RIQUELME

Luiz Alberto, de fracasar en el Boca de Riquelme y Palermo a terminar en un taller mecánico

Luiz Alberto, de fracasar en el Boca de Riquelme y Palermo a terminar en un taller mecánico
tycsports.com
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El zaguero brasileño llegó libre en 2010 y apenas disputó siete partidos antes de irse por la puerta de atrás, acusando mal clima en el plantel y destratos de parte de la dirigencia.

Jugar en Boca no es para cualquiera.

Si para colmo el rendimiento no es el mejor en las pocas oportunidades que los clubes grandes brindan, entonces todo se torna cuesta abajo. Este fue el caso del brasileño Luiz Alberto, quien llegó al Xeneize para compartir equipo con Martín Palermo y Juan Román Riquelme pero que, después de apenas siete partidos, se fue por la puerta de atrás y terminó atendiendo un taller mecánico y administrando un club en Río de Janeiro.

Con el estigma de que el fútbol argentino no es para jugadores brasileños -no muchos son recordados-, Luiz Alberto llegó a Boca en 2010, tras quedar libre de Fluminense. En su currículum, el central presentaba pasos por Flamengo, Saint Etienne, Real Sociedad, Inter de Porto Alegre, Atlético Mineiro y Santos. Incluso fue dirigido por Vanderlei Luxemburgo en la Copa Confederaciones de 1999, cuando Brasil se quedó con el título. Aquel equipo contaba con figuras de la talla de Dida, Ronaldinho, Zé Roberto y Flávio Conceicao, entre otros.

“Cuando llegué, estaba Abel Alves como entrenador, a quien subieron desde la Reserva tras la salida de Alfio Basile. El Chueco me dijo que quería contar conmigo y verme jugar. Pero me apuró, porque a los 10 días me puso frente a Estudiantes. Pensé que iba a hacer una pretemporada de, por lo menos, tres semanas. Pero el club necesitaba un defensor urgente, que viniera, se pusiera la camiseta y jugara. Yo no estaba en condiciones de hacerlo”, reveló en una entrevista con Infobae.



Aquel plantel del Xeneize no transitaba sus mejores épocas. La tumultuosa salida del Coco Basile después de un segundo ciclo con más sombras que luces se sumó al enrarecido clima del vestuario, que tenía en Martín Palermo y Juan Román Riquelme dos figuras enfrentadas. “Pasaba de todo. La dirigencia encabezada por Jorge Amor Ameal, actual presidente, manejaba mal el club. Encima, había muchos cambios de entrenadores. Me quedé durante cuatro meses y me fui. Tampoco había amistad entre Riquelme y Palermo. Era un vestuario raro y difícil. Conmigo estaban tranquilos, no tuve problemas y nunca vi una pelea, pero se notaba que no se llevaban”, recordó.

Luiz Alberto, la adaptación y el Riquelme "parrillero"

Luiz Alberto supo reconocer que su rendimiento no fue el mejor, pero también explicó que nunca terminó de integrarse al plantel y aseguró que no tuvo la mejor de las experiencias: “La aceptación de mis compañeros no fue buena. Estaba siempre solo. En el vestuario estaba aislado. Después del entrenamiento me bañaba y volvía a casa. Estaba acostumbrado a otro trato en Brasil. Salvo cuando fui un par de veces a la parrilla con Román, no salía con mis compañeros y me la pasaba todo el día en mi casa, sin poder salir a la calle”.

Sobre aquellas visitas a una parrilla con Riquelme, Luiz Alberto supo regalar una perlita acerca del Román asador: “Luego de los entrenamientos, como a Riquelme le gustaba ir a comer choripanes a una parrilla pegada a La Bombonera, había días en los que me invitaba e iba junto a sus amigos del plantel, llegaba a la parrilla y se ponía a cocinar los choripanes y el asado. Era un amante de los choripanes”.



Más allá de la integración y de la ausencia de pretemporada, lo cierto es que el paso de Luiz Alberto por Boca fue de todo menos memorable. De hecho, su siguiente club fue el Duque de Caixas, un equipo que hoy milita en la Serie B1 de Rio de Janeiro. Hoy, su vida se reparte entre un taller mecánico y la administración de un club en Niterói, lugar que eligió para su residencia permanente. Sus hijos decidieron seguir sus pasos, uno es arquero y el otro defensor. Eso sí, a ninguno de los dos les recomendaría recalar en el Xeneize: “Boca es un club muy difícil”.

MÁS NOTICIAS DE RIQUELME
Redes: la opinión de los hinchas sobre quién debe ser el 9 de Boca
El conjunto de Almirón enfrentará a Arsenal este jueves 1 de junio en Sarandí.

¿Con o sin Riquelme?: la polémica pregunta de Mauricio Macri a un hincha de Boca
El expresidente del club de la Ribera tuvo un curioso diálogo con un hincha del Xeneize.

Lo quiere: la estrella mundial que busca convencer Riquelme para su partido despedida
El ídolo Xeneize quiere contar con un exfutbolsita con el que compartió equipo en españa.