elespectador.com

¿En qué quedó el escándalo de los colombianos?