Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

En tono de broma, Carlitos se refirió a su pequeña racha sin convertir y no quiso saber nada con la chance de jugar de 9.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
09 de octubre de 2020
ole.com.ar
Aunque la siguió rompiendo, su último grito fue con el Lobo, hace más de siete meses...

Changüí tiene y de sobra. Por lo hecho en sus casi 20 años de carrera, pero más aún por el tremendo nivel que mostró en este primer semestre del 2020. Carlos Tevez fue el líder futbolístico y espiritual de un Boca que corrió de atrás hasta la última fecha y se sacó el gusto de sacarle el título a River en el tiro del final, cuando muchos ya lo daban por muerto. Carlitos, que venía de meter cuatro goles en cuatro partidos, metió el gol del campeonato contra el Gimnasia de Diego y le sacó lustre (y óxido) a su chapa de ídolo del club.



Sin embargo, el Apache no se conforma. Siempre va por más. Porque si hay algo que caracteriza a los cracks, además de su talento, es su espíritu para no darse en las malas ni tampoco rendirse en las buenas. Ahora, la nueva preocupación del 10 es su falta de gol, ya que en estos cuatro partidos de la era post pandemia no tuvo posibilidades de mojar. O, mejor dicho, no las concretó.

“¿De 9? Nah, si no le hago un gol a nadie”, respondió con una sonrisa el capitán en medio de un vivo de Instagram junto al humorista Santiago Domínguez, más conocido como el Mazi, amigo de Carlitos y ex líder del grupo Los Americones. Tevez no participó de los amistosos del miércoles contra Argentinos por decisión del cuerpo técnico, que prefiere no sobrecargarlo tanto de minutos y tenerlo siempre listo para los compromisos más relevantes. En un partido lo reemplazó Walter Bou y en el otro, Mauro Zárate. Pero Russo tiene claro quien es el dueño del puesto.

A Carlitos, es cierto, el gol se le viene negando hace rato. Si bien no hubo fútbol, ya pasaron siete meses desde su último festejo. Luego, fue de lo mejorcito del equipo pero terminó en cero con el DIM y Libertad, tanto de local como fuera de casa. Con los colombianos, por ejemplo, participó en el borde del área en la jugada del 1-0, condujo los avances del equipo con claridad y tuvo varias chances para convertir que no terminaron adentro por mala puntería en la definición o por buenas atajadas del arquero Mosquera.

Frente a Libertad, en la vuelta del parate, el Apache otra vez fue el mejor detrás de Eduardo Salvio, el goleador en esta fase de la Copa. Dilapidó un mano a mano, pero otra vez fue el guía en ataque y por momentos hasta se movió como falso 9, clavadito entre los centrales, arrastrando marcas y generando espacios para las apariciones por sorpresa de sus compañeros.

Y en Medellín fue directamente la figura: dejó dos veces a Salvio mano a mano con el gol y casi moja con un remate desde afuera y un rebote dentro del área que se le fue por arriba. También aportó asistencias asistencias de lujo Bou y Pol Fernández, pero no se pudo sacar la mufa. Con Libertad acá, por último, fue quien más mereció celebrar. Definió al cuerpo del arquero en la más clarita de la noche y luego se dedicó a servirles goles a Soldano y Campuzano.

Tevez, igual, no desespera. Sabe que estuvo cerca del gol y que su aporte igual resultó clave para que Boca pudiera clasificarse a octavos como líder del grupo cuando todavía resta una fecha para concluir la zona de grupos. Pero Carlitos tiene objetivos grupales y personales que no quiere dejar de cumplir. Por ejemplo, meterse en el top 10 de los máximos goleadores de la historia de Boca, una meta que pareciera estar tan lejos. Hoy suma 85 gritos (está 13º) y tiene que llegar a 92 para alcanzar la marca de Riquelme. Además, esta quinto en la lista de artilleros del club en copas internaciones y con seis goles más compartirá el tercer escalón del podio con Román.

Para el Apache, que ya metió 300, el gol más importante es el que está por venir. Y espera que sea pronto.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?