Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme


La Justicia falló a favor del ex presidente Angelici y otros 109 socios a quienes no se les permitía ingresar al estadio pese a ser abonados.

Compartir en Facebook Compartir en WhatsApp
06 de abril de 2022
tycsports.com

El presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, fue condenado en un caso por discriminar a 110 socios en función de sus ideas políticas e impedirles el ingreso a la Bombonera pese a que cada uno de ellos tenía abono a plateas.

El fallo del doctor Bartomeu, titular del Juzgado penal, contravencional y de faltas número 11, obliga a Boca Juniors a restituir los lugares a los damnificados y a pagar la máxima multa económica que asciende a ¡2000 pesos! Probablemente, lo único que no fue alcanzado por la inflación en estos años.

El juicio oral contra Ameal, en su carácter de máximo responsable del club, comenzó el 25 de marzo y desfilaron unos 70 testigos, a quienes Ameal debió escuchar puntualmente a lo largo de unas cinco horas diarias. En estos más de dos años hubo diferentes instancias de mediación, aunque Ameal siempre se negó a restituir los abonos.



El problema comenzó el 21 de enero de 2020, cuando Ameal -electo presidente el mes anterior- decidió desconocer los derechos de 110 socios entre los que se encuentran el ex titular del club, Daniel Angelici, sus tres hijos, el ex candidato Christian Gribaudo y otros socios pertenecientes a la agrupación Juntos por vos, que enfrentó a Ameal en el último comicio del club.

Ameal consideró que los abonos de los socios, adquiridos en diciembre de 2019, habían sido obtenidos de forma ilegal e ilegítima, pese a que cada uno de ellos había sido pagado en tiempo y forma. El día del debut del equipo, el 26 de enero del 2020 contra Independiente, se armó un revuelo en uno de los accesos al estadio cuando a los socios se les impidió ingresar. Esto motivó la intervención de oficio de la fiscal Celsa Ramírez, y días después los socios obtuvieron una cautelar que duró hasta que el fútbol paró por la pandemia. Por esos pocos partidos se les asignaron lugares, aunque no los que habían comprado.



Con la vuelta del publico, una nueva cautelar les permitió seguir concurriendo aunque muchos dejaron de ir porque les daban a padres y sus hijos menores lugares separados por decenas de metros.

El juez Bartomeu lamentó tener que dictar sentencia y que no se haya llegado antes a una solución teniendo en cuenta que el club incluso había incrementado su capacidad en 400 plateas. Pero al final condenó a Ameal por "discriminar por razones de ideas, opiniones políticas e ideologías" a socios que "habían adquirido lícitamente sus abonos".

Según varios presentes en el dictado de la sentencia, Ameal escuchó en silencio y luego se fue diciéndole al juez "esto es una calesita", refiriéndose a la posibilidad de que en algún otro momento vaya a ser favorecido. Esta vuelta se le escapó la sortija.

El fallo completo que condenó a Jorge Amor Ameal por discriminación en Boca







¿Cuánto sabes de Riquelme?