Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Boca ganó, goleó y mete miedo


Con goles de Insúa, Gaitán y Battaglia, venció al Funebrero y quedó a cinco puntos de la cima.

30/10/2009 - 456031 visitas
Boca ganó, goleó y mete miedo

Boca Juniors goleó 3-0 Chacarita, en La Bombonera, en un partido correspondiente a la undécima fecha del Apertura y continúa en la lucha por el campeonato.

Federico Insúa, Nicolás Gaitán y Sebastián Battaglia marcaron los goles de Boca. En tanto que Juan Román Riquelme salió lesionado en el primer tiempo, siendo reemplazado por Cristian Chávez.

Con el triunfo frente al Funebrero, el Xeneize suma 18 puntos y se puso a 5 de los líderes del certamen, Estudiantes de La Plata, Banfield y Newell’s (23).

El partido, pese al día y la hora -por el calor tuvo que ser interrumpido brevemente al promediar cada etapa para permitir que los jugadores se refrescaran-, tuvo un buen marco, con un correcto arbitraje de Patricio Loustau.

Boca desplegó el tradicional 4-3-1-2, esta vez con Medel como marcador lateral derecho, Paletta y Morel Rodríguez de marcadores centrales, Krupoviesa por izquierdo y Gaitán consolidado como compañero ofensivo de Palermo.

Chacarita presentó un 3-4-1-2, con Centurión como doble cinco, junto a Frezzotti. El equipo de Fernando Gamboa salió a presionar desde el comienzo en el centro del campo, donde tuvo superioridad numérica: cinco jugadores contra cuatro del local.

Alustiza, lo mejorcito de la visita fue la principal carta para el contraataque de un equipo que paulatinamente fue llevado a su propio campo por el ímpetu del local. Boca logró ganarles las espaldas a los mediocampistas externos visitantes para abastecer a Palermo, preferentemente por vía aérea. Como en el segundo tiempo contra River, Gaitán se instaló en la derecha del ataque pero en escasas ocasiones pudo asociarse en la creación con Riquelme e Insúa.

Hasta que Medel emuló a su reemplazado Ibarra, sorprendió proyectándose por derecha y asistió a Insúa, quien luego de enganchar dentro del área, superó a Cejas con un zurdazo bajo. El “Pocho” ganó en confianza después de haber convertido y hasta se animó a desbordar por izquierda, en vez de tentarse con meter la diagonal.

Conseguida la ventaja, Boca jugó con soltura y se defendió con el balón, ante un rival al que le costó recuperarlo pese a contar con cuatro volantes en línea. Pese al dominio territorial, los de Basile sufrieron sofocones en defensa. El escaso rodaje de la dupla de centrales contribuyó para ello.

A los 36’, Riquelme salió por una molestia en el pie derecho y fue reemplazado por Chávez, con lo que Insúa pasó a su puesto natural de enganche. Román no incidió en la elaboración como acostumbra, principalmente por este recurrente inconveniente físico.

Luego de una gran combinación de ataque iniciada por Chávez, Gaitán construyó una pared con Insúa y definió de zurda, con notable calidad. Así, Boca tradujo en el marcador la supremacía que tuvo en el desarrollo del juego.

En el inicio del segundo tiempo, Chaca se decidió a atacar, ya no sólo con Alustiza, sino también con Morales. Aunque la casi nula participación de Parra en el juego le quitó peso en el área. Pero en el primer ataque a fondo, Boca amplió el resultado con otra acción plagada de técnica: Palermo metió la pelota en cortada hacia la izquierda para Chávez, quien cedió al medio para que Battaglia convirtiera sin marca.

Boca ganó trece de los últimos quince puntos que disputó y mantiene intactas sus chances de pelear el título. Chacarita perdió su octavo partido y cierra la tabla del descenso.

Fuente: losandes.com.ar