Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme


A poco más de dos semanas de su despido del Xeneize, el León confesó que tiempo atrás sumó a un coach deportivo para potenciar al plantel y que éste no era bien visto por la dirigencia y por algunos jugadores.

Compartir en Facebook Compartir en WhatsApp
23 de julio de 2022
tycsports.com

Mariano Herrón y Juan Krupoviesa eran las principales caras visibles del cuerpo técnico de Sebastián Battaglia en Boca.

Partido tras partido, se sentaban a su lado y les daban indicaciones a los jugadores como si ellos fueran los DT. Sin embargo, en el staff del León había muchos más colaboradores: un preparador físico, médicos, kinesiólogos y hasta un coach deportivo que no era bien visto en las entrañas del club...

"Yo traje un coach deportivo que nos ayudaba y trabajaba en los objetivos, en lo que queríamos mejorar a nivel del grupo y equipo. Comprometernos al objetivo claro que teníamos que tener”, reveló el exmediocampista en Animales Sueltos, a poco más de dos semanas de ser despedido del Xeneize.



Los murmullos en el Consejo de Fútbol -con Juan Román Riquelme a la cabeza- despertaron apenas comenzó a trabajar la gran apuesta de Battaglia: “Había cierta resistencia… De los jugadores también. Pero creo que era necesario y a nosotros nos hizo muy bien”.

Y dio detalles sobre cómo el coach deportivo logró potenciar al plantel profesional: “Nos ayudaba a trabajar y a complementar cosas que creíamos que nos hacía falta. A Boca lo agarré como grupo, pero al final estábamos logrando ser un equipo. Todos pensábamos e íbamos por un objetivo claro”.

Battaglia, sobre la relación Riquelme en Boca

"Me dolió la manera, la forma, al fin y al cabo todos queremos el bien para Boca", reconoció Battaglia sobre cómo fue su destitución como técnico de Boca. Y destacó que con Román "hablamos poco, en la salida no volví a hablar".

"Me hubiese gustado tener un poco más de charla de fútbol", admitió el exvolante y, a su vez, aseguró que era con los integrantes del Consejo de Fútbol con quienes más hablaba en el día a día.

También, consultado por Alejandro Fantino, reveló si él tomaba las decisiones futbolísticas o si lo hacía la dirigencia: "Siempre hay charlas de futbol. Hay y van a seguir existiendo. Después las decisiones siempre son del entrenador, uno se apoya en los que más confía para definir. Siempre hubo charlas de fútbol".



"Cuando me dijeron que iba a ser el técnico de Boca, lo acepté, vinieron a mi casa, estuvo bien... Acá me hubiera gustado que se dé de la misma manera, que vengan a mi casa, hablemos de otra manera... Esa es la parte que me duele. Acá se dio de la manera que se dio. La realidad es que tenían la decisión tomada", cerró sobre el tema Battaglia.

¿Cuánto sabes de Riquelme?