Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El Diez ya tiene preparada su llegada de concretarse una venta de peso.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
20 de agosto de 2020
elintransigente.com
Boca se movió en el mercado de pases con la premisa clara de mantener el plantel que salió campeón de la última Superliga.

Fue así que se concretó las renovaciones de Carlos Tevez y Mauro Zárate, sumado al nuevo préstamo de Franco Soldano. Pero en las últimas horas surgió la información que de que Russo podría perder a una de sus principales figuras. Esteban Andrada tiene deseos de marcharse, y estaría por llegar una oferta del fútbol europeo.

El interesado sería nada menos que la Roma de Italia, debido a que ya tiene prácticamente acordada la venta del español Pau López. Sabandija aparece como un buen candidato para ocupar el arco de la Loba, y el equipo de la capital italiana estaría dispuesto a poner 12 millones de euros limpios para el Xeneize. Para el club de la ribera esta suma sería insuficiente, pero ante la presión del jugador se sentarían a negociar para dejarlo ir.

Ante esto quedaría un lugar vacante para llenar en el plantel profesional de Boca. El puesto titular sería ocupado por Agustín Rossi, que volvió de su préstamo de Lanús donde mostró un gran nivel. El Consejo de Fútbol tiene mucha confianza en las condiciones del guardameta de 24 años y le daría la chance de poder afianzarse bajo los tres palos de la Bombonera. Por otra parte, la idea sería sumar a un guardameta de con experiencia y que además tiene pasado en la institución.

La vuelta de un viejo conocido

Se trata de Javier García, quien quedó libre de Racing hace algunas semanas. Pese a que en La Academia querían seguir contando con sus servicios, no hubo acuerdo desde lo económico. Ahora tendría todo arreglado para sumarse a Boca, club donde inició su carrera y donde tuvo la chance de ser campeón en el 2008. Tiene una relación de profunda amistad con Riquelme, quien le habría dicho que esté atento a lo que pueda pasar en los próximos días.

García llegaría sólo si se produce la venta de Andrada, o bien del mismo Rossi, que también tiene algunas propuestas para marcharse a otro sitio a sumar minutos. Lo cierto es que el guardameta de 33 años en los últimos días recibió varias propuestas para continuar su carrera, pero tiene todo frenado a la espera de lo que suceda en Boca. Tiene muchas ganas de sumarse al equipo de Russo, y no tendría problemas en mirar los partidos desde el banco de suplentes.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?