Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El ex Vélez apenas disputó 83 minutos oficiales en este 2020. Y más allá de la pandemia, es una cifra a revisar para un jugador de su jerarquía.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
16 de noviembre de 2020
clarin.com
El nombre de Mauro Zárate fue tendencia en el las redes sociales en la noche del domingo después de la primera derrota de Boca en este ciclo de Miguel Ángel Russo.

No por un gol, un gesto y ni siquiera por un error. Simplemente porque otra vez el delantero no ingresó en un equipo que esta vez estuvo falto de gol y que sufrió una caída inesperada en la Bombonera.

¿Por qué no juega Zárate? Fue la pregunta que más se repitió en ese espacio de catarsis colectiva, como si todos, al mismo tiempo, hubiesen pensado lo mismo.

Pero aunque la duda se incrementó por el mal funcionamiento del ataque de Boca y por las mil veces que la cámara de TV lo enfocó haciendo la entrada en calor en la transmisión, el 2020 arroja un número por demás curioso: Zárate apenas disputó 83 minutos oficiales en Boca. Y más allá de la pandemia, es una cifra a revisar para un jugador de su jerarquía.



Tan cierto es que Russo lo pensó como titular (lo puso desde el inicio en el primer partido que jugó por los puntos ante Independiente) como que las lesiones le cayeron siempre inoportunas. Dos en el comienzo del año lo sacaron de la cancha en la recta final que consagró a Boca en el mano a mano con River en la Superliga. Luego llegó el freno abrupto, un contrato para renegociar con cláusulas de productividad que no se cumplieron y un pedido expreso de continuidad. ¿De quién? De Russo, quien le solicitó a Riquelme y compañía que se aseguraran la renovación de Mauro.

Zárate se quedó, dijo sentirse cómodo y motivado por continuar en Boca y se puso a punto desde lo físico cuando todavía la pandemia hacía entrenar a todos en sus casas. Pero al reinicio de la competencia oficial lo tuvo otra vez afuera, en el banco, aguardando su chance. No participó en los primeros dos encuentros de la Copa (Libertad y Caracas) en donde les tocó a compañeros como Tevez, Soldano y hasta Walter Bou. Recién entró en el tercero de los juegos: fueron 16 minutos contra el equipo paraguayo, en la Bombonera.

¿Y luego? Otra vez una lesión (se desgarró en uno de los amistosos diseñados por el DT) lo puso a la fila en la consideración en una zona de ataque en donde cada rol parece estar definido entre titulares y suplentes. Y solo entró un puñado de minutos en Rosario, contra Newell"s, hace dos semanas. Así como el puesto del nueve se lo disputan Soldano y Ábila, el de Salvio tiene a Maroni como sustituto y Cardona se quedó con el sitio que era de Villa, la duda es si habrá espacio para Mauro si es que no juega por Tevez.



La mirada deportiva de Russo parece clara. Porque el contrapunto de Zárate es Tevez: jugó como titular todos los encuentros después del freno por el Covid-19 y promedió 80 minutos en el campo de juego. ¿La constante permanencia del Apache en la cancha explican todos los minutos que le faltan a Mauro?

Es una lectura que parece lineal, ya que a Zárate se lo piensa más como un sustituto de Carlitos que como un complemento, aunque puedan hacerlo. De hecho, uno de los argumentos de la renovación de Mauro tuvo que ver con incertidumbre sobre cómo retornaría Tevez a la actividad oficial. También Cardona se adueñó con una mayor facilidad del sitio por el que todavía Mauro no pudo competir.

"Vamos a necesitar de todos en este tramo del año y a Mauro lo queremos pleno en lo físico para sumarlo y que aporte", le confiaron a Clarín desde Boca. La pregunta nace. ¿Cómo saber si está bien si no juega nunca? En la evaluación diaria, el DT entiende que sabe cuándo tirarlo al campo de juego. ¿Será contra Lanús este viernes previo al choque de octavos de la Copa? ¿Aparecerá en Porto Alegre si el equipo lo necesita?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?