emery, su claro valedor desde que coincidieron en el Valencia.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
21 de mayo de 2015
es.uefa.com
Nacido en Rosario, cuna de genios como Lionel Messi o Marcelo Bielsa, Éver Banega (29 de junio de 1988) creció en las inferiores de CA Newell's Old Boys hasta que el antiguo jugador Jorge Griffa vislumbró su calidad y le reclutó para CA Boca Juniors. Todo fue vertiginoso en los inicios del 'Tanguito' en el fútbol. Con 18 años debutó con Boca y cuatro meses después alzaba la Copa Libertadores con veteranos como Hugo Ibarra, Juan Román Riquelme y Martín Palermo entre sus compañeros.

Un mes después, en el verano de 2007, se proclamó campeón de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA que se celebró en Canadá siendo fijo en la medular. En el siguiente mercado invernal firmó por el Valencia CF, sin tener todavía 20 primaveras. Empezaba el tercer capítulo de su carrera (Boca, albiceleste y salto a Europa) con 44 partidos como profesional en su currículum.

Esos seis meses también fueron intensos. 17 partidos con el Valencia, la conquista de la Copa del Rey, último título del club 'ché', y en verano alzó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de junto a Federico Fazio, Riquelme, Ángel Di María (también rosarino), Messi (otro más), Sergio Agüero o Javier Mascherano.

Fue el cuarto y último título en su carrera. Y ese verano sufrió un frenazo. Unai Emery, su actual técnico en el Sevilla FC, aterrizó en la ciudad del Turia y el argentino puso rumbo al Club Atlético de Madrid en calidad de cedido. Dejó sus perlas de calidad, pero no tuvo continuidad y sólo fue titular en cinco partidos de Liga (de 24 en total).

Retornó a Valencia, su temporada 2009/10 fue la mejor en cuanto a participación 33 titularidades ligueras, pero a partir de ese curso fue disminuyendo su influencia en Mestalla, pese a que llegó a portar el brazalete de capitán en un lustro en el que coincidió con David Villa, David Silva, Roberto Soldado, Jordi Alba o Sofiane Feghouli. Emery se marchó en la primavera de 2012, mientras que Banega aguantó hasta enero de 2014.

Éver se marchó a Newell's a préstamo. Con Emery ya en el banquillo del Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, el verano de 2014, el reciente campeón de la UEFA Europa League 2013/14 vio como perdía a Ivan Rakitić y Stéphane Mbia (cedido y que no volvió hasta el 31 de agosto), por lo que Unai pensó en Banega. Fue su apuesta y le ha salido a las mil maravillas.

El argentino acumula un 2015 de notable alto y es el motor en la sala de máquinas blanquirroja. El que fuese apodado como el 'Tanguito' por su forma de moverse en la zona ancha de La Bombonera ha conseguido volver a bailar en 'La Bombonera de Nervión'. En el Estadio Nacional de Varsovia puede ser la llave para abrir el camino a la cuarta UEFA Europa League del Sevilla, y para el quinto título en su hoja de servicios.



¿Cuánto sabes de Riquelme?