Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

En el Consejo de Riquelme saben que si cierran a los uruguayos Cavani y Torreira, se completará el cupo de futbolistas de otra nacionalidad. Y encima, deben volver Hurtado y Seba Pérez.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
06 de abril de 2021
ole.com.ar

Qué tiene hoy y qué puede pasar...

Boca anuncia una fuerte renovación de su plantel para mitad de año. El objetivo, el de siempre: la Copa. "Hay que traer a varios. Y en junio vamos a traer", aseguran desde el revolucionado predio de Ezeiza. Y en ese aspecto, Edison Cavani y Lucas Torreira pican en punta como los refuerzos top. Sin embargo, hoy sólo podría llegar hasta ahí la búsqueda de jugadores extranjeros. Porque con ambos uruguayos, el club alcanzaría el cupo permitido de de futbolistas de otra nacionalidad. Y encima, deben volver el venezolano Jan Hurtado y el colombiano Seba Pérez.

Desde el 2017, cuando se aumentó ese límite, cada plantel del fútbol argentino tiene permitido sumar seis jugadores extranjeros, aunque sólo cinco pueden firmar planilla en un partido (sea titular o suplente). Y Boca hoy cuenta con cuatro, todos titulares: el peruano Carlos Zambrano y los colombianos Jorman Campuzano, Edwin Cardona y Sebastián Villa. Y eso que Frank Fabra quedó afuera de esa lista porque fue nacionalizado.



Por lo tanto, si el Xeneize suma a un nueve top como Cavani, al que ya lo espera con camiseta y todo para junio, y avanza sobre Torreira, como tiene previsto, llegaría al límite en ese sentido. Y ya no podría ir en busca de otras de las opciones que sonaron en este tiempo, salvo que también le salga la ciudadanía a Campuzano (hoy en trámite).

No es un dato menor, porque en este tiempo, también sonaron otros futbolistas extranjeros para cubrir posiciones en las que tendrá salidas. Por caso, el peruano Luis Advíncula había sonado para un lateral derecho que perderá a Julio Buffarini y Leo Jara. Más allá de que hoy casi no son utilizados por Russo, es un puesto que necesita cubrirse.



Y lo mismo sucede con el ataque. Más allá de Cavani, si confirma la decisión de jugar en Boca, la salida de Wanchope Ábila y las partidas de Franco Soldano y casi seguro de Mauro Zárate, harán que Boca necesite también incorporar otras alternativas en ese sector. Y ahí tampoco podría ir en busca de, por caso, Michael Estrada, el delantero ecuatoriano que estuvo cerca de incorporar por la lesión de Salvio.

La situación de Hurtado y Pérez

Por todo, es una situación que tiene alerta al Consejo de Riquelme o que, por lo menos, tiene atento. Porque también deberá resolver qué hace con las vueltas de Jan Hurtado y de Seba Pérez. El delantero venezolano se fue a préstamo al Red Bull Bragantino de Brasil con una opción alta: cinco millones de dólares. Difícil que lo retengan. Y Seba Pérez fue cedido al Boavista de Portugal, que ya no lo va a comprar. Con los dos, deberán tomar una decisión.

Es cierto que si cierra las llegadas de los uruguayos Cavani y Torreira, Boca tendrá dos refuerzos de súper jerarquía. Pero para sumar más extranjeros de ese nivel, deberá desprenderse de algunos de sus titulares actuales (Villa puede ser una opción de venta, aunque también hoy es uno de sus mejores jugadores) o buscar jugadores argentinos top, como hizo con Marcos Rojo y como podría darse con Chiquito Romero, que suena como opción para el arco.

En definitiva, una situación que deberá atender. Y que está presente en el predio de Ezeiza, donde empieza a cocinarse la renovación de mitad de año.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?