Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Riquelme, sin vueltas: 'Ganó el que mejor jugó'


El juego del equipo de Falcioni siempre pasó por él. Dijo: “El equipo está bien y nosotros, ilusionados”.

08/04/2012 - 497191 visitas
Riquelme, sin vueltas: 'Ganó el que mejor jugó'

A pesar de su innegable talento, Juan Román Riquelme siempre está bajo la lupa. En especial, por sus constantes ausencias en los últimos años. Difícil endilgarle alguna responsabilidad en el ítem de presencias. Desde que nació 2012, el enganche jugó 11 de los 15 partidos que disputó Boca entre el campeonato y las dos Copas, Libertadores y Argentina. Por otro lado, con Román sobre el verde césped, el equipo ganó más de lo que perdió: con el de ayer, fue el quinto triunfo azul y oro en el que participó el 10. Y este sábado, volvió a ser la llave del éxito en la pelota parada.

“Ando bien...” , dijo el capitán, irónico, cuando le preguntaron cómo había terminado el encuentro. La consulta apuntaba al cansacio.

Y no faltó a la verdad. El juego de Boca, siempre, pasó por los pies de Riquelme. Cuando el equipo logró dar dos pases seguidos, se debió a su futbolista más cerebral. Del pie derecho de Román se produjo el primer gol, cuando ejecutó el córner que cabeceó Santiago Silva, luego impactó en las manos de Luis Ojeda y terminó en la red del arquero de Argentinos gracias al rebote que capturó Insaurralde. Después, disparó el tiro libre que Darío Cvitanich transformó en gol, más allá del offside.

“No nos imaginábamos ir perdiendo al minuto de juego. Pero después del gol de ellos, tuvimos un montón de situaciones. Cuando pegó la pelota en el travesaño (cabezazo de Insaurralde) pensé que no lo empatábamos más. Pero no es la primera vez que el equipo da vuelta un resultado”, reflexionó Riquelme a la salida del vestuario, satisfecho con el nivel colectivo.

“El equipo está bien y nosotros, muy ilusionados. Le ganamos a un rival difícil, que trata bien la pelota. ¿Si no nos desesperamos cuando estábamos en desventaja? Claro.

Boca no sabe jugar de otra manera.

Y en todo caso, ganó el que mejor jugó”, apuntó Román, quien se fue ovacionado cuando lo reemplazó Cristian Chávez, en el desenlace del segundo tiempo.

Antes de irse, y de mirar la repetición del segundo gol en el monitor que está en la antesala del vestuario, Román saludó por las Pascuas. “Primero hay que celebrar con nuestras familias y después, pensar en Fluminense”, cerró. Sólo le faltó decir, “chau, felicidades”, como su mentor, el Virrey.

Fuente: clarin.com