Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El máximo ídolo de la institución dejó grandes lujos a lo largo de su carrera.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
24 de mayo de 2020
elintransigente.com

Juan Román Riquelme es, sin duda alguna, uno de los mejores jugadores de la historia, tanto del fútbol argentino como del sudamericano.

Si bien no logró triunfar como se esperaba en Europa, también dejó una marca importante en el Villarreal de España. Pero, más allá de todo, el enganche grabó su nombre en las páginas doradas de Boca Juniors donde se transformó en el máximo ídolo de la institución.


Un día como hoy, pero en el año 2000, el exjugador y actual dirigente frotó la lámpara y se lució en la serie de cuartos de final por Copa Libertadores ante el clásico rival. Después de convertir un golazo de tiro libre en el Monumental, tuvo un gran partido en la vuelta que se disputó en la Bombonera. Dio una asistencia, marcó de penal y dejó, para la historia, uno de sus mejores caños: sobre la banda derecha, a Mario Yepes.


Los mejores caños del “10”

Tras el recuerdo de la histórica jugada ante el defensor colombiano, desde El Intransigente decidimos recordar sus mejores caños durante la época como profesional. Y a 20 años del duelo ante River por el certamen más importante de América, otra de las jugadas más reconocidas de Román se dio ante Rosario Central. Durante el Torneo Clausura 2001, pegado contra la banda, giro encima de la pelota y tiró un caño de taco ante la marca de Charles Pérez. Sin dudas, uno de los más lindos de su carrera.




Otro de los más recordados, también se dio jugando para el Xeneize en la Bombonera. Esta vez, contra Arsenal de Sarandí. Por la Fecha 18 del Torneo Final 2013, Riquelme al recibió de espaldas en tres cuartos de cancha. Giró, vio a Mariano González que llegaba a marcarlo en velocidad y la deslizó suavemente entre sus piernas. La acción termina con un potente remate que se va muy cerca del arco.



El tercer caño fue más que especial. No sólo por la forma sino también porque fue durante su último partido vistiendo la camiseta del club de la Ribera. Fue durante el Torneo Final del 2014, ante Lanús, también en el estadio que se ubica en Brandsen 805. Aquella vez quien lo sufrió fue Carlos Izquierdoz: abrió las piernas para disponerse a marcarlo y el “10” amagó, haciéndole un caño sin tocar la pelota.



Ya jugando para Argentinos Juniors, en el año 2015, se enfrentó nuevamente a Rosario Central y también aprovechó para mostrarse. La magia se mantenía latente y así se lució ante Franco Niell. Aguantó la pelota con un rival en su espalda y cuando el delantero quiso quitársela desde adelante, se la pasó entre las piernas y salió jugando de forma limpia con su defensa. Calidad pura del enganche que con 37 años no dejaba de brillar.




El sexto y último caño fue, también en la Bombonera, durante un clásico ante San Lorenzo. Fue por el Torneo Apertura de 2011 y terminó 1-1. Pero, como ya era costumbre, Román tuvo un lujo que mostrar. Luego de que Darío Cvitanich se la baje de taco, quedó rodeado de cuatro rivales. ¿Qué hizo? La pisó y metió un caño con taco inclusive. Eterno.



Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?