Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Es el hijo de una gloria del club, que se cansó de hacer goles.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
22 de abril de 2020
ole.com.ar
Él también es delantero, juega en México, pero su deseo es repetir la historia. ¿Sigue la leyenda?

A partir de la pandemia, con el fútbol parado en casi todo el planeta, está viviendo en la casa de un amigo, en Pachuca. Sí, allí donde su papá dirigió hasta hace muy poco. Como si le siguiera los pasos, siempre está cerca de él, del hombre que más goles hizo con la camiseta azul y oro. Y si bien en este momento están a varios kilómetros de distancia, el contacto es permanente. Tanto como el espíritu de goleador, claro, que este delantero de 23 años heredó y que proyecta algún día revivir en la Bombonera. 'Mi sueño es jugar en Boca​, como mi papá. Sería increíble', dice Ryduan Palermo, el hijo del Titán. Y sí.





Ryduan hoy juega en el Tlaxcala, de la tercera del fútbol mexicano. Allí llegó cuando su papá estaba dirigiendo en México. Justamente, ese club pertenece al grupo Pachuca. Ahí está hoy persiguiendo sus propios sueños de goleadores. Ese camino que arrancó en Estudiantes, como su papá, que siguió en Arsenal, justo cuando Martín era el DT, que trasladó a Chile (en Santiago Morning) mientras el Loco dirigía a Unión Española y que ahora lo condujo a la tierra azteca. Pero Boca, el club del que es hincha, siempre está en su cabeza. No puede ser de otra manera.

'Acá llevábamos varias fechas jugadas hasta que nos agarró la pandemia. Veníamos punteros de la tercera división y en lo particular estaba convirtiendo goles, pero ahora estamos a la espera porque se suspendieron los ascensos', contó Palermo junior en Pasión Azul y Oro.



Esta situación hizo que de Tlaxcala se fuera hasta Pachuca, que está a unos 130 km de distancia, para pasar la cuarentena en lo de un amigo. 'Estaba viviendo en la casa de su club. Pero como tuvieron que desinfectar y limpiar todo, se fue a la casa de un compañero que vive en Pachuca. Allí está mejor', le contó Martín a Olé, a propósito de este díficil momento que agarró a su hijo lejos de la familia.


Justamente, en esa asociación permanente que existe con su papá, Ryduan también habló de lo que significa ser el hijo del máximo goleador histórico y de una verdadera leyenda de Boca. ​'Siempre están las miradas de todos y las comparaciones con mi papá, sobre lo que hago. Pero yo trato de no fijarme en eso y hacer mi propia carrera', contó.





Ryduan, por supuesto, ya estuvo en el mismísimo campo de la Bombonera festejando un gol. Incluso, jugando. Primero, cuando el Titán marcó el gol 219, ante Arsenal, con el que alcanzaba el récord histórico del club, ingresó para ser parte del festejo y, con la camiseta 21 en la espalda, formar justamente ese número. Y después, en el partido homenaje de su papá, se dio el gusto de integrar uno de los equipos. Ahora, claro, busca que todo eso que vivió, algún día, se convierta en realidad. Y que el protagonista no sea un tal Martín, sino otro Palermo. Ryduan Palermo...










Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?