Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Russo, que cuenta con Javi García y con Cardona, avisó que está contento con el plantel, lo que no quita que si hay imprevistos...

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
27 de agosto de 2020
ole.com.ar
El DT tiene los 40 nombres para la Copa. ¿Le alcanza para soñar con la Séptima?

"Estoy contento con el plantel que tengo". Una de las principales frases que Miguel Angel Russo dejó hace una semana fue directo al grano: lo que pidió, el DT ya lo tiene. Es decir, con pequeños retoques, sostuvo la base del campeón. Es por eso que, tras la llegada de Edwin Cardona, una operación que compensó la venta de Bebelo Reynoso a la MLS, en el Consejo de Fútbol de Juan Román Riquelme empezaron a bajar la persiana. El maxi kiosco que es Boca, su camiseta, su nivel de seducción, su vidriera, permanecerá abierto las 24 horas hasta que se cierre el mercado de pases, pero mientras tanto, no habrá grandes movimientos. Es decir que la incorporación del colombiano asoma hoy como la última alta significativa.





A partir de ahora, Boca actuará como agente de cambio: saldrá de compras si es que concreta alguna venta. Y sólo en el caso de que el que salga sea un jugador de primera línea. "Por lo pronto, estamos completos", dicen en el Consejo, que cumplió con retener a Carlos Tevez, Mauro Zárate y Franco Soldano y luego, las dos movidas que hizo, fueron de protección. Principalmente, la de Javier García. Con la vuelta del arquero al club luego de diez años, cubrió una posible salida de Esteban Andrada o de Agustín Rossi. Y con Cardona, lo dicho: ocupó la vacante de Bebelo.

Después, es parte del análisis la pérdida y la ganancia. Hoy por hoy, Russo tiene tres arqueros de probada garantía que deberán convivir entre sí, con lo que eso significa. Ahora bien, si llega algo por Andrada y se vea obligado a transferirlo (no lo venderá por menos de 15 millones de euros), en el balance probablemente termine con menos de lo que tenía, ya que Sabandija es hoy el mejor arquero del fútbol argentino. En cambio, si el que llega a partir es Rossi, ahí volverá a tener las cuentas del arco equilibrado.



Con Cardona pasa algo parecido. A primera impresión, gana más con la llegada del colombiano de lo que pierde con la salida de Bebelo. Y para eso hay que remitirse a los números de ambos en el club: 66 partidos y cinco goles en dos años y medio para el cordobés, que nunca terminó de explotar; y 11 goles en 44 partidos para el cafetero en un año y medio, que sí tuvo continuidad y llegó a ser importante. De todos modos, habrá que ver cómo está Edwin en este regreso, sobre todo teniendo en cuenta la cuestión física.

Lo que sí buscó el Consejo y no se pudo lograr fue un refuerzo que diera un salto de calidad. Hasta ahora, Boca hizo bien los deberes, pero no pudo aportar ese plus que ofrezca mejores garantías para ir en busca de la Séptima. Lo intentó con varios llamados/gestiones de Riquelme: Mauricio Isla, Guido Carrillo, Jonathan Calleri, Silvio Romero y William Tesillo, entre otros. Pero por ahora, es una cuenta pendiente. Y algo que, en el fondo, Russo no se resigna a tener (y que va a aguardar hasta el final): "Vamos a tener mucha competencia y vamos a necesitar. Boca siempre requiere un plantel importante, porque vamos a jugar cosas trascendentes", aseguró Miguel.



De todos modos, a falta de tres semanas del inicio de la Libertadores, Boca ya no está en condiciones de aceptar tantas idas y vueltas en su plantel. A lo sumo, si se marcha Walter Bou o Mateo Retegui, son salidas que no afectarán la estructura principal. Distinto sería una oferta que llegue por Izquierdoz, referente y subcapitán, cuyo reemplazo sí se convertiría en un caso de necesidad y urgencia. Mientras, Miguel ya tiene a sus 40 principales. Los 40 de la Copa...





Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?