Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Con la desvinculación del Melli del Galaxy, parece difícil que Kichán siga en la MLS.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
30 de octubre de 2020
ole.com.ar
De este modo, crece la chance de que sea refuerzo para la Copa si el equipo de Russo sigue avanzando. Así quedó su situación...

Si el Galaxy ya había avisado que no iba a pagar la cláusula por Cristian Pavón, la desvinculación de Guillermo Barros Schelotto como técnico del equipo agiganta la chance de que Kichán vuelva a Boca y, por lo tanto, esté disponible para jugar la Copa si es que Boca sigue avanzando en la Libertadores.

Si el Galaxy ya había avisado que no iba a pagar la cláusula por Cristian Pavón, la desvinculación de Guillermo Barros Schelotto como técnico del equipo agiganta la chance de que Kichán vuelva a Boca y, por lo tanto, esté disponible para jugar la Copa si es que Boca sigue avanzando en la Libertadores.



Sin embargo, el escenario está planteado para que el cordobés pueda volver a Boca y convertirse en un refuerzo importante en principio para la semis y la final de la Copa, en el caso de que Boca llegue a esa instancia. Aunque en realidad, el cordobés hasta podría retornar antes, porque la fase regular de la MLS termina el 8 de noviembre y el Galaxy depende de un milagro para clasificarse a los playoff.



De esta manera, si Pavón pudiera desvincularse una vez finalizada la participación de su equipo y antes de que termine su contrato (vence el 31/12), quizás pueda ser tenido en cuenta por Russo para los cuartos de final (se juegan entre el 8 y el 10 de diciembre y el 15 y 17 y se pueden hacer hasta tres cambios en la lista de buena fe), en la medida de que Boca supere al Inter de Porto Alegre en octavos.

Por lo pronto, está claro que el Galaxy no ejecutará la cláusula de 20 millones y, con este presente futbolístico y el impacto económico de la pandemia, difícilmente pueda hacer una oferta que convenza a Boca de vender al 7 bravo. Por ahora, la franquicia no hizo uso de la opción de compra que tenía al 1 de julio y sí aprovechó la posibilidad que tenía de estirar el préstamo hasta el 31 de diciembre.



"Yo estoy tranquilo, dejando todo en este club. Lo mío todavía no se arregló nada, no sé nada... Se va a arreglar al final de la temporada", explicó días atrás el 10 del Galaxy. "Espero tranqui a ver qué pasa, jugando los partidos concentrado, porque si me pongo a pensar me desvío. Prefiero no darle bola y que lo arregle mi representante. Que pase lo que tenga que pasar", aseguró en el mismo tono.

La cuestión es que, con la salida de Guillermo, la situación puede cambiar radicalmente. ¿Ahora sí Pavón está muy cerca de Boca?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?