Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

Boca ya prepara el partido con el que cerrará el grupo de la Copa que lo tiene clasificado primero.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
19 de octubre de 2020
ole.com.ar
Pese a eso, el DT maneja una idea: poner lo mejor posible ante los venezolanos. Mirá por qué...

Los amistosos ante Argentinos, Arsenal y Estudiantes de Río Cuarto sirvieron para probar variantes de todo tipo y para que la totalidad del plantel sume minutos de fútbol. Hasta Sebastián Villa, quien volverá a ponerse la camiseta de Boca en poco tiempo a pesar de la decisión deportiva que hoy pesa sobre él, tuvo su tiempo en cancha. Pero ahora, se acerca un nuevo partido oficial: el que cerrará el grupo de la Copa Libertadores que a Boca ya lo tiene clasificado como primero. Sin embargo, pese a eso, este jueves, ante Caracas, la idea de Miguel Russo es poner lo mejor posible.



El técnico entiende que un encuentro por los puntos será la chance de volver a reunir a los titulares y así volver a darle rodaje a todos juntos en la Bombonera, ya que en los amistosos fue alternando formaciones. De esta manera, además, al equipo le servirá el choque de Caracas como preparación para el arranque del torneo, que tendrá a Boca enfrentando a Lanús, el domingo 1 de noviembre (a confirmar).

De esta forma, Russo también empezará a darle vuelo a sus 11 de base para cuando el Xeneize deba enfrentar los octavos de la Copa, que se disputarán entre el 24 de noviembre y el 3 de diciembre (el sorteo de los cruces se realizará este viernes 23 de octubre). Así, entre este partido ante Caracas y los primeros por la Copa de la LPF, Miguel tendrá una buena puesta a punto (por la exigencia y la formalidad) para el gran objetivo del año, que sigue siendo la Copa. De hecho, en el momento que ambos campeonatos se superpongan, Boca priorizará siempre la Libertadores.

Hasta ahora, el entrenador fue rotando en las formaciones que puso en estos partidos para mantener el ritmo de competencia. Sin embargo, fue probando algunas variantes puntuales, como la presencia de Cardona en el lugar que por ahora deja vacante Villa (aunque moviéndose en la posición de enganche) o de Wanchope Ábila, como alternativa para Franco Soldano. En ese sentido, contra Caracas deberá definir cuál es su dupla central titular (si es Zambrano con Izquierdoz o la tradicional de Licha López con el Cali) y también quién será el cuarto volante: si Maroni, Obando o el propio Edwin.

También deberá resolver qué hace con Jorman Campuzano, quien acumula dos tarjetas amarillas en la fase de grupos de la Copa y que, de recibir una más ante Caracas, quedará suspendido para el primer partido de octavos. Ahí habrá que ver si Miguel lo cuida para evitar de plano esa situación o si lo hace jugar igual con ese riesgo.

En el camino de estos partidos de preparación, el Xeneize tuvo una baja sensible en sus variantes de ataque, que es la de Mauro Zárate. El delantero volvió a sufrir otra lesión muscular, esta vez de grado II en el isquiotibial izquierdo. Por eso, estará tres semanas para recuperarse de este desgarro y se perderá el choque ante Caracas y el inicio de la Copa de la LPF. De este modo, otra vez le tocará arrancar desde atrás.

Mientras tanto, tras el amistoso de este sábado ante Estudiantes de Río Cuarto, el plantel volvió a entrenarse este domingo en el predio de Ezeiza para iniciar así otra semana de Copa Libertadores. Y Boca, parece, no sólo quiere seguir con su invicto en la era Miguel, sino que buscará ante los venezolanos sumar la mayor cantidad de puntos posibles para seguir su sueño rumbo a la Séptima.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?