Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Su último partido con la camiseta xeneize fue el noviembre de 2015. En enero del año siguiente partió al San Pablo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
23 de julio de 2020
ole.com.ar
“Quería quedarme, pero me tuve que ir”, dijo Calleri. “No quiso competir con Osvaldo”, replicó Angelici. Qué pasó.

El nombre de Jonathan Calleri sonó hace pocos días como alternativa para nutrir a Boca en este mercado de pases. Viejo conocido de la institución, goleador del equipo en 2015, es uno de los preferidos de Miguel Ángel Russo y del Consejo de Fútbol que encabeza Juan Román Riquelme para reforzar el plantel de cara a la Copa Libertadores que comienza.

Más allá de si es posible o no que regrese, en Olé nos propusimos recordar cómo y por qué se fue del club al que había llegado a mediados de 2014, luego de una excelente temporada en Primera con All Boys.

Su salida de Boca se concretó en enero de 2016 y no fue nada agradable para él, a pesar de que no haya hecho declaraciones resonantes. 'Yo quería quedarme seis meses más, pero me tuve que ir', dijo alguna vez, aunque nunca reveló las cuestiones internas que lo empujaron a alejarse.

'Calleri se fue porque no quería competir con Osvaldo', fue la respuesta que dio el por entonces presidente Daniel Angelici ante las consultas que le hacían forma recurrente por el delantero que había dejado el club no para irse al Inter de Italia, como se había manejado en su momento, sino para pasar al Sao Paulo, adonde lo esperaba Edgardo Bauza.



Inter, que había estado interesado en el jugador, se echó para atrás al enterarse que el pase del futbolista pertenecía a un club de la segunda división de Uruguay (Deportivo Maldonado) y no a Boca​, lo que hizo que supusiera que se trataba de una triangulación, algo que no estaba dispuesto a aceptar. Lo mismo ocurrió luego con el Genoa. Entonces a Stella Group, el grupo empresario que maneja la parte futbolística del Deportivo Maldonado y que le había comprado el pase de Calleri a Boca en una cifra cercana a los 12 millones de dólares, no le quedó propuesta más tentadora que la de cederlo a préstamo al club brasileño.

'Mucho tuvo que ver el Patón, me gustó la idea, el proyecto', explicó Joni al llegar a Brasil, aunque también pesó el regreso de Osvaldo. Lo había tenido como compañero en el primer semestre de 2015, y fue luego de su partida que él explotó. Ese año terminó siendo el goleador del equipo tanto en la Copa Argentina como en el campeonato, y que Angelici planeara traer de vuelta a Dani Stone -quien se suponía que volvía para ser titular- no le gustó nada a Calleri. El cortocircuito que se generó por este tema rompió para siempre la relación con el presidente, y entonces empezó a tratarse su salida.



La decisión de que Calleri no continuara en el club estaba firme. Tanto que fue el único jugador cuyo busto no apareció ploteado en el predio de Cardales en el que Boca hizo la pretemporada posterior a haber ganado los títulos de liga y Copa Argentina 2015. Por eso cuando Bauza lo llamó, ni lo dudó. Su ciclo en el Xeneize estaba terminado.

Cuatro años después, Russo y Riquelme lo quieren de regreso. Es el mismo club, aunque no la misma dirigencia. ¿Alcanzará este cambio para que Calleri ​deje de lado los beneficios económicos de Europa y pegue la vuelta?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?