La mayor comunidad de fans de Juan Román Riquelme
HACE 3 AÑOS

Boca vuelve al estadio de Zamora, donde se vivió la mayor pelea entre Falcioni y Riquelme

3.095 visitas

riquelme

Foto: canchallena.lanacion.com.ar
Fueron 12 horas de vuelo. 12 horas de incertidumbre. 12 horas en las que Angelici, a contrarreloj, intentaba convencer a Falcioni para que continúe a la dirección técnica.

En 2012, tras el debut en la Copa Libertadores, el DT se peleó con el plantel en el vestuario; así fue aquella jornada

adie lo pensaba en ese momento, pero la crisis pasaría y el equipo alcanzaría la final de la Copa Libertadores. Pero claro: aquella noche, durante 12 horas, Boca tocó fondo.

El 14 de febrero de 2012, por la primera rueda de la Copa, Boca igualó 0-0 ante Zamora en el estadio Agustín Tovar, en Barinas, donde hoy, desde las 22.15, se volverá a medir ante el conjunto venezolano. Tras aquel encuentro, el vestuario xeneize vivió uno de los cruces más duros y recordados entre el plantel, que contaba con figuras de la talla de Riquelme, Erviti y Cvitanich, y el actual DT de Quilmes, quien llegó renunciar en el vuelo de regreso, aunque siempre lo negaron.

Crónica de una noche de furia

Tras una jornada de tensión, canchallena.com pudo reconstruir las horas de tensión que se vivieron en ese vestuario, en el vuelo de regreso y en el hotel de Buenos Aires. Así salió publicado el 16 de febrero del mismo año:

Fue Falcioni el que escuchó los reclamos de Darío Cvitanich porque había sido reemplazado a los 15 minutos del segundo tiempo. El técnico le dio un argumento al delantero que dinamitó el orden interno. 'Te saqué porque le hacés más caso a Riquelme que a mí', le dijo Falcioni y Cvitanich volvió con sus compañeros con una furia que lo empujó a revolear sus botines.

Esta actitud despertó la curiosidad de Juan Román Riquelme, que al enterarse de lo sucedido fue junto con el delantero a charlar con el entrenador. Allí el capitán xeneize le explicó que no le había dado ningún tipo de indicación a su compañero y que no era cierta la acusación. Cuando Falcioni advirtió que el diálogo se estaba desarrollando en un sector del vestuario cercano a donde estaban los periodistas y el resto del plantel, invitó a Riquelme y Cvitanich a continuar hablando en un lugar más apartado.

Ante esta situación, Riquelme tomó la palabra y se negó a eso. Incluso, allí fue cuando le dijo que debían seguir charlando pero delante de todo el plantel y comenzó a dar indicaciones para sacar a los utileros, el cuerpo médico y a Leandro Angelici, el hijo del presidente. Cuando José Requejo, encargado del departamento de fútbol, advirtió la situación, les comunicó que la gente de utilería debía embalar toda la indumentaria para el viaje, pero no tuvo lugar su pedido y se cerró la puerta de un vestuario que golpeó a Falcioni como jamás imaginó. Apenas se volvió a abrir cuando tuvo que regresar todo el resto del cuerpo técnico, que ya estaba ubicado en el ómnibus que los iba a trasladar hasta el aeropuerto.

En esa reunión, Falcioni se habría encontrado ante un escenario que no pensaba. Algunos levantaron la voz para aclarar que Riquelme no había tenido nada que ver con lo sucedido con Cvitanich. Hasta Walter Erviti habría tomado la palabra y comunicándole que él le había pedido al delantero que se moviese por un lugar diferente al que le había dicho el técnico. El gesto de Falcioni se fue desdibujando. Después hasta se habría escuchado a Rolando Schiavi decir: 'Román no tuvo nada que ver con este tema. Estamos cansados de que estés hablando de todos por detrás'.





HOY

Abre el paraguas

1.003 visitas

reynoso

gustavo gomez

Foto: ole.com.ar
Al defensor, de larga novela, la idea es cerrarlo en estas horas.

CONTINUAR LEYENDO >
HOY
HOY
HOY
HOY