NOTICIAS DE EMIRATES CUP

02/08/2011 - 467276 visitas

Riquelme, el crack que no se acaba

El enganche de Boca volvió a demostrar su talento nada menos que frente al Arsenal en la Emirates Cup en la remontada de Boca que perdía 0-2 y termino igualando.

Y un día, el '10' volvió a ser el mejor de todos. Volvió a ser el enganche que todos conocían de sus mejores y más brillantes épocas deportivas. Ese que, con un par de movimientos sencillos, hace muy fácil lo más difícil y expone su inteligencia superior para resolver en una baldosa. Ese mismo que, como si tuviera un guante en el pie diestro, acaricia la pelota con maestría y ella -la pelota- se lo agradece.

A Juan Román Riquelme le importó poco que sólo se tratara de un partido comercial, de pretemporada, al que su equipo debía asistir por los billetes y no por los puntos. Él se mantuvo al margen. Vio al rival que tenía enfrente y con eso le ancanzó para motivarse. Desempolvó los trucos mágicos e hizo lo que mejor sabe hacer: jugar al fútbol.

Riquelme, el crack que no se acaba
Riquelme se pareció más que nunca al que supo ser hace algunos años. El de 1998, el de 2000, 2004, 2007, etc. Al menos durante los entretenidos 90 minutos en los que su Boca igualó 2-2 ante el Arsenal de Londres, JR10 volvió a dar señales de que el Torero no se murió, que está más vivo que nunca y que hasta dejó de soñar en blanco y negro para hacerlo, nuevamente, en albiceleste...

El escenario estuvo a la altura del rival, claro. El coqueto Emirates Stadium fue testigo del exquisito fútbol que regaló Román. Los Xeneizes caían con total justicia 2-0 ante el local, que lo ganaba casi caminando y sin mayores complicaciones. Sin embargo, apareció él, que volvía a verse las caras con el Arsenal luego de aquella Semifinal de Champions League en el 2005, donde el equipo inglés dejó afuera al Villarreal de Pellegrini y Lehmann le contuvo un penal al enganche.

Pero esta tarde iba a ser diferente a la de aquella noche vivida en el Madrigal. Porque Riquelme se puso el equipo al hombro y asístió a Viatri para que la clavara arriba al palo derecho, en lo que era el descuento para los argentinos. Y rápidamente, Boca revivió y otra vez el ex Submarino Amarillo frotó la lámpara y metió una habilitación brillante para que Mouche pusiera el 2-2 definitivo. Para el final del partido, una muestra de la admiración que el planeta fútbol le tiene: Robin van Persie le pidió intercambiar las camisetas.

Así, el '10' volvió a ser el mejor de todos. Volvió a ser el enganche. El que hace fácil lo difícil y resuelve como un genio -que lo es- en una baldosa. El que, con un guante en el pie diestro, acaricia la pelota con maestría y ella se lo agradece. Como se lo agradecen todos los fanáticos del fútbol.

Fuente: goal.com
Tags: riquelme, arsenal, emirates cup, boca juniors
 
Hazte fan de Juan Roman Riquelme en Facebook
Riquelme en Twitter
Web NO oficial de Juan Roman Riquelme
Traductor español ingles | Traductor ingles español | Frases de famosos