Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El exdelantero habló de sus proyectos a futuro.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
18 de marzo de 2021
elintransigente.com

No caben dudas de que uno de los personajes más exóticos del fútbol argentino en los últimos años es Daniel Osvaldo.

El hombre que supo brillar en Europa y que cumplió su sueño de jugar en Boca, decidió dejar todo para dedicarse a su carrera musical. Desde el momento en el que se marchó del Xeneize no volvió a tener contacto con el club de sus amores, pero ahora dejó en claro que quiere volver a La Bombonera para llevar a cabo su nueva ilusión.

Dani Stone pasó por F90, programa de ESPN, y además de repasar su carrera como futbolista, y reconoció que le quedó una cuenta pendiente con la camiseta azul y oro. “Mi hijo se quedó con ganas de verme en Boca, porque era muy chiquito. De hecho cuando fui a Banfield, en ese partido y medio que jugué, estaba contento. No tenía que haber vuelto. Cuando volví se estableció una pandemia. No podía entrenar en el living de mi casa. El coronavirus me retiró. Si no hubiera pasado esto, seguramente hubiese seguido en Banfield”, comentó.

También se refirió a su faceta como cantante con su banda “Barrio Viejo”. En ese sentido, el exdelantero dejó en claro que tiene como sueño “tocar en La Bombonera, sería pedirle demasiado a la vida”. Hoy en día Osvaldo está totalmente abocado a su carrera musical, con los Rolling Stones como máximos referentes. “Hasta Mick Jagger toma clases, porque siempre se puede mejorar. A Keith Richards me lo crucé una vez en el Faena. Lo admiro mucho”, aseguró.

Recordando anécdotas del pasado, comentó una que vivió en Italia y que casualmente tiene como protagonista a Daniele De Rossi. “A los Stones sólo los pude ver dos veces, porque siempre coincidía con los partidos que tenía que jugar. Una vez, cuando estaba en la Roma y jugábamos contra el Pescara llegué tarde. De Rossi la hizo bien, porque se lesionó el día anterior y pudo ir antes. Yo fui en avión para Londres apenas terminó el partido, pero como me tocó el doping me demoré”, comenzó contando.

Finalmente la historia no terminó de la mejor manera para Osvaldo, más allá de que hoy en día la cuenta con una sonrisa en su rostro. “Había pedido el cambio cuando faltaban 10 minutos para ganar tiempo. Cuando me fui a duchar, hice pis ahí y cuando el doctor me dijo que me había tocado el doping me quise matar. Cuando llegué a Inglaterra, ya había terminado el show. Terminamos en un bar que estaba pasando música de los Rolling y nos quedamos hasta las 6 de la mañana”, concluyó.

Riquelme en YouTube
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?