La mayor comunidad de fans de Juan Román Riquelme
HACE 9 MESES

VIdeo: 7 momentos del 7 Bravo de Boca, a un año de su desembarco

5.772 visitas

boca juniors

schelotto

Foto: clarin.com
HAZTE FAN DE RIQUELME EN FACEBOOK
Y NO TE PIERDAS TODAS LAS NOTICIAS
DE RIQUELME Y BOCA JUNIORS
Como si dirigir a Boca ya no sea una mochila pesada, a Guillermo Barros Schelotto le tocó hacerlo por primera vez en un año bisiesto. Así, se cumplen hoy 366 días de la asunción del Mellizo en el club que como futbolista forjó el perfil de uno de los ídolos más grandes del Xeneize, por los títulos que ganó y por la impronta entre talentosa y arrabalera que dejó en las canchas.

Guillermo Barros Schelotto cumple hoy su primer aniversario al frente del plantel xeneize. Fueron 366 días intensos, al estilo del Mellizo. Pero aún sin títulos.

Con ese crédito se dispuso a suceder a Rodolfo Arruabarrena en el cargo. Y en este primer año, con un día más que lo habitual, acumuló horas de conducción, pasajes de buen juego, momentos de flojo rendimiento, clasificaciones heroicas y eliminaciones dolorosas, decisiones fuertes frente a actitudes insolentes, la partida de su as de espadas y la reestructuración de un equipo que se ve obligado a ganar el torneo de Primera División en un 2017 que lo tendrá fuera de las competencias internacionales. Apenas todo eso.

Los Barros Schelotto, el técnico Guillermo y el ayudante de campo Gustavo, llegaron a Boca después de un paso por el fútbol italiano que terminó en una gran frustración. El 10 de febrero del año pasado, apenas un mes de haber asumido en el Palermo, se vieron forzados a alejarse por no haber conseguido el permiso para dirigir en el Calcio. Por ello no sólo tuvo inhibido el acceso a los estadios los días de partidos, sino que se había llegado al colmo de que ni siquiera pudiera dirigir los entrenamientos.

Había asumido en Palermo el 11 de enero y estuvo al frente del equipo durante cinco partidos, en los que obtuvo un triunfo (4-1 como local al Frosinone), dos empates (1-1 con el Carpi y 2-2 con Sassuolo), y sufrió dos derrotas (0-4 como local ante el Genoa, en su debut, y 0-2 ante el Milan). La frustración de irse tan rápido de la Serie A tuvo el contrapeso de haber quedado en libertad cuando Boca se vio sin técnico, después de que el presidente Daniel Angelici decidiera echar a Arruabarrena.

El Vasco se fue el 29 de febrero (año bisiesto, se insiste). Los Barros Schelotto, con su cuerpo técnico (Ariel Pereyra como segundo ayudante y Javier Valdecantos como preparador físico) asumieron el 2 de marzo. y apenas un día más tarde ya salía a la cancha. Sí, con apenas unas horas de preparación, la presentación y el comienzo de un ciclo que se puede resumir en 7 momentos del 7 Bravo de Boca.

1) El 3 de marzo debutó contra contra Racing por la fase de grupos de la Copa Libertadores. Un feo 0 a 0 por el juego y porque se jugó en una Bombonera vacía que todavía purgaba la sanción de la Conmebol por el ataque con gas pimienta a los jugadores de River, en la Copa del año anterior. Tres días más tarde, por el campeonato local, sumó otro 0 a 0 contra River en el Monumental. Ese inicio tan rocoso, con dos clásicos en apenas 72 horas, fue el inicio de una racha que lo tiene invicto contra los grandes, en siete partidos disputados.



2) La Libertadores era el gran objetivo de 2016. Y superar los cuartos de final se tornaba tan imprescindible como difícil por una nefasta racha de lesiones que sufrió en el inicio del ciclo. El 19 de mayo eliminó a Nacional de Montevideo, en una serie cerrada que debió resolverse por penales y con una noche iluminada de Agustín Orion, quien atajó tres disparos en aquella definición de local. A las bajas por lesiones (Gago, Lodeiro y Cubas), se le había sumado el adiós de Daniel Osvaldo por decisión del propio Mellizo después de que el delantero encendiera un cigarrillo en el vestuario del Parque Central, en la ida de la serie contra Nacional. Puso parches en el equipo y avanzó.

3) Retomó el camino de la Libertadores después del receso obligado de 45 días por la Copa América Centenario. El rival era Independiente del Valle, un equipo ecuatoriano con poca historia pero que venía de eliminar a River en octavos de final. Y también sorprendió a Boca: ganó en Ecuador y en la Bombonera y, con un global de 5 a 3, privó al equipo de los Barros Schelotto de llegar a la final de la Libertadores. Con semejante frustración, el 14 de julio empezaba ya a hablarse del futuro de Carlos Tevez...

4) La primera reestructuración llegó precisamente después de la Copa y de cara a la actual temporada. Y hubo una sangría en el equipo. Se fueron los líderes Orion (hoy en Racing) y Cata Díaz (en Getafe de España). También Lodeiro, un indispensable, que emigró a la MLS de Estados Unidos y rápidamente se coronó campeón en Seattle Sounders. Tevez titubeó y pensó en dejar el fútbol, pero se quedó. Empezó otro proceso.

5) Para el armado de 2017, era fundamental ganar la Copa Argentina 2016, que otorgaba una plaza a la actual Libertadores. Fue, salvo para San Lorenzo (ya estaba clasificado), el botín de los grandes. Después de pasar con angustia a Lanús en octavos de final, lo venció Rosario Central en cuartos: fue en Córdoba, mismo escenario donde el año anterior se había consagrado en la misma Copa el equipo de Arruabarrena, en una final arruinada por el pésimo arbitraje de Diego Ceballos, que perjudicó a los rosarinos con sus fallos. Sin la zanahoria de la Libertadores, se apuntaban todos los cañones al torneo local.



6) Fútbol y punta. Boca se recuperó y levantó su nivel futbolístico. Hilvanó tres victorias consecutivas en clásicos en apenas 13 días, contra San Lorenzo de visitante (2-1), contra Racing de local (4-2) y frente a River en el Monumental (4-2), esta última la función despedida de Tevez, quien la rompió en Núñez. El equipo de los Barros Schelotto llegó a la cima del torneo a puro gol y con la vuelta de Gago en gran nivel.



Los 7 momentos del 7 Bravo de Boca, a un año de su desembarco
El festejo de Guillermo con Axel Werner en el 4-2 frente a River en el último Superclásico oficial. (Jorge Sánchez)


las más leídas
Un presidente no quiere a Lionel Messi 'ni gratis'
Un presidente no quiere a Lionel Messi 'ni gratis'
Se filtra el borrador de un documento de AFA que amenaza a los clubes
Se filtra el borrador de un documento de AFA que amenaza a los clubes
Una acción de Manu Ginóbili fue elegida la mejor de la historia de la NBA
Una acción de Manu Ginóbili fue elegida la mejor de la historia de la NBA
Portazo de la 'Gata' Fernández
Portazo de la 'Gata' Fernández
ATP de Acapulco: Novak Djokovic le ganó a Juan Martín Del Potro en un partidazo
ATP de Acapulco: Novak Djokovic le ganó a Juan Martín Del Potro en un partidazo
Los 7 momentos del 7 Bravo de Boca, a un año de su desembarco
Los 7 momentos del 7 Bravo de Boca, a un año de su desembarco
Marchi, luego de la reunión con los dirigentes: 'Está todo igual, no hay fútbol'
Marchi, luego de la reunión con los dirigentes: 'Está todo igual, no hay fútbol'
Lionel Messi se quedó con el autógrafo de Santiago Lange, que visitó la práctica de Barcelona
Lionel Messi se quedó con el autógrafo de Santiago Lange, que visitó la práctica de Barcelona
El Gobierno pagó y ahora se juega contrarreloj para que vuelva el fútbol
El Gobierno pagó y ahora se juega contrarreloj para que vuelva el fútbol
Bomba en el Barcelona: Luis Enrique anunció que no seguirá en el club
Bomba en el Barcelona: Luis Enrique anunció que no seguirá en el club
los videos más vistos
Manu Ginóbili explica el Eurostep
Manu Ginóbili explica el Eurostep
El gol tecnológico más tonto de la historia.
El gol tecnológico más tonto de la historia.
Por error, Djokovic transmitió en vivo una pelea con su mujer
Por error, Djokovic transmitió en vivo una pelea con su mujer
At. Madrid 1 - Barcelona 2
At. Madrid 1 - Barcelona 2
Villarreal 1 - Real Madrid 0
Villarreal 1 - Real Madrid 0


Matías Bustos Milla

(47) comentarios

Boca Juniors

Guillermo Barros Schelotto
Como si dirigir a Boca ya no sea una mochila pesada, a Guillermo Barros Schelotto le tocó hacerlo por primera vez en un año bisiesto. Así, se cumplen hoy 366 días de la asunción del Mellizo en el club que como futbolista forjó el perfil de uno de los ídolos más grandes del Xeneize, por los títulos que ganó y por la impronta entre talentosa y arrabalera que dejó en las canchas. Con ese crédito se dispuso a suceder a Rodolfo Arruabarrena en el cargo. Y en este primer año, con un día más que lo habitual, acumuló horas de conducción, pasajes de buen juego, momentos de flojo rendimiento, clasificaciones heroicas y eliminaciones dolorosas, decisiones fuertes frente a actitudes insolentes, la partida de su as de espadas y la reestructuración de un equipo que se ve obligado a ganar el torneo de Primera División en un 2017 que lo tendrá fuera de las competencias internacionales. Apenas todo eso.

Los Barros Schelotto, el técnico Guillermo y el ayudante de campo Gustavo, llegaron a Boca después de un paso por el fútbol italiano que terminó en una gran frustración. El 10 de febrero del año pasado, apenas un mes de haber asumido en el Palermo, se vieron forzados a alejarse por no haber conseguido el permiso para dirigir en el Calcio. Por ello no sólo tuvo inhibido el acceso a los estadios los días de partidos, sino que se había llegado al colmo de que ni siquiera pudiera dirigir los entrenamientos.

Había asumido en Palermo el 11 de enero y estuvo al frente del equipo durante cinco partidos, en los que obtuvo un triunfo (4-1 como local al Frosinone), dos empates (1-1 con el Carpi y 2-2 con Sassuolo), y sufrió dos derrotas (0-4 como local ante el Genoa, en su debut, y 0-2 ante el Milan). La frustración de irse tan rápido de la Serie A tuvo el contrapeso de haber quedado en libertad cuando Boca se vio sin técnico, después de que el presidente Daniel Angelici decidiera echar a Arruabarrena.

El Vasco se fue el 29 de febrero (año bisiesto, se insiste). Los Barros Schelotto, con su cuerpo técnico (Ariel Pereyra como segundo ayudante y Javier Valdecantos como preparador físico) asumieron el 2 de marzo. y apenas un día más tarde ya salía a la cancha. Sí, con apenas unas horas de preparación, la presentación y el comienzo de un ciclo que se puede resumir en 7 momentos del 7 Bravo de Boca.

1) El 3 de marzo debutó contra contra Racing por la fase de grupos de la Copa Libertadores. Un feo 0 a 0 por el juego y porque se jugó en una Bombonera vacía que todavía purgaba la sanción de la Conmebol por el ataque con gas pimienta a los jugadores de River, en la Copa del año anterior. Tres días más tarde, por el campeonato local, sumó otro 0 a 0 contra River en el Monumental. Ese inicio tan rocoso, con dos clásicos en apenas 72 horas, fue el inicio de una racha que lo tiene invicto contra los grandes, en siete partidos disputados.


2) La Libertadores era el gran objetivo de 2016. Y superar los cuartos de final se tornaba tan imprescindible como difícil por una nefasta racha de lesiones que sufrió en el inicio del ciclo. El 19 de mayo eliminó a Nacional de Montevideo, en una serie cerrada que debió resolverse por penales y con una noche iluminada de Agustín Orion, quien atajó tres disparos en aquella definición de local. A las bajas por lesiones (Gago, Lodeiro y Cubas), se le había sumado el adiós de Daniel Osvaldo por decisión del propio Mellizo después de que el delantero encendiera un cigarrillo en el vestuario del Parque Central, en la ida de la serie contra Nacional. Puso parches en el equipo y avanzó.

3) Retomó el camino de la Libertadores después del receso obligado de 45 días por la Copa América Centenario. El rival era Independiente del Valle, un equipo ecuatoriano con poca historia pero que venía de eliminar a River en octavos de final. Y también sorprendió a Boca: ganó en Ecuador y en la Bombonera y, con un global de 5 a 3, privó al equipo de los Barros Schelotto de llegar a la final de la Libertadores. Con semejante frustración, el 14 de julio empezaba ya a hablarse del futuro de Carlos Tevez...

4) La primera reestructuración llegó precisamente después de la Copa y de cara a la actual temporada. Y hubo una sangría en el equipo. Se fueron los líderes Orion (hoy en Racing) y Cata Díaz (en Getafe de España). También Lodeiro, un indispensable, que emigró a la MLS de Estados Unidos y rápidamente se coronó campeón en Seattle Sounders. Tevez titubeó y pensó en dejar el fútbol, pero se quedó. Empezó otro proceso.

5) Para el armado de 2017, era fundamental ganar la Copa Argentina 2016, que otorgaba una plaza a la actual Libertadores. Fue, salvo para San Lorenzo (ya estaba clasificado), el botín de los grandes. Después de pasar con angustia a Lanús en octavos de final, lo venció Rosario Central en cuartos: fue en Córdoba, mismo escenario donde el año anterior se había consagrado en la misma Copa el equipo de Arruabarrena, en una final arruinada por el pésimo arbitraje de Diego Ceballos, que perjudicó a los rosarinos con sus fallos. Sin la zanahoria de la Libertadores, se apuntaban todos los cañones al torneo local.


6) Fútbol y punta. Boca se recuperó y levantó su nivel futbolístico. Hilvanó tres victorias consecutivas en clásicos en apenas 13 días, contra San Lorenzo de visitante (2-1), contra Racing de local (4-2) y frente a River en el Monumental (4-2), esta última la función despedida de Tevez, quien la rompió en Núñez. El equipo de los Barros Schelotto llegó a la cima del torneo a puro gol y con la vuelta de Gago en gran nivel.


7) El adiós del ídolo, capitán y referente: Tevez finalmente partió al fútbol chino, para jugar en el Shanghai Shenua, y dejó a Boca sin su as de espadas para la segunda mitad del torneo. Con un verano de dudas, por resultados y rendimiento, encara las 16 fechas que le restan al campeonato con un solo objetivo: ser campeón. El crédito que amasó como el 7 Bravo sigue vigente.

HOY
HOY

Cómo rearma Guillermo el ataque de Boca Juniors

842 visitas

walter bou

dario benedetto

Foto: goal.com
Por cuarta vez desde que comenzó su ciclo en Boca, Guillermo Barros Schelotto tendrá que rearmar el equipo. Siempre decisivo, el DT no solo tendrá que reemplazar la jerarquía de Darío Benedetto, sino también sus goles: de los 22 tantos que lleva el Xeneize en estas primeras nueve fechas, el Pipa había convertido nueve, es decir, el 40%. Y aunque su sustituto sale de memoria, no es la única variante que le queda.

CONTINUAR LEYENDO >
HOY
HOY
HOY

Boca se entrenó pero aún no hay formación definida

815 visitas

boca juniors

rosario central

Foto: espn.com.ar
Aunque se prevé que habrá tres cambios en relación con la derrota frente a Racing del pasado domingo, lo cierto es que, contra lo que se esperaba, el director técnico Guillermo Barros Schelotto no dispuso una práctica formal de fútbol, por lo que aún no hay certezas.

CONTINUAR LEYENDO >