Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Ottavio Bianchi asegura que Maradona tenía dos versiones.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
14 de diciembre de 2020
elespanol.com

La de fuera del campo era imposible de controlar, también en lo que respecta a adicciones.

El fallecimiento de Diego Armando Maradona sigue generando reacciones y recuerdos. El "10" dejó su huella allá por donde pasó, por lo que las anécdotas y dudas sobre cómo era en las distancias cortas son numerosas. Ottavio Bianchi, con quien coincidió en el Nápoles como entrenador, ha explicado algunas de las grandes características de "El Pelusa" en el equipo que le vio estallar a nivel mundial.

El técnico ha asegurado que era muy complicado a controlar a Maradona por su forma de ser. Algo con lo que coinciden la mayoría de personas que le conocieron. El argentino decidía por sí mismo y aconsejarle era algo complicado. Por ello, en conversación con Infobae, Bianchi ha destacado que se queda "con Diego", "el hombre" al que conoció y que era "un chico maravilloso".


Para el entrenador fueron determinantes las "presiones mundiales" que le obligaron a tener una "vida difícil". Maradona, con el que se queda él, era "una persona feliz en los entrenamientos". Y más en el Nápoles, donde vivió "el mejor periodo de su carrera deportiva". "Cuando yo iba para la Argentina y me enteraba de sus dificultades, enseguida apagaba la tele porque me dolía mucho verlo así", ha desvelado el técnico.



"La presión global que tuvo que aguantar Maradona es imposible de manejar para cualquier persona" ha subrayado en la entrevista. Quien fuera su entrenador ya no mantenía contacto directo con él, al igual que hace con el resto de los jugadores a los que ha entrenado. "Después de nuestra etapa, dejamos de hablarnos". Pero el vínculo seguía y "una vez" contactó con "su mujer cuando estuvo internado en el hospital para preguntarle de sus condiciones de salud". Cuando se enteró, le "dolió mucho" de "que no lo estaba".

El mal de la droga
Especial importancia tiene el relato de Ottavio Bianchi sobre la vida privada de Maradona. Y es que, aunque fue en Barcelona donde probó por primera vez la cocaína, fue en Italia donde saboreó el éxito del fútbol y los infiernos de ser la persona más popular del momento. Para la historia queda su ascenso a los cielos para el posterior descenso. E, igualmente, sus relaciones con la Camorra y el mundo de la droga.

Según ha recordado Bianchi, él hizo "todo" lo que pudo aunque sin lograrlo. "Diego estaba rodeado de gente mala; nadie quería ayudarlo realmente. Ninguno fue capaz de decirle: "No Diego, eso no"". "Era imposible" convencerle "para que cambiara su estilo de vida". Pese a que "en sus primeras cuatro temporadas en el Napoli no tuvo problemas", la realidad es que "después cambió mucho".

Cabe recordar que tras abandonar Nápoles y fichar por el Sevilla, el club español contrató a un detective privado para que siguiera a Maradona. Una forma de controlar sus hábitos y que reflejaban el temor de que "El Pelusa" volviera a caer en el mismo estilo de vida al que se habituó en Italia. Del Nido ya confesó que durante esa etapa en el Sánchez Pizjuán no tuvieron constancia de ninguna actitud excesiva.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?