Menu Cerrar menu
Club de fans de Riquelme
¿Cuánto sabes de Riquelme?

El Apache dio una señal de alerta por los constantes cambios de esquema y de nombres, con un claro destinatario.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
29 de marzo de 2021
ole.com.ar

Acá te contamos qué está pasando en Boca...

"Me intranquiliza no encontrar el equipo". No fue una declaración de guerra. No hubo bombas como en otros tiempos con otros entrenadores. Simplemente pareció una percepción, una declaración de cierto malestar interno, íntimo, que siente él como capitán y líder de este Boca que en 2021 no termina de encontrar el rumbo y se ve en la tabla de posiciones afuera de los cuatro que clasifican a la etapa decisiva. Pero sí fue una señal de alerta encendida a tiempo, durante la marcha, a la que habrá que prestarle atención y seguir de cerca su evolución. De Carlos Tevez para Miguel Angel Russo. Para nadie más.

El Apache no hizo otra cosa que poner en su boca lo que es evidente desde que comenzó la actual Copa de la Liga. A partir de una serie de malos resultados, Russo se vio con la soga al cuello y dejó de lado su idea de conformar un equipo de memoria para empezar a ajustar piezas y cambiar de una fecha a otra para levantar. Así, en apenas ocho partidos fueron cuatro esquemas (4-4-2, 4-3-3, 4-1-4-1 y 3-4-3) y una sola vez repitió la formación. ¡Un equipo sin memoria!

Esa flexibilidad puede considerarse una virtud en un primer momento, porque en vez de morir en la suya buscó el DT alternativas para salir adelante y hallar el equipo antes de la etapa definitoria del torneo y del inicio de la Copa Libertadores. Pero evidentemente el exceso de cambios puede convertirse en un boomerang, si no les sienta cómodo a los futbolistas. "No encontramos la facilidad para jugar bien", lo definió Tevez luego del empate ante Independiente.

La diferencia es notoria con el modelo que ganó la Superliga 19/20. Porque en ese momento Russo heredó el equipo de Gustavo Alfaro, lo acomodó a su gusto y luego tocó lo menos posible camino hacia la vuelta olímpica que tuvo a Carlitos como figura indiscutida y goleador, con estadísticas que se comparaban con los mejores años de su carrera en el fútbol europeo.

"Miguel sabe donde me gusta jugar y me hace jugar ahí. Mucho tiene que ver él en este presente, me da la libertad para jugar donde me siento cómodo. Russo me está sacando bueno de vuelta", decía el 10 en ese momento en el que jugaba con Franco Soldano como compañero de ataque y no estaba atado a la posición de centrodelantero.

Ahora, en cambio, Boca no logró despegar y Tevez tampoco, entre el parate por la muerte de su papá, la decisión de Russo de ponerlo de nueve, la falta de funcionamiento del equipo y los constantes cambios. Y así, con ese combo, Carlitos cambió sus sonrisas pícaras por la seriedad y el fastidio.

El puesto en el que está jugando es otra cuestión en sí misma que no le simpatiza demasiado, tal como lo dejó claro en varios momentos de su carrera, aunque luego del empate en el clásico eligió no confrontar con ese tema y gambeteó una respuesta polémica: "Yo juego donde Miguel me pone y uno se adapta a lo que el equipo necesite”.

Claro, con Campuzano en bajo nivel y sin Edwin Cardona, el problema es que a Carlitos la pelota no le llega y termina tirándose atrás para recibir, con lo que el equipo juega sin nadie por el centro del ataque.

Pero en parte también parece ser víctima del sistema y de la falta de un equipo consolidado. Por eso no dudó en remarcarlo en público. "Está fastidioso con todo eso", le dijo a Olé una persona que lo conoce bien, en relación a los cambios constantes y al dibujo táctico. Y, como el Apache nunca tuvo dos caras, lo dijo con una mirada crítica...

Así, las diferencias de apreciación quedaron a la vista. El técnico apuntó una semana atrás a los bajos niveles individuales y trató de ingenuos a los jugadores. Mientras que el capitán ya se sabe que señaló como causa "no encontrar el equipo". Es decir, Russo fue contra los jugadores y Tevez contra Russo. El huevo y la gallina. ¿Qué fue primero?



Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
¿Cuánto sabes de Riquelme?