Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El ciclo de los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto está terminado.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
28 de septiembre de 2018
urgente24.com
La eliminación de la Copa Argentina a manos de Gimnasia y parte del plantel xeneize terminó de despejar las dudas sobre la salida del dúo dinámico que sólo supo -según los propios hinchas que se manifiestan en las redes sociales- 'vender humo'.

Desde Casa Amarilla deslizan la posibilidad de que Daniel Angelici inicie negociaciones con Jorge Almirón, echado por Atlético Nacional de Medellín, o Rolando Schiavi, quien dirige la reserva.

¿Los Barros Schelotto no entraron al vestuario producto de las internas que se viven? La duda quedará y tal vez Guillermo Barros Schelotto no se anime a responderla en una conferencia de prensa.

Lo cierto es que las declaraciones del delantero -y uno de los líderes del plantel- Darío Benedetto todavía retumban en la Bombonera. 'Hubo errores y por algo se perdió. Realmente creo que nos faltó jugarlo como un clásico', dijo sobre el Superclásico.

“La frase del Pipa está bien; un clásico se juega diferente”, retrucó Carlos Tévez sobre el equipo que dirigen los Barros Schelotto.

Según rumores que salen de la propia Casa Amarilla, la salida de Guillermo y Gustavo ya es un hecho. Los tres cachetazos que recibieron en la última semana (dos de River y uno de Gimnasia, que lo dejó eliminado de la Copa Argentina), obligó a la dirigencia a mirar de reojo al ídolo del club Rolando Schiavi -que dirige la reserva- y a Jorge Almirón, el preferido del presidente Mauricio Macri que se acaba de quedar sin equipo tras su pésimo paso por Atlético Nacional de Medellín.



El fuerte cruce entre Edwin Cardona y Mauro Zárate durante el choque con River no debe perderse de vista. El DT perdió el control casi total del vestuario, no tiene equipo definido desde que ingresó en 2016, no tiene referentes sólidos y no logra resultados en los partidos importantes contra River ni definiciones claves en la Copa Libertadores. Este equipo no enamora, no juega bien, no define los partidos 'a lo Boca' y cada vez parece estar más lejos de volver a la mística copera que supo imponer Carlos Bianchi.

De seguir avanzando en la Copa Argentina, Boca hubiera podido tomar revancha del supérclásico en el torneo local en semifinales, si River también tomaba el mismo rumbo, pero nada de eso ocurrió y sólo se vio un equipo fragmentado e impreciso.

Lo único que hace pensar que la dirigencia técnica pueda continuar hasta diciembre cuando se vence el contrato es la poca predisposición de Angelici a la hora de pagar la rescisión de contratos. De eso saben muy bien Edgardo El Patón Bauza y Jorge Sampaoli...

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?