Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El delantero colombiano tiene pensado presentarse en el predio de Ezeiza este sábado, apenas concluya su aislamiento.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
02 de septiembre de 2021
lanacion.com.ar

El club lo sancionará económicamente; podría trabajar con los juveniles o de forma independiente.

Aconsejado por sus representantes, el colombiano Sebastián Villa se presentará a entrenarse en Boca este sábado, una vez que concluya su aislamiento sanitario, luego de regresar de Colombia.

Pero no todo será tan simple. Antes, el delantero, que no participa de las prácticas desde el 31 de julio (ofendido por no haber sido vendido a Brujas, de Bélgica), tendrá que resolver varios asuntos.



De acuerdo a lo que pudo averiguar LA NACIÓN, el colombiano primero deberá dialogar con los integrantes del departamento de Legales de Boca. Allí le informarán cuál es el monto de la multa que el club le aplicará, por considerar que su negativa a presentarse a entrenar con sus compañeros fue un abandono sin causa de sus responsabilidades como empleado. La licencia solicitada vencía el 13 de agosto, y el jugador regresó a la Argentina el 26.

Una vez resuelto ese punto, Villa deberá reunirse con el plantel. Incluso, se dará una situación curiosa y que expone lo desprolija que fue su decisión. Ocurre que el sábado conocerá a su nuevo entrenador: Sebastián Battaglia. Cuando se fue a Colombia con la postura de no jugar más en Boca, el DT era Miguel Ángel Russo...

Luego, tendrá que darle las explicaciones del caso a sus compañeros por su repentina partida, ya que la relación se rompió ante su abrupta salida. El Consejo de Fútbol pretende que allí el jugador pida disculpas en forma privada a sus colegas y al cuerpo técnico, y que también lo haga de manera pública, con los hinchas como destinatarios.

Cerrado el libro de pases en Europa, la jugada de presionar para emigrar le salió muy mal a Villa. El Brujas de Bélgica no mejoró la oferta y él quedó preso de sus palabras. Del desafiante intento de no volver a jugar en Boca a este retorno silencioso y cabizbajo hay un abismo.



Lo más llamativo de su situación es que apenas cinco meses antes de exigir irse de la peor manera posible, fue el propio delantero el que, sonriente, había renovado su vínculo con el club hasta el 31 de diciembre de 2024. Incluso, en ese contrato se le mejoró el salario y se le aumentó la cláusula de rescisión a US$ 40.000.000. Si al club hubiera llegado una oferta de al menos una cuarta parte de ese número, lo hubiera aceptado. No ocurrió.

Acorralado, el jugador le hizo caso a sus representantes, quienes le aconsejaron que se presente a trabajar, para evitar más problemas jurídicos, a los que ya tiene por la denuncia de violencia de género que presentó ante la Justicia su exnovia Daniela Cortés.

Por último, está la situación deportiva. Allí, entre los integrantes del Consejo de Fútbol y Battaglia definirán si Villa se suma automáticamente al plantel profesional, o si antes trabajará con los juveniles o de manera individual. Recién más tarde el DT evaluará si lo tiene o no en cuenta para los partidos. Se repite: hace 32 días que el extremo no se entrena.



Un conflicto inexplicable
Sebastián Villa se entrenó por última vez el 31 de julio pasado. Esa misma tarde, de manera sorpresiva, se todas sus pertenencias del predio de Ezeiza y se despidió de sus compañeros y del cuerpo técnico.

Con su actitud quiso manifestar su enojo contra la decisión del Consejo de Fútbol de rechazar una oferta del Brujas de Bélgica, por un valor de 7.000.000 de euros por su pase. Boca es dueño del 70 por ciento de su ficha y Deportes Tolima, club donde se formó, posee el otro 30%.

Pero lo hizo de manera desprolija, y en un contexto inadecuado, cuatro días antes del partido con River, por los octavos de final de la Copa Argentina.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sebastia?n Villa (@sebastian14villa)



Una semana más tarde el delantero se fue a Colombia. Adujo un problema de salud de su madre que ratificó con un posteo en su cuenta de Instagram.

Durante su estadía en su país, fueron varios los videos en los que se lo vio cantando y bailando en diferentes fiestas nocturnas. Además, anunció el lanzamiento de su marca de shampoo.

A su regreso a la Argentina, el sábado pasado, se quejó en los medios y dijo que Juan Román Riquelme no le quiere atender el teléfono.

“El club ha sido muy serio desde el comienzo, Boca le ha cumplido en todo, está al día totalmente con el jugador. Nos parece muy importante que esté de vuelta y ojalá entienda que tiene que cumplir con su contrato y ponerse a las órdenes de [Sebastián] Battaglia lo antes posible”, declaró Jorge Bermúdez al respecto.

Riquelme en YouTube
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?