Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El enviado especial de MARCA estuvo en el Boca-Newell"s... sin público.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
01 de diciembre de 2020
marca.com

Raro, triste, inusual...

El pasado domingo pudimos asistir a un partido de Boca Juniors (2-0) en un vacío estadio de La Bombonera. Era contra Newell"s en una jornada más de la Copa de la Liga Profesional 2020, la rebautizada Copa Diego Armando Maradona.algunos homenajes espontáneos al ídolo Maradona

Acostumbrado a estar en numerosas ocasiones en este recinto, que es, con diferencia -al menos en mi experiencia-, el que más retumba del mundo y en el que más ruido se hace, es anacrónico asistir a un choque sin público.

Fuimos al palco del gran Juan Román Riquelme, número dos del club ahora y número uno en la historia, y, desde allí, con el Patrón Bermúdez, Cascini, el Chelo Delgado y Sebas Battaglia como acompañantes, teníamos una vista privilegiada de una grada, La Doce, que es la que más ambiente genera en un estadio... pero que el domingo estaba sin alma.

Afuera del estadio, con La Boca de fondo, asistimos a , que es uno de los grandes ídolos del club, aunque no el mayor. Esperamos a que viniera el bus del equipo, y nos metimos dentro, antes de pasar el estricto control que cada cancha tiene, también en esta Liga argentina.

Donde siempre hay ruido, el domingo había sólo voces de los jugadores; donde siempre hay pasión, el domingo apenas restaba la pasión de unos futbolistas que visten la camiseta de Boca (y de Newell"s) pero que no sienten la presión en el cogote de una de las canchas que más impresionan en el mundo.

En la pared contraria a nuestro palco, ésa que quieren derribar para agrandar La Bombonera, estaba Dalma, la hija del gran Maradona, que asistió al homenaje que le dio Boca, uno de sus tres clubes más queridos como jugador, junto a Argentinos y al Nápoles en Italia. Desde allí, Dalma lloró de forma desconsolada cuando el colombiano Cardona marcó.

En fin, una experiencia más en esta cancha que nos ha dado tantas alegrías. Recuerden algo (con perdón): busquen donde quieran, pero nunca encontrarán nada igual a La Bombonera.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?