Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Me hubiera puesto a llorar».

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
05 de diciembre de 2020
elintransigente.com

El talentoso enganche reveló una terrible sensación que le quedó tras la muerte de Diego Armando Maradona.

El nombre de moda en Boca después de la última semana es el colombiano Edwin Cardona. El enganche viene de rendir de manera brillante en los últimos dos partidos, tanto en la victoria ante Newell’s el domingo 29 en La Bombonera como el triunfo del último miércoles en Porto Alegre ante Inter por Copa Libertadores. Sobre el primero de esos dos encuentros hizo una dramática confesión que impactó a todos.

“Creo que uno no tiene palabras para describir cuando alguien tan grande en el mundo, el mejor jugador de la historia se va. Inclusive le dije a mi esposa que el único jugador al que no podía conocer era él. No podía pedirle una foto ni nada. Soy de los que recolectan camisetas. No poder conocer a un jugador como él a uno lo conmueve”, señaló Cardona, de 28 años, en referencia a Diego Armando Maradona.

“Va a ser eterno. Siempre uno tendrá el recuerdo de no poder conocer a una persona tan grande como él en el mundo”, expresó dolido por no haber tenido la posibilidad de saludar alguna vez personalmente a Maradona. El talentoso enganche era un admirador del exfutbolista fallecido el 25 de noviembre. Además, se refirió a los momentos previos a su extraordinaria actuación frente a Newell’s.

“Cuando entré a la cancha solo vi el palco, pero no la vi a Dalma. Inclusive cuando hice el gol le había dicho a Frank Fabra que iba a festejar como Diego, que celebraba levantando la mano. Se lo dije porque estaba cerca de mí, sólo el sabía. Cuando ‘Wanchope’ se fue para ahí y todo el equipo empezó a aplaudir sentí algo. No soy de vender humo, nunca sentí algo así cuando aplaudí y la vi llorando”, relató Cardona en charla con ESPN.

Casi se quiebra

“Dedicarle un gol se sintió algo muy especial, como hincha de Boca que era él. Pero sabía que tenía que seguir jugando. Cuando me salió el segundo gol no ya no era capaz de hacer otra cosa. Me hubiera puesto a llorar, sentí algo muy especial en mí. No lo reflejé en el momento porque sabía que tenía que seguir jugando”, concluyó sobre su maravillosa jugada que terminó en el gol del 2-0 para ganarle a Newell’s.



Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?