Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Boca debe resolver la situación de sus tres arqueros principales: por el Flaco es probable que lleguen ofertas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
14 de abril de 2020
ole.com.ar

Marcos quedaría libre en junio y a Agustín se le vence el vínculo en Lanús, que quiere retenerlo. ¿Y ahora?

El arco de Boca podrá ser el más grande, pero eso no significa que haya lugar para todos. En el corto plazo, entre Miguel Ángel Russo, Juan Román Riquelme, Jorge Amor Ameal y el resto de los dirigentes e integrantes del Consejo de Fútbol Profesional deberán tomar una decisión importante con respecto al futuro a los tres principales arqueros con los que cuenta hoy el club. Andrada podría ser transferido en caso de que aparezca una buena oferta, a Marcos Díaz se le termina el contrato en junio y Rossi, de no seguir en Lanús, tendría que retornar el Xeneize. ¿Siguen los tres? ¿Dos? ¿Uno? ¿O ninguno?


Cada caso es particular. Andrada es uno de los jugadores que más propuestas recibió para emigrar en este último tiempo. De estilo y nivel europeo, su habilidad con los pies, su elasticidad y potencia de piernas cuajan perfecto con la manera de jugar de la mayoría de los equipos grandes del Viejo Continente. Y a los 29 años, no sería descabellado que intente seguir creciendo en lo profesional y hacer una diferencia económica que asegure el futuro de su familia. Andrada, además, es uno de los players cuyos salarios quedaron desfasados a causa de la inflación.




En junio del año pasado, Sabandija renovó su vínculo hasta mitad del 2022, con una cláusula de rescisión de 25M de dólares. Sin embargo, podría irse por menos de eso siempre y cuando los números le cierren a Boca y, por supuesto, al jugador. Se sabe: debido a la crisis mundial por la pandemia, resultaría extraño que los clubes europeos realicen grandes erogaciones de dinero, aunque más llamativo aún sería que los argentinos pueden darse el lujo de retener a sus figuras. En Boca, igual, todo puede pasar, aunque Ameal advirtió que “no hay jugadores intransferibles”.

Andrada es, para muchos, el mejor arquero del continente. Incluso para Lionel Scaloni, el director técnico de la Selección, que lo tiene entre sus preferidos. En el Xeneize, Sabandija atajó 66 partidos y en 42 terminó con la valla invicta. Y en 2019 batió el record de imbatibilidad en Boca: 1129' sin que le conviertan goles. Una marca extraordinaria para un jugador top.




De continuar el Flaco, Boca tendrá arquero titular para rato. Y el gran interrogante se trasladará al banco de suplentes, ya que Marcos Díaz queda(ría) libre a mitad de año y todavía no hay precisiones acerca de su futuro. ¿El motivo? Son varios, en realidad. Si es por rendimiento, el ex Globo pareciera haberse ganado un lugar por lo hecho en los tres partidos que atajó este año debido al esguince de rodilla de Andrada: contra el Rojo de local (Olé lo calificó con nueve puntos), Talleres en Córdoba (clave para iniciar desde el arco las dos contras que derivaron en goles) y Atlético en la Bombonera (casi no tuvo trabajo).



Marcos tiene 34 años y está muy cómodo en el Xeneize. Si fuera por él, hoy mismo firmaría la renovación. Pero por ahora, todo es incertidumbre. El domingo, cinco días después de que FIFA aconsejara la prorrogación automática de todos los contratos que se vencieran este 30/6 (hasta el final de la competencia en curso), el director legal de la misma entidad, Emilio García Silvero, aclaró que la “la FIFA no está ni estará por encima de la legislación de ningún Estado” y que solamente dio “recomendaciones para que exista una homogeneidad”. ¿Y ahora?

La situación es compleja. Porque hasta tanto no haya definiciones en ese sentido, ni Boca ni ningún otro club del mundo podrá tomar decisiones con respecto al armado de su plantel. En el Xeneize, para colmo, son varios los jugadores que deberían renovar: Díaz, Tevez, Soldano y Alonso. Y Zárate tiene una cláusula que le permite partir en caso de desearlo. “No vamos a hablar con nadie hasta tanto no tengamos un panorama más claro sobre qué es lo que va a ocurrir”, insistió Ameal. Dato no menor: Javier Bustillos y Federico Abadía, cuarto y quinto arquero del plantel (3º está Roffo y Lastra alterna en el banco de Reserva), también quedarían libres ahora.



Algo parecido a lo de Díaz ocurre con Agustín Rossi en Lanús. El ex Boca se incorporó al Grana a mediados de 2019, firmó a préstamo por un año y enseguida se convirtió en pieza clave del equipo. Le marcaron 31 goles en 33 encuentros, pero fue el mejor en la mayoría de los partidos. Nicolás Russo, presi de Lanús, ya adelantó que la idea es que Agustín siga un tiempo más en el club, aunque su continuidad no es tan sencilla: la cesión no incluye opción de compra y la cláusula de salida de Rossi está valuada en diez millones de dólares. Nicola, incluso, blanqueó que tuvo una charla con Ameal para ver si existe la posibilidad de renovar el préstamo del ex Chacarita y Estudiantes.



“Le planteé que nosotros tenemos ganas de que Rossi siga en Lanús, pero Jorge me dijo que no es un tema que hayan analizado todavía, que dependerá mucho de la transferencia (o no) de Andrada. Para nosotros, Agustín es un arquero de selección”, explicó Russo en diálogo con Continental.

Y amplió: “Esto yo ya lo había hablado con Angelici: si Boca hubiera necesitado al jugador porque transfería a Andrada, Lanús se lo hubiese dado aunque esa cláusula no figurara en ninguna parte del contrato. Y lo mismo ocurriría ahora: si el jugador renueva contrato con nosotros y Boca lo precisa en algún momento, asumiríamos el compromiso de dejarlo ir”. Otro detalle: si el Xeneize transfiere a Andrada, el Grana percibirá un porcentaje sobre el valor total de la operación en concepto de Mecanismo de Solidaridad, una figura similar a los Derechos de Formación.




La intención de Boca, claro, es seguir contando con Andrada durante todo el tiempo que sea posible, y que detrás de Sabandija Miguel pueda contar con un arquero con experiencia y en condiciones de reemplazarlo en caso de lesión, suspensión o convocatoria a la Selección. Y ahí habrá que ver si Díaz o Rossi ganan la pulseada.

El arco, por ahora, sigue en buenas manos.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?