Se confirmó lo que se temía
goal.com

Se confirmó lo que se temía