Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Alfredo Cahe, su médico histórico, cree que sí, y denuncia que no se le cuidó cómo correspondía.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
26 de noviembre de 2020
elmundo.es

Y su abogado, Matías Morla, habla de una "criminal idiotez" que habría llevado a una muerte evitable.

Diego Maradona ya no está en este mundo, pero sigue siendo eje de polémicas. ¿Pudo evitarse su muerte? Alfredo Cahe, su médico histórico, cree que sí, y denuncia que no se lo cuidó cómo correspondía. Y su abogado, Matías Morla, habla de una "criminal idiotez" que habría llevado a una muerte evitable.

"Acaba de fallecer de una manera insólita que realmente uno trata de explicarse o de tener noción de qué es lo que realmente pasó. Tendría que haber estado un médico permanentemente en la habitación de Diego (...). No se lo cuidó como correspondía", dijo Cahe.

Maradona, que murió este miércoles en Buenos Aires a los 60 años, fue operado hace menos de dos semanas de un hematoma subdural, y días después se instaló en una casa en Tigre, al norte de la capital argentina. Medios locales señalan que el ex futbolista no contaba en esa casa ni con la atención ni con el equipamiento necesarios teniendo en cuenta su frágil estado de salud. Solo lo asistía una enfermera y no había desfibrilador.

"No me pareció lógico que le den el alta", insistió Cahe. "Diego tendría que haber permanecido, no digo solamente en esa clínica, sino en un lugar profundamente internado con una infraestructura diferente (...). Diego estaba muy triste. Se comunicaron con el psicólogo y me contaron que evidentemente estaba con una profunda depresión. Además, una de las personas más allegadas a él dijo que Diego le había dicho que estaba profundamente angustiado, deprimido y que ya había hecho todo en su vida, y esa expresión de haber hecho todo en su vida no nos gustó".

AUTOPSIA

Leopoldo Luque, el médico que atendió a Maradona en los últimos tiempos, llegó a bordo de una moto a la Casa Rosada, donde se está velando al campeón mundial de México 86, pero evitó hablar de las críticas de Cahe y Morla: "Es una perdida invaluable, siento un profundo pesar".

La cadena de noticias TN señaló que "hay que esperar a la autopsia, porque la hora de la muerte de Diego va a responder a muchas preguntas".

Lo que se sabe hasta ahora es que fue su sobrino, a las 23.30 del martes, el último en ver con vida a Maradona, que murió a las 12.00 del mediodía del miércoles. ¿Qué sucedió en esas 12 horas? Es lo que la investigación deberá determinar. A Maradona lo encontraron muerto su psicólogo y su psiquiatra.

Morla, que en los últimos años fue la persona de mayor confianza de Maradona, anunció en redes sociales que presentará una denuncia: "Es inexplicable que durante 12 horas no haya tenido atención ni control por parte del personal de la salud abocado a esos fines".

INCIDENTES
Mientras el debate acerca de las últimas horas de Maradona crece, decenas de miles de personas confluyeron hoy en la Plaza de Mayo, el centro político del país, para darle el último adiós a Maradona en el velatorio que se está celebrando en la Casa Rosada, la sede del gobierno argentino.

Tras algunos incidentes de violencia en el inicio del día, la situación se calmó. El gobierno de Alberto Fernández, sin embargo, está preocupado por lo que pueda suceder avanzada la jornada. Claudia Villafañe, la ex esposa de Maradona y madre de Dalma y Giannina, quiere que el velorio termine a las cuatro de la tarde, pero eso implicaría que miles de personas no puedan despedirse del ex futbolista tras horas de espera para entrar a la Casa Rosada.

El gobierno teme a la reacción de esa gente y está intentando convencer a Villafañe de que extienda el horario. Al filo de las 11 de la mañana, Fernández llegó a la Casa Rosada para despedirse de Maradona, que se inició en Argentinos Juniors, el equipo del que es seguidor el presidente argentino.

En una mañana de primavera soleada y fresca, el ambiente en la Plaza de Mayo combinaba tristeza, agradecimiento y nostalgia ante la muerte del mayor ídolo de la historia deportiva del país. "Yo me llamo Diego Armando", contaba uno de los hombres que hacían fila para ingresar a la Casa Rosada. "Me lo puso mi padre cuando Diego ganó el Mundial juvenil en 1979".

Maradona copó hoy las portadas de todos los periódicos argentinos anulando cualquier otra noticia. "No habrá ninguno igual", tituló "Clarín", "Gracias, campeón", eligió "La Nación", en tanto que el deportivo "Olé" optó por "1960 -infinito".

Roberto Carlés, el embajador argentino en Italia, llegó este jueves a Buenos Aires con un rosario bendecido por el Papa Francisco y destinado a la familia de Maradona. El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quiere volar a Argentina para despedirse de Maradona, pero todo dependerá de la decisión que tome la familia, que quiere celebrar el funeral este domingo.

"El presidente está muy, pero muy emocionado. Maradona fue su ídolo", señalaron a EL MUNDO fuentes cercanas a Infantino. El alemán Franz Beckenbauer, rival de Maradona como técnico de la selección en las finales de 1986 y 1990, dijo a EL MUNDO que el argentino fue no solo "el mejor del mundo en su generación", sino "un hombre amable y generoso".

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?