Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El Ciclón ganó 2-0 en la Bombonera con goles de Peruzzi y Ortigoza: es líder.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
28 de julio de 2021
ole.com.ar

Nada para reclamar a los juveniles xeneizes.

No hubo sorpresa en la Bombonera. Los pibes de Boca no pudieron ante un San Lorenzo que jugó con su experiencia para ganarlo 2-0. El Ciclón lo abrió tras un gran centro de Ángel Romero que Gino Peruzzi cabeceó solito. Y al minuto del ST llegó el penal de Lastra a Palacios que Ortigoza clavó. Los de Paolo Montero ganaron la tercera fecha de la Liga Profesional: únicos líderes con siete puntos.

Los pibes recién salieron del secundario y en su primer día de laburo, cosas de la vida, les tocó manejar una multinacional: hiciste bachiller contable, ¿no? Bueno, vas a trabajar en este edificio en Puerto Madero, décimo piso, vista a la ciudad, tres celulares, un chofer a tu disposición, varias secretarias y la entrada a un exclusivo club de golf: acá te dejo las planillas de Excel y los organigramas de Power Point, tenés desayuno con los chinos, almuerzo con los yanquis y cena con una comitiva de suecos...

Y los pibes, acné, Tik Tok, “ah re”, “dale, bro”, “flama”, se sentaron en el sillón de la Gerencia y se arremangaron la camisa: laburaron 24/7. Asumieron la responsabilidad. Demostraron estar a la altura. Pasó que este martes a la noche se encontraron con San Lorenzo, zorro viejo, cuya empresa conoció tiempos mejores, pero que sabe de negocios. Y a los pibes los durmieron. Afuera y adentro.

Afuera porque una Liga que es el reino de la improvisación se puso de pronto en Modo Bundesliga y, así, un fútbol en el que nadie sabe ni cómo ni cuándo, en el que se sacan y se ponen descensos a gusto y piacere, se volvió de la noche a la mañana en reglamentarista y no accedió a que un partido se juegue 24 horas después de lo programado... Y dentro de la cancha a Boca primero lo duerme Ángel Romero (brillante en esa jugada del 1-0) y después, y sobre todo, el gran Néstor Ortigoza.

El Gordo es ese patrón que dirige el mundo sentado desde el feca de la esquina, ese que conoce el paño como nadie, que sabe bien con qué proveedor tratar y con cuál no, el que vivió las mil y una y al que nadie le va a hacer el cuento del tío. Toda empresa necesita de alguien como él.

Con poco, pero muy bueno (orden atrás más Orti más las pinceladas de los Romero y el gran laburo de Uvita), San Lorenzo le hizo mucho daño a este Boca de pibes responsables y dos mayores como Fabra y Cardona... Peruzzi, al que en sus años en Boca le ganaban siempre la espalda, esta vez es el que le gana la espalda a Fabra, ese empleado que está hace años en la empresa y cada vez le cuesta más levantarse por la mañana.

A San Lorenzo este triunfo le sirve para ganar tranquilidad, para que Montero se anote un poroto y para que sus hinchas disfruten de la paternidad con otro triunfo en La Boca.

A Boca, en tanto, toda esta novela desde que partió a Brasil, le deja como saldo positivo el gran compromiso de los pibes; y como negativo, la actuación de algunos de sus grandes: Cardona, indiferente, negándose a ir a Brasil y Cascini, dirigente, peleándose en Brasil.

A ellos dos, Boca les quedó grande.


Riquelme en YouTube
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?