Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El Toto es el jugador del momento en Boca: tiene una racha goleadora que cualquier 9 envidiaría y, ante los sondeos de Europa, él y el club ya marcaron postura.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
23 de septiembre de 2020
ole.com.ar
Ah, de yapa, Scaloni lo citará para jugar en la Bombonera...

"¿Cómo vamos a dar a préstamo a la figura del equipo". La respuesta que nace desde el club, primero, tranquiliza al hincha. Y luego, inmediatamente, valoriza al protagonista. Eduardo Salvio, de él se trata, no se va. Pero no se va, puesto en contexto, porque es lo que es: el jugador del momento en Boca. Ni Carlos Tevez por su jerarquía y la capitanía. Ni Esteban Andrada por sus manos de tenaza y su nivel de arquero top. Toto. La gran esperanza azul y oro ahora es Toto. Por la forma en la que deslumbró en Paraguay con dos goles para mostrar que Boca está así, como él, sano y Salvio. Pero también, por su categoría de jugador "europeo" y su identificación con los colores.

"El Toto es de Boca y de Boca no se va", sería el hit que se escucharía en la Bombonera si los partidos se jugaran con público. No se va, además, porque no quiere, algo que ya le dijo a todo su círculo más íntimo. No se va porque su objetivo es seguir cumpliéndole sueños a la Tota, su mamá, más fana que él. No se va porque su deseo está claro: después de arrebatarle la Superliga a River, ahora busca sacarle la corona de ser el último equipo argentino campeón de América. No se va porque Salvio, en definitiva, tiene la Séptima en la mira. Al punto que es el goleador del equipo de Russo en la Libertadores, con dos dobletes en los últimos dos partidos.



"No me gustan las comparaciones, pero Salvio tiene cosas parecidas a mí. Es un jugador de jerarquía". (Claudio Caniggia)

Y no sólo eso. ¿Qué al equipo le falta un nueve? ¿Que Riquelme en este tiempo estuvo buscando un goleador de jerarquía? ¿Que Boca preguntó por Guido Carrillo, por Jonathan Calleri, por Silvio Romero y hasta estuvo mirando de reojo el futuro de Edinson Cavani? Anoten, anoten: Salvio suma nueve goles en nueve partidos en lo que va del 2020. Pero además, convirtió en seis de los últimos siete encuentros que disputó. Es decir, casi casi una marca Palermiana. O del Pipa Benedetto, por citar al último capocannoniere en azul y oro. Lo que Tevez ya no puede ofrecer, lo que Soldano no aporta en el área, lo que Wancho y Zárate no brindan por falta de continuidad, lo asegura él. Decisión, oportunismo, olfato, contundencia. Y hasta ya prometió cómo festejará el próximo: ¿será este jueves ante el DIM?

Pero si el Toto es de Boca y de Boca no se va, además de todo, es porque jugando en el club del que es hincha también puede llegar a la Selección. De hecho, estará en la próxima lista de Lionel Scaloni para el arranque de las Eliminatorias. Es decir, volverá a jugar con Messi, como en el Mundial 2018. Y encima, de arranque, en la Bombonera, el 8 de octubre ante Ecuador. No es la primera vez que Toto es llamado por el actual DT del equipo nacional: ya lo había citado para dos amistosos (Irak y Brasil) en el 2018, cuando todavía estaba en el Benfica. Pero después, nunca más había sido convocado. Es decir que éste será el primer llamado siendo jugador de Boca.

Por algo es que Claudio Paul Caniggia, un referente histórico de la Selección, no sólo lo candidateó para el equipo nacional sino que hasta le hizo un elogio muy particular. "No me gustan las comparaciones, pero Salvio tiene cosas parecidas a mí. Es un jugador de jerarquía", dijo Cani, el Pájaro, el hijo del Viento, el mejor socio vestido de celeste y blanco que tuvo un tal Diego Armando Maradona Tremendo.



Así, después de superar esa racha de lesiones y de molestias físicas en el inicio de su ciclo en Boca que terminaron por condicionarlo y hasta no lo dejaron llegar en las mejores condiciones a partidos claves, como la semifinal de la Libertadores con River en 2019 por caso (recién pudo ser titular en el choque de vuelta, pero no estaba al 100%), Salvio hoy disfruta de su presente más feliz en el Xeneize. Por ser pieza clave del campeón, pero también, por ser la figura del equipo que mañana, ante el DIM, buscará en Medellín asegurar la clasificación a los octavos de la actual edición de la Copa. Si Russo aún tiene algunas dudas, no son justamente por su banda.

A préstamo no. Y por venta, tampoco. "Si nos ofrecen 15 millones de euros, recién ahí lo pensaríamos", dicen en el Consejo de Riquelme, el máximo ídolo del Toto hincha. Así, la chance de irse al fútbol de Turquía, una liga menor, se esfumó rápidamente. A Salvio sólo hoy lo mueve su corazón. Y se queda en casa. En Casa Amarilla.



Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?