Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Mauro ocupa el quinto lugar entre los delanteros del plantel, pero volverá al 11 inicial por segunda vez en el año en medio de una formación alternativa.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
19 de noviembre de 2020
ole.com.ar
¿Qué quiere hacer? ¿Piensa irse a fin de año? Acá te lo contamos...

La derrota de Boca ante Talleres tuvo un montón de condimentos, incluso varios más que el 0-1 en la Bombonera en sí mismo que ya es mucho decir. Desde la patada a los ¡3 segundos! de Carlos Tevez, el arrepentimiento y el descargo de Germán Delfino, hasta que el verdugo fue Joel Soñora, un pibe formado en la casa, y que Miguel Angel Russo perdió un invicto de 16 partidos. Sin embargo, hubo un detalle más que por lo menos a los hinchas xeneizes les hizo ruido y tiene que ver con que, pese a que había cinco cambios, ni así Mauro Zárate pudo sumar minutos. Hasta ahora, claro, ya que al parecer contra Lanús el delantero volverá a ser titular por ¡segunda vez en el año!

Zárate se ganó un lugar dentro del equipo alternativo que el DT de Boca -por primera vez desde que regresó- tiene pensado usar este viernes en la Bombonera ante el Granate, ya que el 25/11 jugará la ida de los octavos de la Libertadores vs. Inter en Porto Alegre (la vuelta, el 2/12) y quiere tener a su 11 base descansado y a pleno. Y para Mauro no es un dato menor, todo lo contrario, es la chance que tanto pidió pero por sobre todas las cosas la que deberá capitalizar al máximo para empezar a ganar terreno.

El ex Vélez, de 33 años, corre de atrás. En la consideración de Russo y en la realidad. No porque el DT ponga en dudas sus cualidades, al contrario, pero hoy Zárate es el quinto delantero de Boca detrás de Carlos Tevez, Franco Soldano, Ramón Ábila e incluso Walter Bou, quien tampoco prácticamente tiene rodaje. De hecho, por ese desafío es el que se quedó Mauro: revertir la imagen de los primeros seis meses y ser el hombre determinante que pretende Miguel, con el que fue goleador y campeón en Liniers.

Si su primer semestre en Boca no fue mucho tuvieron que ver las lesiones. Tal es así que Mauro fue la primera alternativa de ataque que propuso Russo en su regreso: le dio la titularidad junto a Tevez vs Independiente en la primera fecha en enero, aunque no pudo terminar el partido porque sufrió el primer desgarro del año. Y cuando quiso volver ya era tarde porque el 11 que luego sería campeón ya estaba consolidado y justamente porque él siguió con la mala racha de lesiones. Es más, en lo que va del 2020 jugó apenas dos partidos antes del parate por la pandemia y luego participó de un par más tras la reanudación: 16" vs. Libertad en la Copa y sólo 3" contra Newell"s.

Pero Zárate se quedó por revancha. Y Lanús le calza justo porque al margen de que ya le marcó dos veces en Boca (2-1 en la Bombonera y 1-2 en el Sur) es el momento para que empiece a ser una pieza importante para Russo, más en épocas de doble competencia. Revancha, eso busca. Por eso renovó (más allá del pedido del DT), por eso aceptó que el Consejo le quitara la cláusula que pidió para irse en diciembre si no tenía continuidad (algo que, por ahora, está pasando), por eso dijo que quiere retirarse en el Xeneize, por eso pese a no jugar ni cuando hay cinco cambios a disposición jamás generó un problema puertas adentro, por eso sus ganas de revertir la historia.

"No hay nada raro, Mauro va a cumplir su contrato hasta junio del año que viene y después Boca evaluará si quiere que siga hasta diciembre 2021", le explicaron a Olé desde el entorno del punta que llegó al Xeneize en el 2018 y que hasta ahora lleva 67 partidos y 17 goles. Y agregaron: "El está a disposición del técnico, pero también entiende que las cosas vienen saliendo muy bien y que no es fácil hacerse un lugar. Lo que sí, Mauro es consciente de que tiene que estar listo para cuando le toque entrar".

Así, y pese a que en algún momento el CT notó que a lo mejor Zárate no estaba al 100% en las prácticas y no por su condición física y futbolística (de hecho es un obsesivo de ese tema), pero sí tal vez por la cuestión anímica que le genera no jugar, hoy en Boca a Mauro lo ven muy bien. "Es muy probable que juegue el viernes, que no haya entrado el domingo con Talleres no quiere decir nada, ¿a quién sacabas? El equipo estaba jugando bien", analizaron con Olé desde Ezeiza. Por lo visto, le llegó el momento que tanto esperaba: jugar de titular otra vez. Y si no es ahora, ¿cuándo?

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?